Del asfalto a la montaña: trail running

¿Te apetece probar nuevas experiencias corriendo? ¿Sientes el asfalto monótono y te gustaría probar la diversidad de la montaña?
Linda Sansegundo -
Del asfalto a la montaña: trail running
Del asfalto a la montaña: trail running

Los retos y desafíos siempre nos despiertan un cúmulo de sensaciones positivas que hacen que nos apetezca atrevernos a ello. La transición del asfalto a la montaña es algo totalmente emocionante y es que no hay dos caminos iguales, incluso el mismo sendero es diferente de una temporada a otra.

Uno de los mayores errores que puedes cometer como principiantes es comparar los kilómetros y ritmos, huye de ello porque solo te desmoralizará sin sentido alguno. Prueba, investiga, aprende, disfruta… es un universo totalmente nuevo que explorar que estoy segura de que te brindará muchas satisfacciones.

Lee estos sencillos consejos antes de tu primera salida por la montaña, te ayudarán a verlo con otra perspectiva.

No descuides el entrenamiento de fuerza

Antes de tu primera salida a la montaña, debes tener una buena base de fuerza muscular. Siempre insistimos en la importancia de este tipo de entrenamientos pero al correr en terreno abrupto con giros, subidas, bajas, irregularidades… cobra mayor importancia.

No olvides tampoco los ejercicios dinámicos de propiocepción y equilibrio para fortalecer los tobillos, será determinante en este tipo de terreno.

Corre con las zapatillas adecuadas

Puede parecer que con tus zapatillas habituales de asfalto correrás igualmente en la montaña pero es un grave error. Es indispensable que la suela tenga una buena tracción para evitar resbalones y caídas, buena sujección alrededor del tobillo para que la zapatilla no se mueva, buena transpirabilidad ya que pasarás más horas con ella puesta…

Casi todas las marcas tienen modelos de zapatillas de trail, elige la que mejor se adapte a tus necesidades.

Publicidad

Olvídate del ritmo

Y es que el ritmo es una de las mayores diferencias entre el asfalto y la montaña. Debes centrarte en sumar los kilómetros que desees olvidando el ritmo al que lo hagas.

No te asustes si duplicas tu tiempo en comparación con el asfalto, es lo habitual. En terrenos llanos será más fácil mantener un determinado ritmo siempre que el sendero sea sencillo pero no te obsesiones con ese parámetro, es el menos importante.

Dosifica tu esfuerzo

No te agobies con mantener un determinado ritmo y dosifícate, es preferible de ir de menos a más- Comienza con un ritmo que seas capaz de mantener toda la carrera con la idea de poder incrementarlo al final, tus sensaciones serán mejores y evitarás sufrir caminando para llegar a la meta.

Corre concentrada

En cualquier carrera debes estar atenta pero el trail running requiere que estés totalmente concentrada. Pero no mires hacia abajo, debes mirar siempre dos o tres pasos por delante.

No te pongas nerviosa por tropezar o torcerte un tobillo, debes aprender a reaccionar y responder al terreno, y esto solo se consigue con la práctica.

Entrena la técnica

La técnica de carrera no es la misma en terreno llano que en la montaña, cuando el terreno es accidentado la mecánica cambia, los pasos son más cortos.

Tener una buena técnica te ayudará a ser más eficiente y correr más cómoda., tanto en las subidas como en las bajadas.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Un coche eléctrico (el Nissan Leaf), todas las capitales de provincia peninsulares, 7...

Te enseñamos todo lo que tienes que saber sobre el esguince de tobillo, una de las le...

Muchos corredores populares terminan haciendo series simplemente porque han oído habl...

La contaminación en las grandes ciudades es un hecho que afecta a toda la población, ...

Hace dos años Hannah Gavios se dañó la columna vertebral huyendo de un intento de vio...

Porque es clave lo que el corredor ingiere antes y durante para conseguir unos 42 km ...