Fermín Cacho: “Quiero acercarme a las tres horas en Sevilla y después regresar al 1.500 para batir el récord mundial de mi categoría”

El campeón olímpico, que lleva meses encadenando buenos entrenamientos, afronta un 2020 repleto de interesantes objetivos.
Alberto Hernández
Fermín Cacho: “Quiero acercarme a las tres horas en Sevilla y después regresar al 1.500 para batir el récord mundial de mi categoría”
Fermín Cacho en el Zurich Maratón de Sevilla 2019 | soycorredor.es

Marcamos su número para ver qué tal le van las cosas en su público duelo con Fílipides y nos suelta un bombazo, un regalito de Navidad: ¡Vuelve a la prueba que le convirtió en mito! Un Fermín pletórico, bromista, de honestidad brutal. La misma soltura en desenvolverse que aquella noche de agosto en la que se instaló para siempre en el iconograma sentimental del deporte español. Han pasado 27 años… Y parece que fue ayer.

Zurich Maratón de Sevilla, primera parada. ¿Cómo atacarás tu segundo intento en los 42,195 km? Imaginamos que sentirás mucha incertidumbre, teniendo en cuenta que el año pasado te viste obligado a retirarte al paso por el medio maratón.

Gracias, eres muy majete por recordármelo (risas). La verdad es que soy extremadamente competitivo y desde el mismo momento en el que retiré empecé a planear mi venganza. Porque como comprenderás, esto no va a quedar así… ¡Que soy campeón olímpico, coño! Vale, en otra distancia, pero es igual, hablamos de atletismo. Me he cuidado más esta vez, llevo desde octubre rodando largo, las series me salen bastante bien… Últimamente he hecho varios test de 10 km yo solo y puedo manejarme sin problemas a un ritmo medio de menos de cuatro minutos el kilómetro. En enero quiero hacer una media maratón sobre una hora y veinte minutos.

Series, rodajes… No has mencionado cuestas, ni gimnasio o circuitos metabólicos. Todos los entrenadores dicen que la fuerza es fundamental: ¿Cómo la trabajas?

¿La verdad? No la trabajo. Mira, todo está inventado. Correr es correr. No quiero ponerme cachas. Cuando era profesional iba al gimnasio obligado pero ahora ni lo piso. Sé lo que estás pensando… que siendo embajador de Go Fit no es muy políticamente correcto decir esto, pero no me gusta mentir. Son deportes diferentes. Apoyo a todos esos corredores populares a los que no les gusta trabajar la fuerza. Cuestas, de vez en cuando, si el sitio por el que corro tiene, aprovecho y trato de subirlas deprisa. Respecto a los circuitos, con burpees, planchas abdominales, flexiones de brazos... A mí me gusta correr, no el circo.

Antes del maratón quiero hacer una tirada larga de 35 km a ritmo de competición

¿Cuál es la distancia más larga que has recorrido preparando este maratón?

Hace poco estuve en Soria y fui al Monte de Valonsadero con Abel Antón para hacer un rodaje de 32 km. Unas pequeñas molestias en el isquio de la pierna derecha me impidieron hacerlo entero; llegué a los 28. Antes del maratón quiero hacer una tirada larga de 35 km a ritmo de competición.

¿Eres de los que incluyen kilómetros de calentamiento antes de los rodajes?

Ni de las series, eso era antes. Siempre creí que el calentamiento está sobrevalorado. Es de cajón que cuanto menos hagas más energías ahorras para lo que importa, el entrenamiento y la competición. Me muevo un poco, tres o cuatro minutos, hago unos estiramientos, un par de rectas y… ¡A correr!

Antes mencionabas a Abel Antón, tu gran compañero de batallas. En su día él declaró que rodabas a menudo con él y lo hacías a un nivel altísimo. Teniendo en cuenta lo bien que ibas en cross y en asfalto, ¿por qué no te planteaste alargar tu carrera deportiva corriendo 10.000 e incluso maratón? Al 5.000 sí que estuviste a punto de pasar…

Sí, el 5.000 me lo planteé, pero vino mi problema de salud, la encefalitis de 2002… y abandoné la idea. Fue un susto grande. Al año siguiente vi que no iba bien y decidí retirarme. De todos modos aunque hubiese estado como un tiro jamás habría corrido una maratón. Nunca.

Fermín Cacho: “Quiero acercarme a las tres horas en Sevilla y después regresar al 1.500 para batir el récord mundial de mi categoría”

Publicidad

Justifícanos ese razonamiento.

Muy fácil: ¿tu prefieres currar tres minutos y medio o dos horas?

Cuando con más de 50 tacos vi a Fiz ganar Nueva York, Boston, Chicago, Londres, Berlín y Tokio, me dije: “Fermín, tú también puedes hacer grandes cosas a esa edad”.

Tres minutos y medio.

Pues ahí lo tienes.

Eso nos hace dar crédito a un rumor que hemos escuchado hace poco… ¿Te planeas volver al ‘milqui’?

Sí, y no a pasear. Lo de mi amigo Martín Fiz me picó el orgullo. Todo ese jaleo de las Six Majors… Además es que ya le tengo ganas desde hace tiempo, porque él y Antón no tienen la medalla olímpica, pero sí el título mundial y, sobre todo, el Premio Príncipe de Asturias. Te parecerá una niñería pero a mí me hubiese hecho mucha ilusión… Pues eso, que cuando con más de 50 tacos le vi ganar Nueva York, Boston, Chicago, Londres, Berlín y Tokio, me dije: “Fermín, tú también puedes hacer grandes cosas a esa edad”.

Bueno, sin ir más lejos, cuando soplaste las cinco decenas de velas cobraste el dinero con el que una entidad bancaria te había premiado en Barcelona’92. ¿Se puede decir cuánto?

¿Quién te crees, Broncano? Sí, se puede decir: lo que no vas a ganar tú en tu vida (risas).

Vale, regresemos al tartán. ¿Cuál es el objetivo en el 1.500?

Batir el récord del mundo M50. La marca es complicada, 3:58.26 del británico David Heath. En las series cortas que he hecho preparando el maratón, 200, 400 y así, me he dado cuenta de que todavía puedo correr rápido. No me preguntes tiempos porque no quiero presionarme, solo te digo que en cuanto acabe el maratón me centraré en el medio fondo. Estoy ansioso. Esta temporada no me dará tiempo a tocar la pista cubierta, pero no me voy a ir al otro barrio sin correr en Gallur, eso ya te lo digo. Me centraré en el aire libre, quizás no salga a la primera, pero no tengo prisa.

Publicidad

¿No es un tanto ambicioso tras tantos años sin ponerte clavos?

¿Te tengo que recordar que fui campeón olímpico?

Entendido, cambio de tercio. Antes has desdeñado el trabajo de fuerza, suponemos que también serás de la vieja escuela en otros aspectos…

Pues claro. Por ejemplo, tengo el mismo reloj Casio que cuando fui campeón olímpico. Está casi igual, le falla un poco la luz, pero como yo no corro por las noches ni de madrugada, para mí es como si estuviera nuevo. Jamás he usado un GPS. Sé lo que mide la pista, 400 metros. También los circuitos por los que corro habitualmente. Me sorprende que la gente esté tan loca con ese tema de la tecnología. Lo entiendo en el caso de los que siempre corren por sitios diferentes, pero supongo que serán minoría. Casi todos los corredores entrenamos por los mismos parques, carreteras o caminos… Así que si sabes los kilómetros, con saber el tiempo es más que suficiente, solo hay que dividir. El resto es complicarse la vida.

Soy de Soria, jamás voy a renunciar a un plato de torreznos por bajar unos míseros segundos en una carrera popular.

Miedo nos da preguntarte por la nutrición deportiva. Los geles y todo eso.

Uso gel. Sanex, buenísimo, me deja la piel muy suave (risas). Si te refieres a los otros… Antón y Fiz jamás los usaron y mira qué marcas tienen. Yo bebo agua al salir y luego paro en alguna fuente si tengo más sed. Hay que escuchar al cuerpo. El mío me dice que coma lo que me apetezca. Soy de Soria, jamás voy a renunciar a un plato de torreznos por bajar unos míseros segundos en una carrera popular.

Eras tan famoso que hasta protagonizabas chistes que ahora serían políticamente incorrectos.

Anda que no te habrás reído tú con ese… ¿Qué diferencia hay entre los Juegos Olímpicos y los Paralímpicos? Paso de completarlo, que luego me ponen a caldo en redes. El que quiera que vaya a Google y salga de dudas.

¿Quién es el atleta con más facultades que has visto en tu vida?

Javi Moro, tu compañero en CORREDOR. No lo digo por pelotear. Para nada. Además de que cuando tuve la encefalitis estaba conmigo y fue quien me llevó al hospital… dicho de otro modo, me salvó la vida… además de eso, decía, tenía una clase que no era normal. Una zancada elegantísima, larga, con la cadera elevada… Daba gusto verle. Ahora me cuentan que ha perdido un poco porque sale mucho a rodar con vosotros, que sois unos ‘mataos’ (muchas risas). Te voy a hacer una confesión: solo hay una foto de un atleta en mi casa y es de él. Curiosamente no sale corriendo, es un retrato en el que aparece con un gorro de lana, una de sus señas de identidad en invierno. Le queda bien, la verdad.

Fermín Cacho: “Quiero acercarme a las tres horas en Sevilla y después regresar al 1.500 para batir el récord mundial de mi categoría”

Publicidad

¿Y el mejor periodista con el que has tratado?

Tú no (risas). En serio, han sido muchos, pero me tengo que decantar por mi paisano Sergio Tierno. Cubrió mi época dorada y la de Abel Antón. Era fantástico ver una cara tan conocida cuando estabas tan lejos de casa. A veces, cuando estaba nervioso, le llamaba; y él rápidamente venía con unas magdalenas de Valdeavellano de Tera y se me pasaban todas las penas. Por cierto, que en un bar de ese pueblo, el icono para indicar el baño de caballeros es una imagen mía… Sergio es un fenómeno, ahora ha montado una web que se llama desdesoria.es, en la que informa sobre todo lo que acontece en la provincia. No es un medio deportivo, es generalista, muy necesario para mis paisanos, pues detalla desde el horario de un concierto en unas fiestas patronales al número total de kilos de boletus que se han recogido al término de la temporada de setas.

Le saqué 200 metros al segundo. Y sí, miré para atrás tres o cuatro veces para cerciorarme de que no me cazaba.

¿La carrera de la que más grato recuerdo guardas? Dejando a un lado la final olímpica de Barcelona’ 92, por supuesto.

Es que tampoco es esa. Ni la de Atlanta. Ni los Mundiales de Stuttgart y Atenas. Ni los Europeos de Helsinki y Budapest. Como dijo no recuerdo qué escritor, la patria es la infancia. Y la carrera que más ilusión me ha hecho ganar fue una de dos kilómetros que se hacía en mi pueblo, Ágreda, al pie del Moncayo. Tenía 14 años, acababa de dejar el fútbol (era muy bueno con el balón, que conste) por el atletismo y me planté allí sin saber muy bien cómo me iba a ir. Gané delante de mis padres, mis amigos… Le saqué 200 metros al segundo. Y sí, miré para atrás tres o cuatro veces para cerciorarme de que no me cazaba.

El Tarzán de Ágreda te llamaban…

Y tú Chita.

Entiendo que hemos terminado.

Sí.

P.D: Feliz día de los Santos Inocentes.

Fermín Cacho: “Quiero acercarme a las tres horas en Sevilla y después regresar al 1.500 para batir el récord mundial de mi categoría”

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Aprendamos a tratar y prevenir las lesiones del ligamento cruzado anterior, una de la...

La condropatía rotuliana es una patología recurrente en el mundo del running....

La nueva colección de Salomon se adapta a tus necesidades...

La Noosa es el modelo más famoso del triatlón ...

New Balance actualiza su tecnología para que sea más ligera y con más rebote....

El pulsómetro Suunto 5 reaparece con nuevos colores para adaptarse a todos los gustos...