Lo que dice la ciencia de entrenar en ayunas

Si realmente queremos entrenar "vacíos de glucógeno” deberíamos realizar el día anterior una sesión de al menos 2 horas de ejercicio continuo o intermitente, y no ingerir hidratos de carbono de reposición después del entrenamiento, así al levantarnos por la mañana estaríamos técnicamente "vacíos" de glucógeno tanto en el tejido hepático como en el muscular.
Redacción Corredor -
Lo que dice la ciencia de entrenar en ayunas
Lo que dice la ciencia de entrenar en ayunas

Cada día hay más gente que se decide a entrenar en ayunas. EL boca a boca de que es un método que fuciona a la hora de ganar la batalla en la báscula es lo que está consiguiendo que cada vez sean más los que salen de casa a hacer sus kilómetros de running sin hacer probado bocado. ¿Pero realmente es eficaz para perder peso salir de casa a correr sin desayunar? ¿Pueden ser peligrosos para nuestra salud este tiempo de running en ayunas?

Para saber lo que dice realmente la ciencia sobre esta práctica, hemos consultado con uno de los más prestigiosos fisiólogos de España, el Dr. José López Chicharro, catedrático de fisiología de la Universidad Complutense de Madrid, médico especialista en Medicinad el deporte y fundador de "Exercise Physiology & Trainning; www:fisiologiadelejercicio:com:

"Efectivamente entrenar en ayunas es una modalidad de entrenamiento que ha ganado popularidad, especialmente entre los corredores. Técnicamente llamamos estar en ayunas al hecho de no haber ingerido alimentos, ni líquidos ni sólidos, durante al menos 8 horas. Este es el estado en el que se desarrolla habitualmente el entreno en ayunas, y suele corresponder al momento en el que nos encontramos por la mañana al levantarnos después del periodo nocturno de sueño.

Durante la noche, seguimos consumiendo hidratos de carbono para abastecer de energía a nuestras células y, dado que no ingerimos alimentos, los hidratos de carbono utilizados serán fundamentalmente los almacenados en hígado, pudiendo descender hasta un 60 % Se reservas. Entonces, si corremos al levantarnos por la mañana sin desayunar, habiendo cenado normalmente la noche anterior, no estaremos "vacíos" de hidratos de carbono (glucógeno), sino que nos quedarán reservas en el hígado, y prácticamente todo el glucógeno muscular, cuyos depósitos son hasta 4 veces mayores que los hepáticos y que no se consumen con una noche sin ingerir alimentos. **Si realmente queremos entrenar "vacíos de glucógeno” deberíamos realizar el día anterior una sesión de al menos 2 horas de ejercicio continuo o intermitente, y no ingerir hidratos de carbono de reposición después del entrenamiento, así al levantarnos por la mañana estaríamos técnicamente "vacíos" de glucógeno tanto en el tejido hepático como en el muscular. **

Por lo tanto lo que podriamos concluir es que hay una diferencia sustancial entre entrenar en ayunas con los depósitos de hidratos de carbono musculares conservados y los del hígado al 40%, respecto a entrenar con ambos depósitos vacíos de glucógeno. Habitualmente, se realiza entrenamiento en ayunas en el primero de los escenarios que hemos comentado; hacerlo con las reservas de glucógeno realmente vacías no es nada agradable y hay que tener muy cuenta además que suele ser muy mal tolerado por la mayoría de los corredores".

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La adidas Ultraboost 20 será la que le acompañará en los entrenamientos más duros....

La solución la tienen las prendas X-Bionic Twyce 4.0 y EFFEKTOR 4.0...

Aprendamos a tratar y prevenir las lesiones del ligamento cruzado anterior, una de la...

Es el aire que respiramos (y en el que entrenamos). Si te preocupa el medio ambiente,...

Saucony estrena tecnología de amortiguación con la Triumph ...

Asics rehace la Nimbus para que todo sea más suave y lujoso....