Consejos para salir a correr con tu bebé

La postura y el tipo de carrito son dos puntos clave para salir a correr con tu bebé.
Noelia Hontoria -
Consejos para salir a correr con tu bebé
Los carritos para salir a correr tienen tres ruedas en lugar de cuatro.

Si has sido madre o padre recientemente y quieres retomar cuanto antes la actividad física, es posible que te encuentres con el problema de no tener con quién dejar a tu hijo durante el entrenamiento. Tienes la opción de salir a correr con tu bebé, algo que, lejos de ser negativo, te aportará beneficios como mejorar tu resistencia y ayudarle a relacionarse con el deporte desde bien pequeño.

Apunta estos consejos para salir a correr con tu bebé

Seguramente, lo primero que te planteas es a qué edad puedes empezar a correr con tu bebé. Los expertos desaconsejan practicar esta actividad en los primeros meses, debido a que una intensidad demasiado alta puede no favorecer al pequeño. En todo caso, a partir de los 6 meses ya puedes incorporarlo a tu rutina deportiva.

Otro aspecto importante es que el carrito del bebé debe ser especial. Los que están diseñados con este propósito tienen tres ruedas, más grandes que las normales, e incluyen la posibilidad de bloquear la rueda delantera para tener más estabilidad y evitar giros incontrolados. Dicha estabilidad también se la dan las ruedas traseras que, además de ser más grandes, deben estar muy separadas para asegurar el equilibrio.

En cuanto al manillar, busca uno que pueda ajustarse a tu altura, así evitarás lesiones indeseadas. Por último, recuerda que en el carro tienes espacio para almacenamiento. Puedes quitarte la mochila de la espalda y eliminar peso para correr más y mejor. También intenta llevar en el carrito el agua, la comida y todo lo necesario para tu travesía.

Consejos para salir a correr con tu bebé

Existen carritos especiales para salir a correr con tu bebé

Pasamos ahora al punto sobre cómo correr empujando un carrito de bebé. Hay algunos factores que te pueden ayudar a hacerlo correctamente, pues este ejercicio también tiene su propia técnica.

  • Es importante que mantengas el manillar lo más pegado posible al cuerpo e intenta mantener los brazos flexionados. De este modo, los hombros y las lumbares se cargarán menos y evitarás lesionarte, además de tener un mayor control sobre el carrito.

  • No busques ganar velocidad, obviamente es complicado cuando llevas a tu bebé contigo y no querrás que pueda marearse o estar incómodo. Da prioridad a la resistencia por encima de la velocidad. Puedes jugar con desniveles de terreno, pendientes, distancias…

  • Por último, entrena, entrena y entrena. Al igual que lo haces cuando vas sin carrito, cuando decides salir a correr con tu bebé también debes mantener la constancia para mejorar tu rendimiento y tu técnica, pues tener un hijo no es un inconveniente para seguir moviéndote.

También te puede interesar

Alimentos naturales y sanos, que te ayudan como mujer y pueden mejorar tu rendimiento físico y mental como corredora.

Te recomendamos

Con un nuevo look y nuevas características de rendimiento, la versátil y polifacética...

Más amortiguación en cada paso...

Descubre una de las zapatillas con más amortiguación del mercado...

Así son las Spire 3 de 361º, unas zapatillas que aportan máximo confort y con una gra...

La zapatillas más polivalente de New Balance...

El calcetín alto compresivo cada vez más de moda...