Recomendaciones para correr en verano

¿Y tú de qué eres, de frío o de calor? El verano está a la vuelta de la esquina y los que corremos no nos ponemos de acuerdo: o lo amas o lo odias.
Elisa Pérez Garabatos -
Recomendaciones para correr en verano
Recomendaciones para correr en verano

Parece que no, pero aquí está, a la vuelta de la esquina: el verano. El verano es como ese reto viral del color en el que ves unas zapatillas dependiendo del hemisferio cerebral dominante. Los que corremos no nos ponemos de acuerdo: o lo amas o lo odias.

Ya seas de un bando u otro, lo normal es que sigas saliendo a correr porque #somoscorredores . Desde aquí os queremos dar una serie de recomendaciones para correr en verano y no morir en el intento:

  1. Sal a primera hora de la mañana si tu lugar de entrenamiento transcurre por asfalto: aunque intentes salir al anochecer, el calor absorbido por la exposición al sol hará que el asfalto siga despidiendo calor aún cuando nuestro astro rey está a punto de meterse en cama. Si sales por caminos, pistas forestales, praderas, playas… aquí sí que puedes elegir entre madrugar o dejarlo para el final.

  2. Trata de tomarte los días en los que te hayas cogido vacaciones para hacer lo propio con tus entrenamientos. Ya sabéis que el descanso es una parte muy importante del plan y por descanso se entiende el cambio de actividad, no necesariamente cero actividad.

¿Qué ideas os propongo? Entreno de potencia en la playa: métete en el mar con tu traje de baño hasta que te cubra por la cintura y márcate un sprint hasta la orilla. Tener el core bien apretado y subir bien las rodillas hará el ejercicio más completo.

Si la playa a la que vas se divide en escaleras, hazte un sprint a la tercera y vuelve trotando; luego hasta la segunda y vuelve trotando; por último, hasta la más cercana a tu punto de salida y vuelta. Descansas 1 minuto y vuelta a empezar; por ejemplo, 3 series. Obviamente lo puedes adaptar a tu ritmo y condición física, es sólo una muestra.

Repite el ejercicio anterior pero en lugar de por la arena mojada, por la seca.

Publicidad
  1. Al hilo de lo que os propongo arriba, mucho cuidado con correr descalzos por la arena: es más blandita, también más inestable, pero, al no estar acostumbradas, nos podemos lesionar en el tendón o crear una fascitis, que tan molestas y complicadas de curar son. Si te decides, hazlo muy poco tiempo y vuelve a calzarte las zapas.

  2. Si tienes información de alguna ruta de montaña por tu zona vacacional, ¡a por ello! La montaña tiene algo que atrapa, tu mente se relaja más, tu cuerpo tiene que practicar bien la propiocepción debido a la inestabilidad del terreno y el cambio de escenario hará que cargues pilas en tu motivación para correr.

  3. Como decía Sabina en una canción: “¡Olvídate del reloj!” y sal a disfrutar o a sufrir, pero por las sensaciones de tu cuerpo, sin pitidos, sin alarmas. Sólo tú y tus kilómetros.

  4. Hagas lo que hagas, usa protección solar, bebe bien de agua y cómete un helado de vez en cuando, que para eso has entrenado un poco.

Al final, el verano no va a ser tan malo, ¿verdad?

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

Uno de los modelos más dinámicos y ligeros de Joma...

Llega a su quinta generación mejorando su rendimiento y con nuevas tecnologías...

Más amortiguación en cada paso...

Descubre una de las zapatillas con más amortiguación del mercado...

Así son las Spire 3 de 361º, unas zapatillas que aportan máximo confort y con una gra...