Las propiedades del jamón ibérico

¿Sabías que la grasa entrevenada es realmente beneficiosa para el corredor?
Corredor -
Las propiedades del jamón ibérico
Las propiedades del jamón ibérico | istock

El jamón habitualmente ha sido considerado como uno de los alimentos "tabú" en la correcta dieta de los corredores, pero en realidad esa es una teoría de lo más errónea. Hay varias clases de jamón (de bellota, de recebo, de cebo), en función de su tiempo de curación, del peso y los años de vida del cerdo, y también atendiendo a la alimentación que ha recibido el animal durante su crianza.

También se denomina habitualmente al jamón dependiendo de su lugar de origen: de Huelva, de los Pedroches, de Guijuelo, de la Dehesa extremeña, de Chaves, de Jabugo, de Teruel, de Trevélez, etc. Por supuesto os recomendamos que consumáis jamón ibérico, y, preferentemente, jamón de bellota.

CUANTA MÁS CALIDAD, MEJOR

El jamón ibérico es positivo para controlar el exceso de colesterol malo, ya que contiene importantes cantidades de grasas instauradas, con un 55% de ácido oléico monoinsaturado, sólo siendo superada en este sentido por el aceite de oliva. Eso sí, es el jamón de bellota el que presenta las mejores "prestaciones" en este sentido.

El jamón ibérico también contiene minerales, tales como el calcio, el fósforo, el magnesio, el cobre, el hierro o el zinc, así como vitaminas del grupo B: B1, B2, B6 y B12. También en menor proporción el jamón ibérico te va a aportar antioxidantes para que te recuperes muscularmente de tus sesiones más duras.

Las propiedades del jamón serrano

La magia de un buen jamón | soycorredor.es

Por ello no estamos para nada de acuerdo en eliminar este importante alimento, tan tradicional en nuestra gastronomía, de la dieta del corredor. Además, se trata de un ingrediente la mar de "versátil": puede servirte para cumplimentar una ensalada, para rellenar tu bocadillo, como tapa o tentenpié, etc. El jamón ibérico contiene 33 proteínas por cada 100 gramos, prácticamente el doble que el jamón serrano. La cantidad de grasas en el jamón ibérico es del orden del 11%, la mitad, prácticamente, que en el jamón serrano. Finalmente, las kilocalorías que contienen el jamón ibérico, por cada 100 gramos, son unas 200, mientras que en el caso del jamón serrano es de unas 280. Las cifras, pues, son aplastantes en favor del jamón de calidad.

¿Porqué te recomendamos pues que consumas jamón ibérico? Fundamentalmente porque tiene una cantidad de proteínas y de ácidos monoinstaurados y ácido oléico importante, porque reduce el colesterol "malo", porque es ligero y digestivo, y porque, relativamente, es poco calórico. ¡Y porque sabe estupendamente!

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

Te explicamos el funcionamiento de las bebidas isotónicas, consumidas por cientos de corredores en todo el mundo.

Te recomendamos

La adidas Ultraboost 20 será la que le acompañará en los entrenamientos más duros....

La solución la tienen las prendas X-Bionic Twyce 4.0 y EFFEKTOR 4.0...

Aprendamos a tratar y prevenir las lesiones del ligamento cruzado anterior, una de la...

Es el aire que respiramos (y en el que entrenamos). Si te preocupa el medio ambiente,...

Saucony estrena tecnología de amortiguación con la Triumph ...

Asics rehace la Nimbus para que todo sea más suave y lujoso....