¿Qué es el calentamiento dinámico?

El calentamiento es importante para preparar al cuerpo para la actividad física, pero es preferible optar por el dinámico.
Noelia Hontoria -
¿Qué es el calentamiento dinámico?
Dar pasos hacia delante mantenimiento la rodilla en un ángulo de 90º es un ejemplo.

Probablemente, siempre calientas antes de hacer deporte, pero ¿lo estás haciendo bien? Debes tener cuidado con el tipo de calentamiento al que recurres, ya que hacerlo de manera inadecuada te puede llevar a una lesión, tanto antes como durante la actividad física. Una de las mejores opciones es el calentamiento dinámico.

Qué es el calentamiento dinámico y en qué consiste

El calentamiento dinámico es el conjunto de ejercicios que te permiten preparar el cuerpo para hacer deporte. Se denomina así porque su objetivo prioritario es aumentar la temperatura del cuerpo, propiciar que el ritmo cardíaco aumente y que la sangre fluya más libremente.

A pesar de formar parte de la rutina de millones de deportistas, el calentamiento ha sido cuestionado en los últimos tiempos. No obstante, actualmente se señala hacia el calentamiento dinámico como la opción más adecuada para acondicionar el cuerpo antes de ejecutar los ejercicios seleccionados. En cambio, el calentamiento estático suele ser más apto para la fase postentreno, cuando lo que necesitas es enfriar los músculos y las articulaciones tras el esfuerzo al que han sido sometidos.

Diferencias entre el calentamiento dinámico y el calentamiento estático

¿Qué es el calentamiento dinámico?

5 o 10 minutos de trote suave nos puede servir como entrenamiento dinámico.

La diferencia principal es el movimiento. El calentamiento estático está formado principalmente por estiramientos, una práctica que puede conducir a lesiones al trabajar los músculos en frío. Además, estos también pueden provocar la pérdida de flexibilidad y potencia, que es el resultado contrario de lo que pretendes conseguir.

Como ya hemos dicho, por su parte, el calentamiento dinámico es un tipo de ejercicio suave que puedes llevar a cabo antes del entrenamiento habitual para favorecer la fluidez de la sangre y aumentar la temperatura corporal. De esta forma, puedes evitar daños en las articulaciones, relajar los músculos, acelerar los impulsos nerviosos y, por consiguiente, aumentar tu rendimiento físico.

Ejemplos de calentamiento dinámico

Un buen ejemplo de calentamiento dinámico es el trote suave durante unos minutos. Puedes comenzar caminando e ir subiendo la intensidad, siempre que termines de manera explosiva. Recuerda que con el calentamiento no buscas hacer cambios bruscos de intensidad ni trabajar la potencia.

Si no tienes espacio para correr, también puedes realizar saltos de rodilla, es decir, pequeños botes en el sitio subiendo las rodillas todo lo que puedas; o talones a los glúteos, que sería justo el punto contrario, ya que con este ejercicio trabajas el salto inverso, y que consiste en llevar los talones a los glúteos. Basta con realizar cada ejercicio durante 30 segundos.

Con apenas 5 o 10 minutos de calentamiento dinámico puedes preparar el cuerpo para la actividad física. Recuerda que, cuando termines, necesitarás enfriar los músculos mediante una rutina de estiramientos.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

Necesitas sólo 12 semanas de dedicación específica para cumplir con tu objetivo y bajar de los 40 minutos en 10 kilómetros.

Te recomendamos

Si te duele la parte posterior de la rodilla puede que tu problema se llame "tirón de...

La Ultraboost mejora todas sus partes resultando perfecta para hacer kilómetros...

¿Y si la clave para correr mejor estuviera en el ahorro?...

La FuelCell 5280 es la zapatilla a la que New Balance le ha aplicado una placa de fib...

Las Super Cross y las Storm Viper tendrán edición especial para los 20 kilómetros de ...

Perfecta adaptación, firme y rápida para hacer los kilómetros que quieras es el resul...