4 cosas que las corredoras debemos saber sobre nuestra zona íntima

Hablamos, sin vergüenza, con la ginecóloga Silvia Pino para que nos aclare algunas dudas.
Linda Sansegundo -
4 cosas que las corredoras debemos saber sobre nuestra zona íntima
4 cosas que las corredoras debemos saber sobre nuestra zona íntima

Cuando preparamos nuestro material para salir a entrenar, o repasamos mentalmente todo lo que debemos hacer de cara a una carrera importante, pensamos en las zapatillas, calcetines sin costuras, lo que debemos comer tanto los días previos como el día en cuestión… pero hay otras zonas de tu cuerpo que también merecen cierta consideración, aunque creamos que nada tienen que ver, debemos cuidarlas de la misma manera.

Hoy dejamos a un lado las vergüenzas. Para obtener el máximo rendimiento en cada carrera, es necesario pensar en el entrenamiento y en cómo afecta a todo nuestro cuerpo y nuestras partes íntima son deben ser menos, la vagina está ahí y no debemos ignorarla. Hablamos con la ginecóloga Silvia Pino, especializada en Patología del Tracto Genital Inferior entre otras áreas.

Sufrir rozaduras

Todas hemos oído hablar de las rozaduras en los pezones tanto en hombres como mujeres y esa es la razón por la que los hombres se ponen vaselina incluso tiritas o esparadrapo; no hay mayor drama que sangren. Pero si también has experimentado roces en la vulva es normal, no solo te pasa a ti.

"Es más habitual en los labios menores, los internos", concreta Silvia.

Puedes ayudar a reducir tus probabilidades de rozaduras mediante la aplicación de bálsamos anti-rozaduras antes y después de correr. Ten cuidado y aplica la pomada solo en la parte externa.

Es lógico un aumento de flujo

“Tener la sensación de producir más flujo vaginal de lo habitual mientras corremos es habitual, realmente no es un aumento del mismo si no que es normal que al realizar un esfuerzo físico se expulse más al producirse un aumento de la presión intra-abdominal", aclara Silvia.

Si esto te resulta incómodo, puedes probar a utilizar un salvaslip fino en tu ropa interior. Si observas que el aumento de flujo continúa los días o semanas después de una carrera, o está acompañado de enrojecimiento o picazón, podría ser indicio de que tienes una infección, un desequilibrio bacteriano, o desequilibrio en el ph y debes acudir a tu médico.

Aumentar el riesgo de infecciones por hongos

Unido al punto anterior, como todas sabemos, el sudor de la entrepierna es real y normal para las corredoras, nuestros muslos se rozan en cada zancada.

“Si no se seca del todo el sudor (y el flujo) de forma rápida, es fácil que la levadura natural de la vagina crezca y se multiplique, dando lugar a infecciones por hongos, incomodidad y muchos picores”, afirma Silvia.

Utiliza ropa interior y prendas como mallas o pantalones indicados para correr, realizados con materiales que expulsen el sudor para que te mantengan seca el mayor tiempo posible. Además, ten en cuenta que aunque hace años se pensara lo contrario, las fibras de algodón y las orgánicas tienden a atrapar más humedad que las sintéticas.

Además, si no puedes ducharte nada más terminar, cámbiate las prendas sudadas tan pronto como sea posible.

Incontinencia por esfuerzo

Lo hemos hablado anteriormente, “correr no causa el prolapso uterino, pero puede exacerbar los síntomas en los que los músculos del suelo pélvico ya están debilitados”, puntualiza Silvia.

Esto ocurre, más a menudo, en las mujeres que han sido madres o que están en la menopausia o a punto de comenzarla. Durante el embarazo y el parto, así como la pre-menopausia y la menopausia, los cambios hormonales pueden causar que los músculos del suelo pélvico se debiliten.

Cuando el útero desciende (prolapsos) puede ejercer presión sobre la vejiga y la uretra y esto causa escapes involuntarios. Y, cuando se hace ejercicio, el aumento de la presión intra-abdominal y el rebote hacia arriba y hacia abajo, que obliga a tu útero a presionar en la vejiga y la uretra lo hace aún más difícil.

"Mi recomendación es orinar antes de salir a correr, no aguantarte nunca durante la carrera, y parar si es necesario para ir al baño cuando sientas que lo necesitas", asegura Silvia.

El fortalecimiento del suelo pélvico, bajo la supervisión de un profesional, será tu solución, no lo dejes y ponte a ello.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Si te duele la parte posterior de la rodilla puede que tu problema se llame "tirón de...

La Ultraboost mejora todas sus partes resultando perfecta para hacer kilómetros...

¿Y si la clave para correr mejor estuviera en el ahorro?...

La FuelCell 5280 es la zapatilla a la que New Balance le ha aplicado una placa de fib...

Las Super Cross y las Storm Viper tendrán edición especial para los 20 kilómetros de ...

Perfecta adaptación, firme y rápida para hacer los kilómetros que quieras es el resul...