Errores que cometemos al estirar

Realmente la primera pregunta debería ser si estiras, porque aunque las mujeres somos más flexibles que los hombres, no por eso debemos dejar de hacerlo.
Linda Sansegundo -
Errores que cometemos al estirar
Errores que cometemos al estirar

El estiramiento tiene un punto de polémica: algunos lo encumbran, otros lo hacen a regañadientes, y otro se lo saltan por completo. La investigación sobre sus beneficios muestra resultados variados también aunque más allá de sus mejoras sobre la recuperación y prevención de lesiones, lo que está claro es que la flexibilidad no debemos perderla ya que la rigidez conduce directamente a las molestias.

Por todas es conocido que las mujeres tenemos un grado de flexibilidad mayor que el de los hombres, aunque en el caso de las corredoras, solemos ser "de madera". Pero no esperes que esa "ventaja" te proteja completamente de las lesiones, aunque estires a diario, si sientes un dolor inusual durante o después de correr, acude al médico.

No lo hagas si produce dolor

Si un estiramiento está causando dolor, más allá de la molestia típica asociada con el estiramiento, puede haber un problema y continuar estirando sólo puede empeorarlo. Deja de estirar esa zona y busca la opinión de un profesional médico.

No estires un área porque "te siente bien"

En algunos casos, la tensión puede ser un fenómeno del sistema nervioso para mantener una posición muscular como protección y el tratamiento en este caso no es siempre estirar, de hecho, podría resultar en un bucle de retroalimentación que mantenga la tensión.

Si experimentas tensión recurrente, opta por otra forma de tratamiento, como modificar tu forma de correr o el fortalecimiento de ese músculo.

Tampoco estires un lado del cuerpo y el otro no, por ejemplo el gemelo izquierdo mucho más que el derecho porque lo sientes más cargado. Siempre intenta estirar por igual.

No realices estiramientos estáticos antes de correr

Que debemos calentar antes de comenzar a correr es algo que deberíamos tatuarnos si queremos correr durante muchos años alejadas de las lesiones. Para ello lo ideal es realizar pequeños ejercicios dinámicos es decir, dedica entre 5 y 10 minutos a movimientos multidireccionales. Y, si tienes áreas problemáticas, tómate algo de tiempo para concentrarte en los calentamientos dinámicos que apuntan a esas áreas.

Y si tiene áreas problemáticas crónicas muy cargadas, estirar sólo antes y después del entrenamiento puede no ser suficiente para aliviar tus problemas. Normalmente, puede ayudarte estirar suavemente por la noche antes de acostarte o realizar algunos ejercicios de movilidad, especialmente si experimentas calambres para aliviar tensión.

No hagas rebotes

El estiramiento balístico utiliza movimientos que rebotan para empujar a tu cuerpo más allá de su rango de movimiento natural. Realizar este tipo de estiramiento pone en riesgo al empujar un músculo o tendón más allá de su capacidad actual y puede indudir lesiones.

Mantén tu rutina de estiramiento limitada a una mezcla de calentamiento dinámico y estiramientos estáticos posteriores al entrenamiento.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Aprendamos a tratar y prevenir las lesiones del ligamento cruzado anterior, una de la...

Es el aire que respiramos (y en el que entrenamos). Si te preocupa el medio ambiente,...

Saucony estrena tecnología de amortiguación con la Triumph ...

La Storm Viper II de Joma viste tus pies con los motivos más alegres de Ibiza...

Asics rehace la Nimbus para que todo sea más suave y lujoso....

Más protección y confort para blindar al corredor durante la época de frío con el tej...