Cómo debes cuidar tu cabello en cada entrenamiento

Salimos bien preparadas a correr pero, ¿y nuestro pelo? ¿Debe sufrir más de lo necesario en nuestros entrenamientos? Si no lo cuidas, en cuestión de días estará seco y sin vida.

Linda Sansegundo

Cómo debes cuidar tu cabello en cada entrenamiento
Cómo debes cuidar tu cabello en cada entrenamiento

El equipo de CORREDOR\ sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de las ventajas de hacerte prémium, suscríbete a nuestra web aquí (el primer mes es gratuito*).


Igual que te cuidas por dentro a través de la alimentación e hidratación, preparas tus músculos y articulaciones con estiramientos, ejercicios de movilidad y recuperación, te pones protector solar... también debes seguis unos cuidados y rutina en tu cabello para que la rutina del deporte no acabe dejándolo seco y sin vida.

DECÁLOGO PARA CUIDAR TU CABELLO

  1. Fuera coletas y trenzas tirantes. El pelo tiene movimiento y vida propia y si lo mantenemos demasiado tiempo aprisionado lo someteremos a una tensión innecesaria que acabará por debilitarlo.
  2. Si salir a correr forma parte de tu rutina diaria, recurre a cintas, diademas, pañuelos o gorras para mantener tu pelo recogido pero con libertad. Además, en invierno protegerás tu cabeza del frío al tiempo que apartas el pelo de tu rostro.
  3. Tanto las altas como las bajas temperaturas son otro importante enemigo capilar, que parte, quiebra, encrespa y deshidrata nuestro cabello. Así que ya puedes incluir en tu lista de la compra un buen spray antifrizz (para evitar un look fosco) y un protector térmico (hay toda una gama de fórmulas desde los sprays a las texturas oleosas o gelatinosas).
  4. Somos conscientes de que el ejercicio implica sudor y más lavados, pero si llevas algo de color en el cabello y no quieres que los pigmentos se desgasten, intenta sustituir alguna que otra vez el champú habitual por el seco.
  5. Lávate el cabello a diario si lo necesitas pero con champús profesionales. Sabemos que son más caros que los que tienen en supermercados o parafarmacias pero agreden menos la fibra capilar ya que contienen menos ceramidas, parabenos y glicerinas. Y al final no resultan tan caros como parecen ya que necesitas mucha menos cantidad debido a su eficacia.
  6. Utiliza mascarillas ultra ligeras y purificantes una o dos veces por semana.
  7. Es recomendable que apliques de vez en cuando aceite de Argán en puntas y medios tras el lavado. No sólo nutrirás el pelo sino que servirá como protector térmico durante tus carreras o si decides peinarte con plancha o tenacilla.
  8. Si eres de las que no pueden pasar sin su toque de laca o cera para dar forma a tu peinado, opta por lacas muy suaves que se eliminen con un ligero cepillado y por ceras con texturas terrosas, que además neutralizarán mejor la grasa y el sudor del cuero cabelludo.
  9. Igual que invertimos en unas buenas zapatillas o en ropa deportiva inteligente, pásate por la peluquería mínimo cada tres meses y regálate un tratamiento como puede ser un baño de colágeno que hidrate en profundidad.
  10. Y sobre todo, aunque resulte lo más evidente, hazte un buen corte que te facilite el peinado y la vida y ¡que no te haga sudar aún más la camiseta! 
El 45% de los deportistas sólo se protege del sol en verano

Relacionado

7 errores que estás cometiendo con el protector solar

Cuidados de la piel durante el confinamiento

Relacionado

Cuidados de la piel durante el confinamiento