Ortega y Torrijos, protagonistas del Campeonato de España

El vallista se hace con un doblete histórico en 60 m.v. y 60 m.l. y Torrijos bate el récord nacional de triple salto.

EFE

Pablo Torrijos en el Meeting de Madrid | Sportmedia
Pablo Torrijos en el Meeting de Madrid | Sportmedia

Orlando Ortega culminó este domingo un doblete sin precedentes en el atletismo español bajo techo al ganar la final de 60 m lisos al día siguiente de haberlo hecho en su especialidad, los 60 con vallas, y anunció proyecto olímpico en 200, antes de que Pablo Torrijos pusiera un brillante colofón a los campeonatos con un récord nacional de triple (17,18).

La final languidecía después de cinco rondas, con el sexto título asegurado para Torrijos, hasta que el atleta del Playas explotó en su postrer esfuerzo: 17,18, tercera mejor marca mundial del año y mínima para los Juegos Olímpicos de Tokio, mejorando su plusmarca de 17.04 del 2015 en Praga.

Ortega fue el segundo más lento en la salida de los **60 lisos** (151 milésimas) pero su aceleración le permitió cazar a marchas forzadas a Sergio López. Venció con 6.65, récord personal, seguido del murciano (6.67), Pablo Montalvo (6.68) y Mario López (6.70). El sábado había conseguido su tercer título de vallas con un registro de 7,56 y, en la primera ronda del esprint liso, su primera carrera plana bajo techo en cinco años, se había convertido en el español más rápido de la temporada con 6.66. Sin un campeonato internacional este año, tras el aplazamiento de los **[Mundiales de Nanjing (China) por la epidemia de coronavirus](https://www.soycorredor.es/atletismo/articulo/world-athletics-pospone-el-mundial-de-pista-cubierta)**, Ortega se propuso en Orense afinar su punta de velocidad y no le importó disputar seis carreras de 60 metros en apenas 24 horas. > Ortega: "Me gustaría hacer la mínima de Tokio 2020 en 200 metros". No quedaron ahí las sorpresas. En la zona mixta, Orlando anunció que intentará hacer la mínima olímpica en 200 con el plan de doblar en los Juegos de Tokio, aunque la prioridad siempre serán los 110 m vallas, en la que es subcampeón olímpico. **"Una de mis pruebas favoritas son los 200 metros.** Con mi entrenador lo hemos estado meditando. Ver si tenemos la oportunidad de correr antes de los Juegos una o dos carreras de 200, a ver si podemos hacer la marca mínima para Tokio, y dependiendo del calendario de los Juegos intentaremos doblar, aunque el objetivo, obviamente, son los 110 metros vallas, y ya luego intentar disfrutar como ahora, si hay oportunidad de hacer también los 200 metros". la mínima olímpica es 20.24. ![Ortega y Torrijos, protagonistas del Campeonato de España](/uploads/static/corredor/upload/images/gallery/5e5be5410de6943f6e8b584e/5e5be60d0ce694c97a8b672d-ortega-y-torrijos-protagonistas-del-campeonato-de-espana.jpg "Ortega y Torrijos, protagonistas del Campeonato de España")
Ortega y Torrijos, protagonistas del Campeonato de España
## EL 1.500M REPITE TRIUNFADORES **Esther Guerrero y Jesús Gómez** revalidaron sus títulos de 1.500 pero, mientras la barcelonesa lo hizo con gran autoridad, batiendo con 4:11.12 (récord de los campeonatos) a Marta Pérez (4:14.13) tras un ataque largo, el burgalés lo hizo con mucha angustia, por una sola centésima (3:49.08) sobre Ignacio Fontes. Gómez parecía a punto de coronarse con facilidad pero se trastabilló en plena recta final y **Fontes** le comió el terreno hasta ponerle en graves aprietos. Saúl Ordóñez llegó tercero con 3:51.40. "De pronto se me ha hundido la rodilla y veía que no ganaba. Como la llegada ha sido tan apretada, **ni siquiera he podido celebrar,** pero superfeliz de llevarme a casa el título", comentó el burgalés. ## 800M MASCULINO CON SORPRESAS La final de 800 tuvo un desenlace inesperado. Después de un 400 lento (1:02), **Mariano García** cambió fuerte y sostuvo un tirante duelo con el ídolo local, Adrián Ben, pero en la recta surgió **Pablo Sánchez-Valladares** para alzarse con la victoria en 1:53.64. El gallego fue segundo con 1:53.76 y el murciano tercero con 1:53.83. La pista de instalación hidráulica de Expourense seguía arrojando grandes marcas en velocidad. El granadino Daniel Rodríguez irrumpió en el club de los sub-21 segundos en 200 metros (que tiene ahora 9 miembros) al ganar su tercer título con 20.90, rebajando una décima su marca. Jesús Gómez, ganador de la final B con 21.30, fue segundo en el cómputo general. En las finales femeninas de 200, la navarra Nerea Bermejo ascendió al quinto lugar de todos los tiempos con 23.56 en la primera serie, pero la solanera Paula Sevilla tuvo una réplica contundente en la segunda: 23.43, tercera de la historia. El toledano Lucas Búa, recuperado de un año negro por las lesiones, dejó hacer al canario Samuel García, líder del año, se colocó a rebufo y en la breve recta final le arrebató la victoria en la final de 400 con un tiempo de 46.40, su segunda mejor marca, una décima menos que Samuel. La abulense de 18 años Andrea Jiménez, que venía de batir el récord de España sub-20 de 400 con 53.48, salió "a comerse la pista" -palabras suyas- en la final, oyó destacada la campana y terminó venciendo sin oposición en 53.73. Era su primer título absoluto, en ausencia, por lesión, de la campeona de los tres últimos años, Laura Bueno. Carmen Avilés fue segunda con 54.39, marca personal. Bajo la dirección del exseleccionador nacional Ramón Cid, la renacida Teresa Errandonea recuperó el título de 60 m vallas siete años después de su primer triunfo. La irundarra, que venía de correr en 8.00 en Madrid, puso fin, con una marca de 8.05 a la racha victoriosa de Caridad Jerez, campeona los seis últimos años, que ahora fue segunda con 8.09, la mejor marca de su vida. En el foso de longitud Fátima Diame logró su tercer título con un salto de 6,47 y ocho centímetros de ventaja sobre Yuliana Angulo, y en la altura repitió título Cristina Ferrando con 1,85 frente a los 1,79 de Saleta Fernández. El alicantino Jorge Ureña, campeón de Europa de heptatlón, obtuvo su tercer título nacional, cinco años después del segundo, con 6.143 puntos, a 106 de su récord de España. Después de ganar, el sábado, los 60 lisos en 6.95, la longitud con 7,54, el peso con 14,44 y la longitud con 7,54, Ureña había cerrado la primera jornada con 3.506 puntos, 60 por encima de su récord nacional. Aquél 29 de enero de 2017, cuando acumuló 6.249 puntos en Praga, corrió, el segundo día, los 60 m vallas en 7.85, saltó 5,00 en pértiga y corrió los 1.000 metros en 2:40.06. Aquí acreditó, respectivamente, 7.91 (el margen sobre el récord se redujo a 45); 4,65 en pértiga (ahí arruinó sus esperanzas de récord) y 2:44.15. Desde 2015 no hacía la combinada en unos nacionales bajo techo, en los que no ha estado, por lesión, el campeón de los dos años anteriores, el canario Jonay Jordán.