7 alimentos ricos en vitamina D

Encuentra la manera de cubrir esta vitamina esencial para las corredoras en épocas de invierno donde del sol poco podemos beneficiarnos. En la alimentación está la clave.

Julia Niño

7 alimentos ricos en vitamina D
7 alimentos ricos en vitamina D

Esta época del año con los días tan cortos y con la niebla y frío como protagonistas, el sol se hace de rogar. ¡Y es que así es el invierno!

Y con la falta de sol, llega la escasez de vitamina D, ya que ponernos al sol, con todas precauciones y tiempos adecuados, es la forma más eficiente de obtener suficiente cantidad de este nutriente.

Aquí ya comentamos lo imprescincible que es esta vitamina a lo largo de toda nuestra vida y que muy pocos alimentos la contienen en forma natural; y si para las mujeres es importante, para las corredoras más aún.

Además, dado que la vitamina D es soluble en grasa, se acumula en las células de grasa a medida que aumentas de peso, lo que la hace menos accesible para el cuerpo.

Pero es importante asegurarse de dar en el blanco y cuando los días se acortan, y el sol escasea, debemos aumentar su consumo a través de nuestra alimentación. Realmente no es una vitamina al uso y es difícil de encontrarla a través de los alimentos, pero no imposible.

La próxima vez que vayas a hacer la compra, vigila tener estos siete alimentos presentes y consumirlos cada semana como parte de tu dieta, te asegurarás llegar a los niveles mínimos que necesitamos.

Huevos

Los huevos, específicamente las yemas de huevo, también contienen vitamina D. Además tienen una buena cantidad de vitamina A, que es buena para nuestro sistema inmunológico, y colina, un nutriente esencial para la salud del cerebro.

Las yemas de huevo también contienen pigmentos llamados carotenoides (específicamente luteína y zeaxantina), que nos ayudan a mantener una buena salud de los ojos.

Pescados ricos en ácidos grasos Omega-3

La forma más eficiente de obtener suficiente vitamina D de nuestra dieta es comiendo pescados ricos en ácidos grasos Omega 3 como el salmón y el atún.

Una buena dosis de Omega 3 beneficia a la salud del cerebro y del corazón, además es una gran fuente de proteína magra.

Queso

Si eres de las que disfrutan comiendo queso, además de grasa, tienen muchas propiedades que poco se cuentan. Es una fuente de minerales como el calcio que juega un papel importante en la salud y el desarrollo óseo, un efecto que se potencia también por la lactosa y la vitamina D que contiene, que ayudan a que este calcio se fije a los huesos.

Las variedades son infinitas y según alimentos.org, esta es la cantidad de vitamina D que contienen:

  • Queso gouda: La proporción de vitamina D que aporta este alimento es de 1,3 ug. por cada 100 gramos.
  • Queso emmental: 100 gramos de este alimento, aportan a nuestro organismo 1,1 ug. de vitamina D. Queso parmesano: Este alimento tiene una cantidad de vitamina D de 0,65 ug. en cada 100 gramos.
  • Queso cheddar: La vitamina D que aportan 100 gramos de este alimento es 0,34 ug.
  • Queso camembert: El aporte de vitamina D de 100 gramos de este alimento es de 0,28 ug.
  • Queso manchego semicurado: Por cada 100 gramos consumidos de este alimento, nuestro organismo puede extraer hasta 0,28 ug.
  • Queso de cabrales: Este alimento proporciona a nuestro organismo 0,25 ug. de vitamina D por cada 100 gramos.

Champiñones

No aportan apenas calorías y son una buena fuente de fibra, vitaminas y minerales.

Poseen un precursor de la vitamina D, vitamina comunmente deficitaria en nuestra dieta y más en los meses de inverno con la ausencia de sol; y mejora la asimilación del calcio y fósforo, favoreciendo la formación y mantenimiento de los huesos.

Marisco

El marisco, con las ostras a la cabeza, también es uno de los campeones de los alimentos con vitamina D.

También se extiende a las almejas, berberechos, gambas, langostinos... aunque en menor cantidad.

Leche

La leche es una de las mejores maneras de obtener vitamina D varias veces durante el día, ya que es probable que no comas salmón por la mañana, al mediodía y por la noche.

También te aporta mucha proteína además del calcio, que es ideal para la salud de los huesos. La leche también tiene potasio, un mineral que no es fácil de obtener, pero que es necesario para una presión arterial saludable.

Si prefieres una opción sin lactosa, muchas marcas de leche de soja y almendras también están enriquecidas con vitamina D.

Hígado de ternera

Dale una oportunidad al hígado de ternera, ¿encebollado? SEfuro que te gusta más d elo que puedes imaginar si nunca lo has probado.

Rebosa proteínas, además tiene una serie de otras vitaminas esenciales como D, B12, A, riboflavina y cobre.