Corredoras Anónimas: Leticia Acereda

"Yo siento alcanzar mi paz interior, tengo más confianza en mí misma, soy mucho más tolerante, sonrío más, veo el mundo de diferente forma. Por todo esto, elijo correr", reflexiona Leticia.
Leticia Acereda -
Corredoras Anónimas: Leticia Acereda
Corredoras Anónimas: Leticia Acereda

¡Hola campeonas! Mi nombre es Leticia Acereda, aunque seguramente muchos de vosotros me conocéis como @entrecordonesbyleticia , mi nombre en perfiles sociales. Tengo 30 años y vivo en Tudela, Navarra. Me considero una chica extrovertida, alegre y muy positiva; me gusta el orden y ser dueña de mi tiempo. Creo firmemente que si te organizas bien hay tiempo para todo y eso, en definitiva, te hace sentir satisfecho.

Mi filosofía es buscar mi mejor versión, ser un poquito mejor cada día y saber disfrutar de las pequeñas cosas que nos ofrece la vida.

El deporte es uno de los pilares que mantiene mi equilibrio personal y emocional.

Ciertamente, lo he practicado desde muy pequeñita, pasando por diferentes modalidades como la gimnasia rítmica, el patinaje artístico, la natación o el running. También he practicado deportes indoor como el aerobic, el spinning o actividades de alta intensidad, cross-training.

A lo largo de todos estos años, sentir el deporte como una afición con la que disfrutar, desconectar y pasarlo bien ha sido la clave para convertirlo en un estilo de vida. No concibo un día sin deporte, este es mi sentimiento. Un sentimiento inculcado por personas extraordinarias con las que he tenido la suerte de toparme en este camino.

Publicidad

Hoy estoy volcada y “enganchada” a correr. Una actividad que me hace volar, me permite soñar, sentir plena y disfrutar de mi tiempo libre. Un tiempo que es único, nuestro y que debemos exprimir al máximo. Un hobby que me hace sonreír cada día, que cura mis no tan buenos momentos, que me cubre de pura energía positiva que intento transmitir a todo el que me rodea y me mantiene con esa sensación de que absolutamente nada puede conmigo. Es mi motor y una de mis grandes motivaciones.

¿Cómo comencé? Estaba en mi último año de carrera universitaria y sin saber muy bien el porqué, comencé a salir a correr. En esa época, dedicaba casi todo mi tiempo al estudio, no tenía mucho espacio para mí. Empezar a correr significó un tiempo de desconexión, de liberación de la mente. Poco a poco, con el paso del tiempo esos pocos minutos con los que comencé fueron creciendo. Recuerdo que mi hermano también se inició en el atletismo donde empezó a destacar por sus cualidades. Ir a verlo correr me llenaba de motivación para seguir corriendo. Y hoy, no imagino una vida sin esta actividad.

Corredoras Anónimas: Leticia Acereda

Corredoras Anónimas: Leticia Acereda

De hecho, esa motivación también contagió a mi marido y hoy, los 3, seguimos corriendo. Es muy especial compartir una afición. Si ya se disfruta de manera personal, cuando es un sentimiento compartido, todo fluye y es muy fácil seguir.

Corredoras Anónimas: Leticia Acereda

Corredoras Anónimas: Leticia Acereda
Publicidad

Durante un tiempo, mis salidas a correr consistían simplemente en eso, correr. Sin pensar en ritmos, sin mirar el reloj, sin objetivos ni competiciones en calendario. Sin embargo, todo esto cambió cuando mi hermano, Licenciado en Ciencias del Deporte, me retó a preparar la popular carrera Behobia -San Sebastián. Solamente fueron unas semanas de preparación y mi mejora fue brutal logrando ser la primera mujer navarra en cruzar la línea de meta. A partir de ahí, decidimos establecer un plan e ir a por nuevos objetivos.

Durante la temporada, entreno prácticamente a diario. Por semanas, podría acumular hasta 6 sesiones de carrera y 2 de gimnasio. En esas sesiones de running hay de todo, calidad (series, fartleks o cambios de ritmo) y rodajes medidos en tiempo o en kilómetros. Siempre hay un día de descanso completo que debemos tomar para descansar y asimilar el resto de entrenamientos. Obviamente, yo no soy entrenadora, ni sabría cómo organizar mis planes de entrenamiento. Por eso cuento con un entrenador, un profesional que me prepara estos planes personalizados en función siempre de los objetivos que queramos afrontar. En mi caso, mi entrenador es mi hermano, así que todo queda en familia.

Corredoras Anónimas: Leticia Acereda

Corredoras Anónimas: Leticia Acereda

De esta forma, he logrado mis mejores marcas personales en 10 k y media maratón. Podría destacar el 10 k Ciudad de Zaragoza donde fui la primera mujer en cruzar la meta con un tiempo de 36:26, o la Mitja Marató Barcelona donde conseguí romper la barrera de la hora y veinte minutos con un tiempo de 1:19:39.

Otra de las carreras que recuerdo de forma especial es la Media Maratón Martín Fiz, en Vitoria donde he participado 2 veces. La primera porque fue la primera vez que corría tal distancia. Todavía hoy recuerdo el esfuerzo que supuso para mí. Llegando al kilómetro 18 pensaba que no llegaría a la meta. Pero junto a mí estaba mi marido, Igor, que me empujó y supo sacar todo lo que yo tenía para terminar. También recuerdo las lágrimas al llegar a la meta y la indescriptible sensación de haber conseguido el objetivo de lograrlo.

La segunda vez que me enfrenté a la misma carrera, el año pasado, era una corredora tan distinta a aquella anterior… Soñé con la victoria, con reproducir la misma imagen que había protagonizado mi hermano en una de sus ediciones anteriores. Cruzar la meta en primera posición, corriendo la misma distancia y en la misma ciudad. Soñé tanto que creí que podría conseguirlo. Puse todo mi empeño, me esforcé, luché y lo logré. El sentimiento fue único.

Corredoras Anónimas: Leticia Acereda

Corredoras Anónimas: Leticia Acereda

Participo en carreras siempre que puedo. Cruzar la línea de meta da una satisfacción increíble. Además, es un “chute” de adrenalina que te hace sentir feliz. Para mí, cada carrera supone un aprendizaje, no solo a nivel técnico sino también personal.

Publicidad

Quizá, la parte menos bonita en una vida deportiva son las lesiones. Desafortunadamente, en el tiempo que llevo corriendo he sufrido 2 lesiones que me han tenido apartada de correr durante unos meses. Cuando caes lesionado crees haber tocado fondo. Tu rutina cambia radicalmente y no sabes qué hacer. Es duro asimilar y aceptar que estarás un tiempo sin hacer eso que tanto te gusta. No obstante, en mi caso, cuando miro atrás quiero ser positiva y pienso en todo el conocimiento adquirido durante ese tiempo en el que correr no era posible.

He aprendido que tenemos que cuidar de nuestro cuerpo. Claramente dependerá de cada persona y de cada situación, pero si queremos darle caña al cuerpo, tenemos también que prestar atención a otros factores como la nutrición y el descanso. Fundamental. Tenemos que comer muy bien y dormir muy bien para que la máquina funcione como deseamos y evitar así la obligación de parar.

Para mí la alimentación juega un papel importante en mí día a día. En casa tenemos un buen hábito alimenticio. Creo que adquirir un buen hábito nutricional es muy beneficioso para cualquier persona. Soy muy consciente de que la calidad de la comida está relacionada con sus efectos, es decir, si comes mal, te sientes mal. Me gusta comer, y disfruto comiendo cada día. No importa que sea lunes, sábado o domingo. Además, creo en la alimentación consciente, es decir, en la importancia al momento en el que nos ponemos a comer. Debemos aprender a reconocer si comemos porque realmente tenemos hambre o porque es la hora. Debemos saborear la comida, masticarla bien. Y también dejar de comer cuando sintamos que estamos saciados.

Por supuesto recomendaría correr a todo el mundo. De hecho, utilizo mis perfiles sociales para intentar contagiar al mundo con mi estilo de vida. Motivarles para que hagan ejercicio a diario y sientan en primera persona los beneficios de su práctica. En definitiva, me gustaría que ellos, como yo, se sientan bien y sean felices.

Corredoras Anónimas: Leticia Acereda

Corredoras Anónimas: Leticia Acereda

Por supuesto, no quiero impresionar a nadie sino transmitir mi pasión por el deporte y los valores que el deporte me enseña. El deporte nos hace sentir bien. Y cuando nos sentimos bien, nos convertimos en mejores personas. Yo siento alcanzar mi paz interior, tengo más confianza en mí misma, soy mucho más tolerante, sonrío más, veo el mundo de diferente forma. Por todo esto, elijo tener deporte en mi vida.

¡Qué inspiradores son perfiles como el tuyo Leticia!

Muchas gracias por contagiarnos tu estilo de vida con esa dulzura y pasión que te caracteriza.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Aprendamos a tratar y prevenir las lesiones del ligamento cruzado anterior, una de la...

La condropatía rotuliana es una patología recurrente en el mundo del running....

La nueva colección de Salomon se adapta a tus necesidades...

La Noosa es el modelo más famoso del triatlón ...

New Balance actualiza su tecnología para que sea más ligera y con más rebote....

El pulsómetro Suunto 5 reaparece con nuevos colores para adaptarse a todos los gustos...