Yoga para perder peso, ¡es posible!

Atenta a estos cinco tipos de yoga para bajar de peso mientras fluyes.
Equipo C -
Yoga para perder peso, ¡es posible!
Yoga para perder peso, ¡es posible!
Te puede interesar

Para muchas de nosotras, el yoga es mucho más que estirar, meditar y desestresar… como ejercicio físico que es también puedes recurrir a él si quieres bajar unos kilos de peso.

El yoga construye la fortaleza del cuerpo entero de manera alucinante. Y desarrollar músculo es la clave para acelerar tu metabolismo, ayudándote a quemar más calorías durante cada entrenamiento e incluso en savasana (esa pose impresionante al final de la clase cuando te quedas e intentas no quedarte dormida). Además, dependiendo de tus yogasanas (también conocidas como posturas de yoga), la clase de yoga adecuada puede elevar tu ritmo cardíaco tan bien como cualquier otro entrenamiento de alta intensidad.

En el área mental, la atención plena que el yoga enseña es fundamental para la pérdida de peso saludable y sostenible, lo que ayuda a reducir el estrés e incluso a promover prácticas de alimentación intuitivas.

Entonces, ya sea que llevas practicando yoga desde hace mucho tiempo como actividad de recuperación o simplemente lo has ignorado por completo a favor de otras actividades de quema de calorías, es hora de activar esta pérdida de peso con el yoga.

La clave es encontrar la clase correcta de yoga para tus objetivos de pérdida de peso.

BIKRAM

Bikram es una práctica de 90 minutos donde te mueves continuamente a través de 26 poses ordenadas específicamente, posturas desafiantes y secuencias para aumentar tu ritmo cardíaco.

Sudar mucho durante un entrenamiento puede llevar a la pérdida de agua, y es posible que lo veas reflejado en la báscula inmediatamente después, pero tan pronto como te rehidrates esos kilos volverán, por lo que esta no es la explicación de la pérdida de peso con el Bikram. Son los movimientos continuos y rápidos los que hacen que promueva no solo la flexibilidad, sino también la pérdida de peso.

HATHA

Lo verás en cualquier horario de clases colectivas de gimnasio, y si bien no es un tipo específico de yoga, es un término general para una práctica de yoga centrada en el aspecto físico y no en la mentalidad espiritual.

Hatha consiste en una combinación de posturas que implica sentarse y estar de pie, pero los movimientos no fluyen orgánicamente de uno a otro. Pero cuidado, lo difícil de Hatha es que nunca sabes lo que te espera cuando entras en una nueva clase, cada instructor tiene sus propias preferencias en términos de velocidad e intensidad.

Si realmente quieres aumentar tu consumo de calorías, busca una clase de yoga Power Hatha, que fortalece y trabaja los grandes grupos musculares.

IYENGAR

Es una forma de Hatha yoga, Iyengar no involucra tanto movimiento como otros tipos de yoga, pero debido al grado de detalle involucrado en esta práctica, tanto en términos de asanas (posturas) como de pranayama (tu respiración), es perfecto para construir músculo y agallas mentales.

El yoga Iyengar fluye como el yoga Vinyasa, que tiene movimientos continuos unidos, pero mantener las posiciones durante más tiempo es beneficioso para aumentar la fuerza y calmar la mente.

VINYASA

Este estilo de yoga acelerado no cesa de principio a fin, añadiendo el elemento cardiovascular que necesitas para realmente quemar calorías y perder peso. Vinyasa es un enfoque estilístico para practicar yoga, lo que significa que vincula una serie de asanas juntas al fluir de una a la otra muy rápidamente.

Además, al enfocarse en las mismas asanas clase tras clase, Vinyasa te permite progresar de la misma manera que lo harías cuando sigues un plan de entrenamiento de varias semanas en el gimnasio. Con cada clase, sistemáticamente y progresivamente construyes sobre lo que ya has logrado, que es la clave para cualquier entrenamiento efectivo.

FORREST

Lo has leído bien, hay un tipo de yoga llamado Forrest, diseñado para abordar los problemas del estilo de vida moderno. Todas somos culpables de pasar demasiado tiempo encorvadas sobre nuestros ordenadores y teléfonos con un mal resultado: músculos de la espalda debilitados, hombros redondeados y un core vago.

El Forrest yoga puede solucionarlo. Con intensas secuencias posturales, y respiración profunda, este estilo se centra en construir el core para fortalecerlo desde adentro hacia afuera. Cuando tu core está fuerte por todos lados y fortalece adecuadamente tu columna vertebral, permite que tus extremidades se muevan con mayor rapidez y fuerza.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

A partir de este viernes 15 y hasta el 30 de noviembre. El sorteo será el 9 de diciem...

Te enseñamos todo lo que tienes que saber sobre el esguince de tobillo, una de las le...

Muchos corredores populares terminan haciendo series simplemente porque han oído habl...

La contaminación en las grandes ciudades es un hecho que afecta a toda la población, ...

Hace dos años Hannah Gavios se dañó la columna vertebral huyendo de un intento de vio...

Un coche eléctrico (el Nissan Leaf), todas las capitales de provincia peninsulares, 7...