¡No corras!

Al borde del abismo. Sin salud, sin motivación. Salta... la alarma. El organismo suplica un poco de cariño. Pero tranquilo; cuando quieres iniciarte en el apasionante mundo del atletismo popular o reengancharte a los domingos con dorsal tras una larga temporada ausente, lo primero que debes hacer es… no dar ni una sola zancada.
Alberto Hernández
¡No corras!
También te puede interesar

Suelen ser algo habitual entre los corredores, especialmente en aquellos que realizan entrenamientos o carreras de larga distancia.