Sánchez-Escribano y Mayo, reyes nacionales del cross

El aragonés Carlos Mayo y la toledana Irene Sánchez-Escribano se proclamaron este domingo, por vez primera, campeones de España absolutos de cross.

Carlos Mayo e Irene Sánchez-Escribano en Zaragoza | RFEA
Carlos Mayo e Irene Sánchez-Escribano en Zaragoza | RFEA

El aragonés Carlos Mayo y la toledana Irene Sánchez-Escribano se proclamaron este domingo, por vez primera, campeones de España absolutos de cross en la 102 edición de los campeonatos, disputada sobre un recorrido de 10.300 metros en el Parque Lineal de Plaza.

Mayo sucede en historial de campeones al malagueño Ouassim Oumaiz, que esta vez fue tercero (y campeón sub-23). Llegó a la meta en segundo lugar otro aragonés, Toni Abadía, que fue campeón en 2015 y 2016. El campeón del mundo de triatlón Mario Mola cruzó la meta en una espectacular séptima posición.

Con un ritmo infernal parecían destinados a llegar a meta destacados los dos aragoneses, pero Abadía no pudo aguantar la estela de Mayo y dejó que el a la postre vencedor se marchase consciente de que, si intentaba seguirle, podía reventar.

Sin embargo, por detrás venían apretando tanto como para que el campeón del pasado año, el nerjeño Ouassim Oumaiz (sub-23), alcanzase a Toni Abadía que parecía acusar el esfuerzo. Oumaiz le adelantó y cogió unos metros de renta que parecía que podían ser definitivos pero Abadía le atacó y se volvió a colocar segundo.

El andaluz repitió ataque y adelantó de nuevo a su rival al que la experiencia le hizo aguantar el ritmo y seguir a su estela recuperando fuerzas para, en el tramo final, subir el ritmo de manera contundente y hacerse con la medalla de plata.

Sánchez-Escribano y Mayo, reyes nacionales del cross

SÁNCHEZ-ESCRIBANO, POR FIN ORO

En mujeres, la toledana Irene Sánchez-Escribano, cuatro veces campeona de España de 3.000 m obstáculos, se coronó en una carrera en solitario. La atleta entrenada por Antonio Serrano se marchó en solitario desde la primera vuelta y pudo hacerse, por fin, con el título nacional que había rozado con sendas platas en las dos ediciones anteriores.

En los primeros compases de la prueba Sánchez Escribano encabezó un grupo amplio que se fue desgranando ante el infernal ritmo de la corredora de Castilla-La Mancha que cuando apenas se habían cumplido dos kilómetros ya se encontraba sola al frente de una carrera en la que transitaba en segundo lugar la también atleta castellano-manchega María José Pérez mientras que tercera era la castellano-leonesa Gema Martín.

La toledana continuó su marcha triunfal en solitario mientras que por detrás se producía una encarnizada lucha por la segunda posición con Carolina Robles en dicha posición pero seguida muy de cerca de la ganadora del pasado Campeonato de España de Clubes, Paula González Blanco, posiciones que no cambiaron en la llegada a meta.

Robles y González Blanco recortaron distancias en el tramo final sobre Irene Sánchez-Escribano pero ésta, que se había dado una tregua dada la amplia ventaja que tenía, volvió a acelerar el ritmo para evitar que ambas se acercaran hasta el punto de llegar a inquietarla.

Sánchez-Escribano y Mayo, reyes nacionales del cross

Los mejores vídeos