Corredoras Anónimas: Rebecca Brassington

"Si me preguntas ahora por qué corro, te diría “no me preguntes por qué lo hago, pregúntate por qué no corres tú". No imagino mi vida ahora sin correr. Sin embargo, no siempre ha sido así", nos confiesa Becca.
Rebecca Brassington -
Corredoras Anónimas: Rebecca Brassington
Corredoras Anónimas: Rebecca Brassington

Ahora si me preguntaras por qué corro, te diría “no me preguntas por qué corro, pregúntate por qué no corres tú". No imagino mi vida ahora sin correr. Sin embargo, no siempre ha sido así". Me llamo Rebecca Brassington, tengo 31 años y soy corredora popular. Desde pequeña soy una persona muy deportista, mis padres me inculcaron el deporte como manera de aliviar estrés y divertirme; me dieron la oportunidad de probar todo tipo de actividades: piragüismo, esquí acuático, escalada, tenis, netball, fútbol… cosa que les agradezco un montón.

Corredoras Anónimas: Rebecca Brassington

Corredoras Anónimas: Rebecca Brassington

Mi primer intento: Entre otros deportes hice un poco de atletismo desde los trece hasta los quince años. Mi entrenador intentó hacer lo que pudo conmigo pero fui bastante vaga. Iba a los entrenamientos para quedar con mis amigos y hacer algo de deporte, sin más. El recuerdo que tiene mi madre del atletismo de pequeña es de los crosses. Si había un charco, lo esquivaba y si alguien intentaba sacarme una foto me paraba en seco. Por lo tanto, no se sorprendió nadie cuando lo dejé.

El segundo intento: Empecé la universidad y decidí probar otra vez a correr con el equipo de la universidad pero como vi que todos eran atletas de verdad, solo asistí al entrenamiento el primer día.

Con 22 años me vine a España a vivir y hacía algo de escalada, trekking, clases en el gimnasio, poco a poco me estaba poniendo fuerte, pero a la vez estaba comiendo bastante.

En 2014 decidí correr mi primera media, la Liverpool Rock n Roll Half Marathon. Mi preparación fue salir a correr dos veces durante las dos semanas de antes: 8 k y 13 k. Hice 2:02 y terminé con las piernas destrozadas de la rozadura de mis propios muslos y casi no pude andar durante unos días.

Al año, corrí las dos leguas de Alcobendas con un amigo (otra vez sin salir a correr ni un día). No me enganchaba a correr, era una chica fitness y nadie iba a cambiar eso.

A la tercera va la vencida: sin darme cuenta ya no era la joven de antes que podía comer lo que fuera y mantenerse delgada. Tenía que hacer algo así que un día cuando una amiga del gimnasio me dijo “deberías venir a correr un día a mi club” fui a probar.

Con 28 años es cuando realmente empecé a correr, era abril de 2016.

Quería ir un día cada dos semanas para bajar peso. Me dijeron que me iba a enganchar y yo me reía. “Si yo no soy corredora, soy una chica de gimnasio” les decía. No me había dado cuenta de que me iban a estusiasmar los rodajes con la gente, el desahogarme después de una semana difícil o el estar al aire libre disfrutando del sol.

Corredoras Anónimas: Rebecca Brassington

Corredoras Anónimas: Rebecca Brassington

Tampoco sabía que se me iba a dar tan bien con la ayuda de mi entrenador, el mítico Ramiro Matamoros. De no salir ni un día, a las dos semanas mis primeras marcas fueron de 45 minutos en 10 kilometros y veía imposible mejorar eso porque sufría mucho para conseguirlo.

Estaba saliendo cada vez más a correr y al final ese primer año mejoré mis marcas en 10 kilómetros de 45 minutos a 40 minutos. Cambié mi actitud a la hora de correr y la perspectiva de la vida. Me decía “se supone que es duro… lo difícil es lo que hace que estés tan contenta al conseguirlo.”

Corredoras Anónimas: Rebecca Brassington

Corredoras Anónimas: Rebecca Brassington

Correr me enseña cada día que soy capaz de mucho más que lo que imaginaba.

Me propuse bajar de 40 minutos en 10 kilómetros el primer mes de la siguiente temporada y mucha gente me decía que estaba loca porque después del verano iba a estar más floja pero no hay nada mejor que hacer lo que te dicen que no vas a conseguir.

Corredoras Anónimas: Rebecca Brassington

Corredoras Anónimas: Rebecca Brassington

Empezaron a llegar mis mejores marcas entre 2017 y 2018. Por supuesto, bajé de 40 en Madrid Corre por Madrid en Septiembre 2017. Hice marca personal en 5 k en la San Silvestre de Jarama con 18:54, en el 10 k del Rey de las Populares hice 38:21 y en la media maratón del Mundial de Valencia hice 1:25:04. Lo más gracioso fue que gané la temporada de Cross de Eventsthinker y formé parte de nuestro equipo en el Campeonato de Cross de Madrid por equipos en lo cual quedamos segundas. A mi madre le hizo mucha gracia que ya no tenía miedo al barro. Estaba “on fire”, nadie me iba a parar. Antes de cada carrera repetía frases como “nunca llega a ser fácil, solo te haces más fuerte” o “la voz en tu cabeza que te dice que no lo vas a lograr es un mentiroso.”

Corredoras Anónimas: Rebecca Brassington

Corredoras Anónimas: Rebecca Brassington

Y aparecieron las lesiones. Tenía fascitis plantar desde febrero de 2018 y me traté con E.P.I. Me curé de un pie en julio y, mala suerte, me salío en el otro hasta octubre 2018 pero seguía corriendo. No fue hasta febrero de 2018 que empecé a tener mi primer bajón por exigirme mucho entre el trabajo y los entrenamientos. Tuve anemia y me encontraba rara, desde marzo 2019 hasta julio 2018 no paraba de tener citas en el hospital hasta que dieron con el problema, tenía gastritis crónica por estrés.

Aprendí mucho de la temporada pasada. Correr es muy sano pero no hay que obsesionarse. Las mejoras no llegan cuando estás estresada, vienen cuando disfrutas de verdad.

Después de un verano más tranquilo corriendo en montaña, haciendo otros deportes y pocas series, estoy de vuelta a la pista. Ya he tenido el verano para reflexionar. El descanso me vino muy bien para contemplar lo que quiero conseguir de mi vida como atleta. Precisamente quiero eso, una vida llena de carreras y rodajes con amigos y diversión, animar a los alumnos de mi colegio y a otros niños a hacer deporte y llevar una vida sana... y si salen más marcas bien pero esa no es la razón por la cual corro.

Corredoras Anónimas: Rebecca Brassington

Corredoras Anónimas: Rebecca Brassington

¡Gran aprendizaje Becca e inmejorable lección para todas! Muchas gracias por compartirlo con total sinceridad con nosotras.

Bastantes obligaciones y estrés tenemos en el día a día como para añadirle otra con los entrenamientos, carreras, ritmos y marcas. En el disfrute está el exito y no hay nada como comprobarlo por una misma.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La adidas Ultraboost 20 será la que le acompañará en los entrenamientos más duros....

La solución la tienen las prendas X-Bionic Twyce 4.0 y EFFEKTOR 4.0...

Aprendamos a tratar y prevenir las lesiones del ligamento cruzado anterior, una de la...

Es el aire que respiramos (y en el que entrenamos). Si te preocupa el medio ambiente,...

Saucony estrena tecnología de amortiguación con la Triumph ...

Asics rehace la Nimbus para que todo sea más suave y lujoso....