¿Qué se necesita para ser liebre en los mejores maratones?

Hablamos con Roger Roca, el que fuera campeón del mundo de duatlón, que a día de hoy dedica sus esfuerzos a guiar a la élite femenina en los mejores maratones del país.

El corredor Roger Roca en la presentación del Zurich Maratón Málaga | soycorredor.es
El corredor Roger Roca en la presentación del Zurich Maratón Málaga | soycorredor.es

Instantes después de la finalización del Zurich Maratón Málaga hablamos con Roger Roca, el hombre encargado de marcar el ritmo a una élite femenina que, en la figura de Selamawit Getnet Tsegaw, ha conseguido un nuevo récord de la prueba con 2:27:56. Roger es todo un especialista en marcar el ritmo en los maratones españoles (además de Málaga, este año lo hizo en Sevilla) y también en ayudar a algunas de las mejores atletas nacionales, como Marta Galimany.

En su día fue un excelente maratoniano de 2:16:32 y llegó a ser campeón del mundo de duatlón, pero desde hace ya unos años dedica sus esfuerzos a ayudar a los demás. Cobra por ello, evidentemente, pero en su trabajo siempre hay una pizca de altruismo que permite cumplir sueños a muchísimas atletas y también organizaciones. A continuación una pequeña entrevista sobre cómo es su labor.

¿Cómo llega un corredor a ser liebre de las mejores maratonianas españolas y de las mejores carreras de nuestro país?

La verdad es que no hay un camino muy definido, son las circustancias las que te llevan hasta esta posición. La gente ve que se te da bien marcar el ritmo y alguien te pide ayuda para entrenar y después te llaman para que vayas a una carrera. Así empieza todo. Es una forma distinta de seguir en forma y bastante vinculado al atletismo de élite.

En 2020 lo más importante es que Marta Galimany consiga la mínima de los Juegos Olímpicos.

¿Disfrutas más de compartir todo el proceso como haces, por ejemplo, con Marta Galimany o prefieres el trabajo que realizas en los maratones ayudando a la élite femenina?

La verdad es que me gusta mucho más compartir todo el proceso y después la carrera. Por ejemplo, con Marta es más fácil tomar decisiones durante la competición, ya que la conoces más, sabes cómo respira, cómo corre, cuándo está cansada... El trabajo es más fácil y también más agradecido. Luego en maratones como Málaga o Sevilla, que son los que he hecho este año, es menos emocional, por así decirlo. Vienes, haces tu trabajo y te vas.

¿Qué se necesita para ser liebre en los mejores maratones?

Roger Roca durante el Zurich Maratón de Málaga | CanoFotoSports

Has tenido un 2019 espectacular ayudando a la mínima mundialista de Marta Galimany en Rotterdam y siendo partícipe de los récords en categoría femenina de los maratones de Sevilla (2:24:29) y Málaga (2:27:56). ¿Qué tienes en mente para 2020?

Lo más importante es que Marta consiga la mínima de los Juegos Olímpicos en el Zurich Maratón de Sevilla, que además es Campeonato de España, y luego yo siempre estoy abierto a más proyectos como por ejemplo ayudar a Martín Fiz para el mundo máster de medio maratón. Pero todo lo hago sin presión ya que ahora estoy en otra fase del deporte en la que puedo mantenerme al lado de esa élite, algo que me gusta mucho y me divierte.

Cuando tiras en grandes maratones, ¿quién se pone en contacto contigo para contratarte?

Llevo ya muchos años en este mundo y al final tienes muchos contactos. En Sevilla hablé con Vicente Capitán, que está muy vinculado con la prueba, y después de hacerlo bien allí me salió la posibilidad de estar en Málaga. Es una labor que tiene bastante visibilidad, como cuando ayudas a atletas nacionales como Sonia Bejarano o Marta Galimany en mi caso. En el mundillo te acaban conociendo y saben que haces tu trabajo correctamente.

¿Te sientes valorado?

Me siento muy valorado, sobre todo con las atletas españolas que son siempre súper agradecidas. Valoran mucho tu función. En mi caso, tanto Sonia como con Marta me han demostrado mucho su agradecimiento y al final son amigas a las que estás ayudando a cumplir sueños.