Nuestro propio sueño olímpico, ¡bienvenido 2020!

"Mujeres corredoras, al compás de las campanadas sellemos nuestro propio lema para el 2020: Proyecto y Confianza, Motivación y Trabajo, que no falten en el nuevo año", nos alenta Aurora Pérez.
Aurora Pérez -
Nuestro propio sueño olímpico, ¡bienvenido 2020!
Nuestro propio sueño olímpico, ¡bienvenido 2020!

Bonito número, el 2020, para un año que se presume interesante para todos aquellos que medimos la emoción deportiva por ciclos olímpicos, y es que nos espera un año apasionante con la vista puesta en nuestros atletas de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio. Tanto los atletas de nuestro país, como los rivales que encontrarán en la cita olímpica, van a tener un año lleno de motivación para pelear por conseguir el ansiado pasaporte que todos los deportistas de un cierto nivel tienen entre los deseos que cumplir a lo largo de su carrera deportiva.

No voy a escribir sobre los sueños de otros, esos los disfrutaremos y seguro que compartiremos sus emociones, pero bajando del olimpo a los sueños terrenales, todas nosotras tendremos nuestros propios anhelos, nuestros propios retos y, desde luego, olímpico o no, no hay reto pequeño.

Pero sí hay dos cosas fundamentales que podemos compartir con los grandes deportistas y que es un denominador común en todos ellos, algo que a veces obviamos y que sin embargo es tremendamente importante a la hora de marcarnos el itinerario de todos nuestros deseos.

Hablo de la confianza en el PROYECTO personal de cada uno, del trabajo que hay que poner en el camino para llevarlo a cabo y hablo sobre todo de la MOTIVACIÓN para dar cada paso (o cada zancada hablando más claramente en nuestro caso), en dirección a nuestro o nuestros objetivos finales.

Publicidad

Es normal cada 31 de diciembre hacernos con una legión de propósitos, pero que son abandonados muchas veces por falta de tiempo, de estímulo, de oportunidad, o de falta de confianza. Los grandes campeones pueden tener momentos de desánimo, sentir bajones en el ánimo, pero siempre volverán a encontrar la motivación, ¿por qué? Porque entre otras cosas nunca dejan de creer en el proyecto y tienen claro el trayecto que deben seguir a fin de culminarlo y cuando llega una ocasión en que zozobran vuelven a visualizar esa meta y retornan a la senda retomando el trabajo y redoblando el esfuerzo si es necesario.

Vamos a emularlos, nuestros retos no serán olímpicos pero tampoco, como decía antes, serán pequeños y para nosotros han de ser lo más importante. Y no estoy refiriéndome ni hablo de ese objetivo que muchas de las que leéis estas líneas estaréis pensando y que hacen que nuestro mundo, el mundo de las zancadas, parezca que se reduce solamente a participar en un maratón o a correr una San Silvestre como colofón del año.

No, no es necesario en absoluto ponerse unas zapatillas y no quitárselas hasta que no se ha cumplido con la distancia de Filípides.

Es más interesante, a mi modo de ver, antes de llegar a esas cumbres más altas, diseñar el camino que nos llevará a ellas, trabajar las patas de la silla que nos ha de sostener. Estamos compuestas de cuerpo y mente y a ambos debemos cuidar pues ambos forman parte indisoluble del boceto que pretendemos esbozar a fin de no errar en el proyecto con vistas al nuevo año. El ejercicio físico adecuado y la alimentación correcta nos harán estar a gusto en nuestro cuerpo, mientras que los placeres intelectuales, la lectura, la observación del arte y el descanso serán la nutrición de nuestro interior, de nuestra mente.

¿Por qué contratar a una corredora en tu empresa?

¡Bienvenido 2020!

Vamos a idear un proyecto con la toma de las 12 uvas, vamos a indagar en nuestro yo, donde siempre encontraremos algo que nos ilusione conseguir, y vamos a proponernos, ante todo y a pesar de todo, no abandonar, caernos y levantarnos, aprender de los errores, seguir adelante y trabajar, trabajar mucho, porque aunque no siempre es cierto eso tan manido de que los sueños se cumplen, lo que es seguro es que sin trabajo, sin motivación y sin confianza cualquier sueño es imposible, y cualquier proyecto inabordable.

Así “que mujeres corredoras”: Al compás de las campanadas sellemos nuestro propio lema para el 2020: Proyecto y Confianza, Motivación y Trabajo, que no falten en el nuevo año.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Aprendamos a tratar y prevenir las lesiones del ligamento cruzado anterior, una de la...

La condropatía rotuliana es una patología recurrente en el mundo del running....

La nueva colección de Salomon se adapta a tus necesidades...

La Noosa es el modelo más famoso del triatlón ...

New Balance actualiza su tecnología para que sea más ligera y con más rebote....

El pulsómetro Suunto 5 reaparece con nuevos colores para adaptarse a todos los gustos...