Corredoras Anónimas: Marga Parres

"Yo que era y soy de la familia la más débil he conseguido sacar de ellos palabras como: "qué grande eres, que máquina". Ni en sueños me lo hubiera imaginado", nos confiesa Marga.

Marga Parres

Corredoras Anónimas: Marga Parres
Corredoras Anónimas: Marga Parres

Soy una ama de casa que encontró en el running el escape a la rutina y a las obligaciones perpetuas, que a veces nos hacen olvidar que hay más vida más allá de un trapo y de los deberes.

Realmente mi primer contacto, en este mundo, fue con una mamá del cole de mis hijos, Toñi, que salía por Perleta a caminar. De casualidad, un día me lo propuso y comenzamos a hacer salidas por caminos de la zona ,como el que no quiere la cosa, de andar el cuerpo pedía trotar y de tontería fuimos soltándonos, al punto de llegar a proponernos apuntarnos a alguna carrera de 10k para probar esa experiencia.

Corredoras Anónimas: Marga Parres

Corredoras Anónimas: Marga Parres

Mi primera carrera fue la de "Mil Camins una Meta" quedando séptima, sin casi entrenamiento ni condiciones ya que yo no había hecho deporte en la vida y empecé a imaginar y a ilusionarme en verme capaz de llegar a hacer podium.

Tras alguna más muy disfrutada, llegó el premio y quede tercera en la de Mil Camins una Meta del 2015 y ya me propuse exigirme un poco más.

Corredoras Anónimas: Marga Parres

Corredoras Anónimas: Marga Parres

Había oído hablar de un club, Urban Running, y me acerqué a tomar contacto con ellos y me decidí a probar a ver si realmente me gustaba tomármelo un poco más en serio, pero sin realmente más pretensión, como la tengo al día de hoy, que disfrutar y aprender de todos cada día.

Corredoras Anónimas: Marga Parres

Corredoras Anónimas: Marga Parres

La verdad es que es impresionante lo que el deporte y en este caso, corre, te puede aportar.

Yo que era y soy de la familia la más débil y torpe he conseguido sacar de ellos palabras como: "qué grande eres, que máquina". Ni en sueños me lo hubiera imaginado, me encanta esta actividad que desempeño, la verdad, con poca exigencia, intentando siempre dar lo mejor de mí en los entrenos.

Corredoras Anónimas: Marga Parres

Corredoras Anónimas: Marga Parres

Así me pasa con mis compañeros, todos me hacen sentir feliz, no sabría decir cuál mejor ni peor, son todos muy grandes; algunos, por circunstancias se van quedando por el camino, y han dejado una huella importante en mi vida, como Isa que adoro, Martínez grandeee, Sandri que me recordaba a mi hija, por su caracter, Juan Antonio que a veces miro en la pista por si se ha unido al grupo y a muchos más que aunque no los nombre están en mí muy presentes.

Lo bonito de compartir zancadas en entrenos y carreras ya no sólo es conocer más a los compis, sino descubrir tantísimas personas que te preguntan, que se preocupan, incluso dejan a veces su ritmo por conseguir que llegues a meta, este mundo está lleno de COMPAÑERISMO en mayúscula.

Otra cosa que he descubierto y me encanta es ver tantísima gente joven y no tan joven por zonas como el río, ciudad deportiva, pantano haciendo deporte. Me parece un ejemplo contagioso que debería crecer sin parar porque es algo que nos ayuda en todas las demás facetas que desarrollamos en la vida aportándonos confianza, felicidad y actitud positiva ante la vida.

Es curioso que en algún momento con los compis ha salido el tema de hacer algún maratón y yo siempre he dicho que conmigo no cuenten, que eso es una barbaridad y que no lo haría jamás, pero nunca digo nunca jamás, y este ha sido el año.

Corredoras Anónimas: Marga Parres

Corredoras Anónimas: Marga Parres

Gracias a Pedro Esteso que tanto nos motiva entrenando, que consigue que nos veamos capaces. He conseguido no sólo hacerla con un grande como Fernando, con el que disfruté y sufrí, sino que además ya me he apuntado a la próxima, ¡qué fuerte!

Corredoras Anónimas: Marga Parres

Corredoras Anónimas: Marga Parres

Otra grata experiencia ha sido la Transilicitana, ¡qué lujazo de compañeros con los que he compartido kilómetros y esa meta! Muy sufrida, pero como todo en la vida con esa gran recompensa que es la superación, yo tengo una máxima en mi vida que intento siempre aplicarme: "que no te limite nadie y mucho menos te límites tú". Hay que creérselo, lucharlo y finalmente con esfuerzo conseguirlo o por lo menos, intentarlo.

Quiero agradecer a los compañeros todo lo que me aportan y soportan y cómo no, al míster Pedro, enorme deportista y mejor persona, su total entrega y dedicación. Sin olvidarme de mi marido que me aguanta más que nadie y con el que además tengo la suerte de disfruta de alguna salida, ¡gracias siempre!

No me extraña que tu familia y compis te digan que eres muy grande Marga, ¡es que eres enorme!

Muchas gracias por compartir tu historia con nosotras y transmitirnos esa alegría, compañerismo y positividad, ¡a por muchas más metas campeona!