10 razones para empezar a correr en septiembre

¡Ha llegado el momento de calzarte las zapatillas y cruzar el umbral de puerta, a por ello campeonas!
Pedro A. Esteso Herrera -
10 razones para empezar a correr en septiembre
10 razones para empezar a correr en septiembre

Siempre es un buen momento para comenzar y septiembre es, junto a enero, el mes de los nuevos propósitos.

Pedro Esteso, atleta Internacional con 30 años de kilómetros en sus piernas y responsable deportivo de Esteso Runners, nos da diez argumentos por los que merece la pena dar ese primer paso y arrancar hacia esta aventura kilométrica de la que esperamos que se convierta en una forma de vida.

Aquí van sus 10 razones para empezar a correr:

  • Correr es gratis: no necesitas ninguna instalación, ni pagar ni alquilar ninguna zona para poder practicarlo. Desde un parque, alguna zona en la playa o la montaña, el asfalto o los caminos pueden ser nuestros mejores aliados para que sean los testigos de nuestros primeros pasos.

  • Correr es salud: son tantos los beneficios a nivel físico que puedas llegar a experimentar que nos faltarían hojas para enumerarlos, pero dándote el argumento de que es la principal actividad física que se recomienda desde las entidades médicas creemos que está todo dicho para dar más credibilidad y fundamento a nuestra actividad deportiva.

  • Correr es amistad: las relaciones personales y las ganas de compartir objetivos, ilusiones, entrenamientos, inquietudes, consejos, viajes y retos puede ser el nexo de unión entre personas con las que puedas llegar a generar momentos antes, durante y después de cada vez que salgas a correr ya sea entrenando o participando en alguna prueba.

  • Correr es autoestima: en el momento que la palabra disfrute empiece a aparecer en esta nueva aventura deportiva, surgirá en ti ese conjunto de percepciones personales que no son cuantificables en número de kilómetros ni ritmos, sino que va dentro de tu cronómetro interior y la mezcla entre sentirte bien con tu cuerpo y carácter te dará ese punto de optimismo y fuerza que en algunas ocasiones más podemos llegar a necesitar o nos había abandonado.

Publicidad
  • Correr es desconexión: hay momentos diarios en los que se aglutinan por diferentes razones unas situaciones que nos pueden llegar a incomodar o generar ciertos momentos de tensión y el cuerpo nos pide más oxígeno para desconectar de todo y de todos. Nuestra medicina más adecuada para provocarnos esa ausencia y corte con la realidad está en atarse las zapatillas, pulsar el cronómetro y echar a correr para que esos problemas ni nos pillen ni les dejemos que nos superen, es nuestro momento de decirnos que vamos a por nuestro rato de paz y estar en paz con nosotros mismos sencillamente corriendo.

  • Correr es superación: habrá multitud de situaciones en las que las barreras a superar serán tu principal fuente de sustento para arrancar desde la pereza y dejar el sofá plantado en casa sin tu presencia. Ya se ha iniciado la fase de superación porque hay un objetivo, ya sea con o sin dorsal, pero estás haciendo algo que hace un tiempo no te creías capaz.

  • Correr es compartir: con tu familia, con tu pareja, con tus amigos y amigas, con alguien con quien hablas por primera vez, con quien te saludas cuando te cruzas, con quien le comentas tus dudas o animas a que se ponga a tu lado, con quien te confiesas cuando te planteas un reto y le pides que guarde tu secreto. Todo ello es relacionarse y querer hacer partícipe de algo tuyo a la gente que te rodea porque te entenderán y seguro que apoyarán a seguir dando pasos firmes en esta nueva andadura.

  • Correr es pasión: se convertirá en una forma de entender tu vida y como cuando entran en juego los sentimientos, se entra en una esfera más viva y completa, se desatarán hasta las sensaciones de tus zapatillas y sufrirás, pero también vencerás siempre en tus batallas de sentimientos en cada meta que consigas. Caerán lágrimas, te podrás enamorar de algunas pruebas, sentirás los latidos más fuertes en algunos entrenamientos y por encima de todo serás feliz con lo que estás haciendo.

  • Correr es conocerte: tendrás tus diálogos más interiores y aprenderás a saber cómo responde y se modifica tu cuerpo, tu mente crecerá en poderío y seguridad, avanzarás rápido en tus aprendizajes yendo a tu ritmo y descubriendo que un paso se convierte en una zancada y luego en un kilómetro y tras esa dinámica te verás mejor e irás a por lo que más quieras. Habrá ocasiones en las que te sorprenderás de lo que puedes llegar a soportar y crear en ti, rompiendo esa barreras de pensamiento y ganar en todo tipo de valores optimistas y positivos.

Y por último, nuestra razón más importante y que pocas explicaciones tiene… ¡correr es vivir!

Os animamos a que os unáis a este movimiento al cual cada día pertenecen más personas, que lo intentéis y sigáis ese camino marcado por una senda llena de multitud de experiencias y vivencias como las de este artículo en el que seguro en alguna de sus razones te han llamado la atención y entrado las ganas de atarte las zapatillas.

¡Gracias por correr o empezar a correr!

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Un viaje al fondo de la oscuridad y la autosuperación...

Estas son las pautas que tienes que seguir para evitar y tratar la periostitis tibial...

A partir de este viernes 15 y hasta el 30 de noviembre. El sorteo será el 9 de diciem...

Te enseñamos todo lo que tienes que saber sobre el esguince de tobillo, una de las le...

Muchos corredores populares terminan haciendo series simplemente porque han oído habl...

La contaminación en las grandes ciudades es un hecho que afecta a toda la población, ...