¿Puedes correr un maratón si te ha tocado mesa electoral?

Te explicamos todas las posibilidades para las próximas elecciones generales, autonómicas y municipales.
Franco Sgalambro -
¿Puedes correr un maratón si te ha tocado mesa electoral?
¿Puedes correr un maratón si te ha tocado mesa electoral? | soycorredor.es

Este mes se celebran en nuestro país las elecciones al Congreso de los Diputados y al Senado. El 28 de abril es el día señalado en el calendario para todos los ciudadanos españoles con derecho a voto, una jornada en la que se desvelarán las opciones de los diferentes partidos para conformar el próximo gobierno de la nación, ya sea en solitario o, presumiblemente, formando una coalición. Apenas un mes después, el 26 de mayo, regresaremos a los colegios electorales para votar en las elecciones autonómicas, municipales y Europeas.

Cientos de españoles han comprado sus dorsales para participar en los diferentes maratones que se celebran en esas fechas. El último domingo de abril se disputarán, entre otros, los maratones de Londres (Reino Unido), Hamburgo (Alemania), Amberes (Bélgica), Cracovia (Polonia), Düsseldorf (Alemania), Zurich (Suiza), Padua (Italia), Mendoza (Argentina) y Montevideo (Uruguay), mientras que el 26 de mayo algunas de las citas más relevantes con los 42,195 kilómetros tendrán lugar en Adelaida (Australia), Calgary (Canadá) y Wuerzburg (Alemania).

Puede que lleves varios meses preparando específicamente tu maratón, con todos los sacrificios que ello acarrea y las enormes ilusiones despertadas en tu corazón de corredor. También es posible que durante un tiempo hayas estado ahorrando para poder pagar el vuelo, alojamiento, dorsal, comidas y el resto de gastos relacionados con tu participación en un evento en el extranjero.

¿Qué sucede si el 28 de abril o el 26 de mayo estás apuntado a un maratón y te comunican que tienes que trabajar en una mesa electoral, como presidente, vocal o suplente?

A priori, te va a resultar complicado librarte, ya que los cargos de presidente y vocal de las mesas electorales son obligatorios y si no acudes el día de las elecciones te arriesgas a incurrir en una pena de prisión que va de tres meses a un año o a tener que pagar una importante multa. Y ya te anticipamos que el hecho de haber solicitado el voto por correo no te exime de tus obligaciones de acudir a la mesa electoral a desempeñar tus funciones.

Si has sido designado para alguno de los cargos mencionados dispones de un plazo de siete días para alegar ante la Junta Electoral de Zona la causa justificada y documentada que te impida acudir a realizar las tareas para las que has sido requerido. La Junta resuelve en el plazo de cinco días y comunica al primer suplente, si fuera oportuno, la sustitución producida. Si la Junta desestima las alegaciones que hiciste, no tendrás opción de recurrir.

Si posteriormente a esta comunicación estuvieras imposibilitado para desempeñar tu cargo, debes comunicarlo a la Junta Electoral de Zona, al menos 72 horas antes del día de las elecciones, aportando las justificaciones pertinentes. Si el impedimento sobreviene después de ese plazo, el aviso a la Junta habrá de realizarse de manera inmediata y, en todo caso, antes de la hora de constitución de la mesa. En tales casos, la Junta comunica la sustitución al correspondiente suplente, si hay tiempo para hacerlo, y procede a nombrar a otro, si fuera preciso.

¿CÓMO TE PUEDES LIBRAR?

Dentro de la lista de causas de impedimento para formar parte de las mesas electorales conviene distinguir entre los motivos personales, familiares y profesionales. Examina escrupulosamente cada una de las siguientes líneas para saber si podrás correr ese maratón (o prueba de distancia superior o inferior) que pretendías disfrutar el 28 de abril o el 26 de mayo.

LAS CAUSAS PERSONALES

Deben entenderse como causas personales que en todo caso justifican, por sí solas, que el miembro designado de una mesa electoral sea relevado del desempeño del cargo:

1ª.- Ser mayor de 65 años y menor de 70 (artículo 26.2 LOREG).

2ª.- La situación de discapacidad, declarada de acuerdo con el artículo 4 del Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social. La aportación por el interesado de la declaración de discapacidad, cualquiera que sea el grado de ésta, bastará para la aceptación de la excusa por la Junta Electoral de Zona, sin que resulte necesario aportar certificado médico en el que se detallen las limitaciones que impidan o dificulten el desempeño de las funciones de miembro de una mesa electoral.

3ª.- La condición de pensionista de incapacidad permanente absoluta y gran invalidez, declarada de acuerdo con el artículo 194 y concordantes de la Ley General de la Seguridad Social (LGSS).

4ª.- La situación de incapacidad temporal para el trabajo (artículo 169.1 LGSS), acreditada mediante la correspondiente baja médica.

5ª.- La gestación a partir de los seis meses de embarazo y el período correspondiente de descanso maternal sea subsidiado o no por la Seguridad Social (artículo 45.1.d) Estatuto de los Trabajadores (ET) y artículo 177.y concordantes LGSS). Estos supuestos deberán acreditarse mediante certificado médico o, en el caso del período de descanso por maternidad subsidiado, mediante copia del escrito de su reconocimiento.

6ª.- El internamiento en centros penitenciarios o en hospitales psiquiátricos, lo que se acreditará mediante certificación de los responsables de los mismos.

7ª Haber formado parte de una mesa electoral con anterioridad, al menos en tres ocasiones en los últimos diez años, siempre que con la aceptación de esta excusa quede garantizada la exigencia establecida en el artículo 26.2 de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General, de que una Mesa electoral esté formada por personas incluidas en la lista electoral de esa Mesa.

8ª.- La condición, debidamente acreditada, de víctima de un delito, declarado o presunto, en razón del cual se haya dictado una resolución judicial que permanezca en vigor, por la que se imponga una pena o medida cautelar de prohibición de aproximación, cuando el condenado o investigado destinatario de dicha prohibición figure inscrito en el Censo correspondiente a alguna de las mesas del colegio electoral al que pertenezca la mesa de la que deba formar parte la persona solicitante.

Son causas personales que pueden justificar la excusa del miembro designado de una mesa electoral, atendiendo a las circunstancias de cada caso que corresponde valorar a la Junta Electoral de Zona:

1ª.- La lesión, dolencia o enfermedad física o psíquica que, aunque no haya dado lugar a una declaración de incapacidad para el trabajo, impida ejercer las funciones de miembro de una mesa electoral, o convierta en particularmente difícil o penoso el ejercicio de tales funciones. La acreditación de esta causa se efectuará mediante certificado médico en el que se detallen las limitaciones que impidan o dificulten tal desempeño.

2ª.- La condición de pensionista de incapacidad permanente total para una determinada profesión, siempre que los factores determinantes de la incapacidad concurran también por analogía en el desarrollo de las funciones de miembro de la mesa electoral. La acreditación de esta causa se efectuará mediante certificado médico en el que se detallen las limitaciones que impidan o dificulten tal desempeño.

3ª.- La situación de riesgo durante el embarazo durante los primeros seis meses del mismo, declarada de acuerdo con el artículo 186 LGSS, siempre que los factores de riesgo determinantes de la situación concurran también por analogía en el desarrollo de las funciones de miembro de la mesa electoral. La acreditación de esta causa se efectuará mediante certificado médico en el que se detallen las limitaciones que impidan o dificulten tal desempeño.

4ª.- La previsión de intervención quirúrgica o de pruebas clínicas relevantes en el día de la votación, en los días inmediatamente anteriores, o en el día siguiente a aquélla, siempre que resulten inaplazables, bien por las consecuencias que pueda acarrear para la salud del interesado, bien por los perjuicios que pudiera ocasionar en la organización de los servicios sanitarios. Estas circunstancias deberán ser acreditadas mediante los correspondientes informes o certificaciones de los facultativos y de los centros en que esté previsto realizar la intervención o las pruebas.

5ª.- La pertenencia a confesiones o comunidades religiosas en las que el ideario o el régimen de clausura resulten contrarios o incompatibles con la participación en una mesa electoral. El interesado deberá acreditar dicha pertenencia y, si no fuera conocido por notoriedad, deberá justificar los motivos de objeción o de incompatibilidad.

6ª.- El cambio de la residencia habitual a un lugar situado en otra Comunidad Autónoma cuando, además de dicha circunstancia, se justifique la dificultad de poder formar parte de una mesa electoral.

LAS CAUSAS FAMILIARES

1ª.- Deben entenderse como responsabilidades o razones familiares que en todo caso justifican, por sí solas, que el miembro designado de una mesa electoral sea relevado del desempeño del cargo:

  1. La condición de madre, durante el período de lactancia natural o artificial, hasta que el bebé cumpla nueve meses. La acreditación podrá realizarse mediante fotocopia del libro de familia o certificación del encargado del Registro Civil.

  2. El cuidado directo y continuo, por razones de guarda legal, de menores de ocho años o de personas con discapacidad física, psíquica o sensorial. Para su acreditación podrá aportarse o bien copia del escrito en que se reconozca la reducción de jornada de trabajo prevista para tal finalidad en el artículo 37.6 ET o en la normativa equivalente aplicable a los funcionarios públicos, o bien certificación de las unidades responsables de los servicios sociales de la Comunidad Autónoma o de la entidad local correspondiente.

  3. El cuidado directo y continuo de familiar hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad que por razones de edad, accidente o enfermedad, no pueda valerse por sí mismo. Para acreditar esta contingencia podrá aportarse o bien copia del escrito en que se reconozca la reducción de jornada de trabajo prevista para tal finalidad en el artículo 37.6 ET o en la normativa equivalente aplicable a los funcionarios públicos, o bien certificación de las unidades responsables de los servicios sociales de la Comunidad Autónoma o de la entidad local correspondiente.

2ª.- Son causas familiares que pueden justificar, atendiendo a las circunstancias de cada caso, la excusa del miembro designado de una mesa electoral:

  1. La concurrencia el día de la elección de eventos familiares de especial relevancia, que resulten inaplazables o en los que el aplazamiento provoque perjuicios económicos importantes, siempre que el interesado sea el protagonista o guarde con éste una relación de parentesco hasta el segundo grado de consanguinidad. En estos casos el interesado no solo deberá acreditar documentalmente la previsión de celebración del evento sino también el carácter inaplazable del mismo o los perjuicios económicos en caso de suspensión.

  2. La condición de madre o padre de menores de catorce años, cuando se acredite que el otro progenitor no puede ocuparse del menor durante la jornada electoral, careciendo además el interesado de ascendientes o de otros hijos mayores que puedan hacerlo. Estas circunstancias deberán acreditarse documentalmente.

LAS CAUSAS PROFESIONALES

Pueden excusarse de la participación en las mesas electorales por razones profesionales:

1º.- Quienes durante el día de la votación deban prestar sus servicios a las Juntas Electorales, a los Juzgados y a las Administraciones Públicas que tengan encomendadas funciones electorales. En estos supuestos, la acreditación consistirá en el informe de los responsables de los respectivos órganos donde se detallarán las dificultades para sustituir al interesado en la jornada electoral. Se entienden incluidos en esta causa los notarios que deban realizar en la jornada electoral las funciones previstas en el artículo 91.5 LOREG.

2º.- Quienes deban prestar durante la jornada electoral servicios esenciales de la comunidad de importancia vital, como los de carácter médico, sanitario, de protección civil, bomberos, etcétera. En estos casos la justificación consistirá en informe emitido por el responsable del servicio, en el que se detallarán los motivos que impidan o hagan particularmente difícil la sustitución del interesado durante la jornada electoral.

3º.- Los directores de medios de comunicación de información general y los jefes de los servicios informativos que deban cubrir la jornada electoral.

4º.- Los profesionales que deban participar en acontecimientos públicos a celebrar el día de la votación, que estén previstos con anterioridad a la convocatoria electoral, cuando el interesado no pueda ser sustituido y la no participación del mismo obligue a suspender el acontecimiento, produciendo perjuicios económicos relevantes. Estas circunstancias deberán acreditarse documentalmente.

COMPETENCIAS DE LAS JUNTAS ELECTORALES DE ZONA Y RECLAMACIONES

Conforme establece el artículo 27.3 LOREG corresponde a la Junta Electoral de Zona competente por razón de territorio aceptar o rechazar las causas alegadas para no ser miembro de una mesa electoral. La decisión de rechazo debe ser motivada, aunque sea de manera sucinta. La decisión de la Junta Electoral de Zona no es susceptible de recurso administrativo electoral. Contra la misma cabe interponer, en su caso, recurso contencioso-administrativo ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo correspondiente.

CONCLUSIONES

En líneas generales, y sin entrar en casos excepcionales, si tienes más de 65 años, no tendrás problema para participar en cualquier carrera popular a la que te hayas apuntado en las fechas de las elecciones.

Si eres menor de 65 años, tendrás que acogerte a este texto mencionado anteriormente: “La concurrencia el día de la elección de eventos familiares de especial relevancia, que resulten inaplazables o en los que el aplazamiento provoque perjuicios económicos importantes, siempre que el interesado sea el protagonista o guarde con éste una relación de parentesco hasta el segundo grado de consanguinidad. En estos casos el interesado no solo deberá acreditar documentalmente la previsión de celebración del evento sino también el carácter inaplazable del mismo o los perjuicios económicos en caso de suspensión”.

Aunque correr un maratón no encaje exactamente en este punto contemplado en el artículo 27.3 de la LOREG, sobre impedimentos y excusas justificadas para los cargos de presidente y vocal de las mesas electorales, tus opciones pasan por justificar el perjucio económico que te supondrá no poder realizar un viaje que ya te ha supuesto unos gastos previos a la notificación recibida acerca de tu presencia en la mesa electoral como presidente, vocal o suplente.

La Junta Electoral de Zona aceptará o rechazará tus alegaciones. Si has sido convocado para ejercer de presidente, vocal o suplente y en tu mesilla de noche tienes el dorsal para tu próximo maratón, nosotros solo podemos desearte suerte en tu reclamación y, si esta prospera, ojalá disfrutes de un feliz viaje y de 42.195 metros inolvidables.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

De las 11 mujeres que han bajado de 2:19:00 en la historia, cuatro participarán en Londres este año. Kipchoge tratará de lograr su cuarta victoria en el maratón de referencia en primavera.

Te recomendamos

Ya se conocen a los 20 corredores que disputarán la Gran Final de las Golden Trail Wo...

El próximo 10 de octubre se celebra en Madrid la cita anual de empresas, administraci...

La Ultraboost mejora todas sus partes resultando perfecta para hacer kilómetros...

La FuelCell 5280 es la zapatilla a la que New Balance le ha aplicado una placa de fib...

Así son las Spire 3 de 361º, unas zapatillas que aportan máximo confort y con una gra...

Las Super Cross y las Storm Viper tendrán edición especial para los 20 kilómetros de ...