Corredoras Anónimas: Patricia Justiniano

"Correr es mi momento, pero sin el apoyo de mi familia no conseguiría conciliar trabajo, entrenamientos y tiempo con ellos", nos cuenta Patricia.

Patricia Justiniano

Corredoras Anónimas: Patricia Justiniano
Corredoras Anónimas: Patricia Justiniano

Desde pequeña fui una niña sedentaria, no entraba a la clase de gimnasia porque siempre me pasaba algo, era la niña pupas así seguí hasta terminar la universidad.

Fui madre y, cinco años después, llegué a tener sobrepeso debido al estrés del trabajo en el que estaba. Me apunté a un gimnasio e iba 1 vez al mes, ¡qué desastre!; la monitora, que era mi vecina, me propuso una tarde ir a correr con ella, me sonreí y le dije que va no iba a poder. Ella muy paciente me insitiró convenciéndome de que haríamos unos "cacos" y, por vergüenza, no le pregunté qué era eso y acepté.

Ese fue mi primer contacto con el running, me sentía morir, el corazón se me iba a salir por la boca las primeras semanas hasta que, poco a poco, me fui encontrando mejor y conseguía volver a casa sonriendo. Me animá a correr La Carrera de la Mujer y la hicimos completa, sin caminar ni un poquito, cuando yo era de las que participaba caminado. Fue mi primer año corriendo con el subidón de terminar la carrera.

Acepté prepararme para mi primer 10k que era la carrera de mi barrio en Octubre y a partir de ahí fue un subidón. Controlé mi peso, mejoré mi alimentación y seguí practicando deporte, coqueteé con la bici hasta que me pegué una leche bien dada que me dejo la rodilla izquierda resentida. Según el traumatólogo es una condromalacia rotuliana, que es algo que muchos podemos llegar a tener, pero su recomendación era no correr más. Le hize caso unos meses pero necesitaba mi momento, salir a correr.

Corredoras Anónimas: Patricia Justiniano

Corredoras Anónimas: Patricia Justiniano

Busqué información y saqué en claro que fortaleciendo la musculatura podía seguir. Cesta mucho, lo reconozco, y es mi punto flaco pero como me gusta correr; me obligo a hacerlo y aquí seguimos dando guerra.

Cayeron muchas más carreras hasta que me animé a dar un pasito más y preparar el Medio Maratón de la Mujer en octubre de 2018. Me sentí tan feliz al conseguirlo que he vuelto a repetir distancia en el 2019 en la Media Movistar, la media de la Rock &Roll y atreverme a correr en octubre 2019 con una media maratón en Bruselas, ¡aún recuerdo los adoquines!

Corredoras Anónimas: Patricia Justiniano

Corredoras Anónimas: Patricia Justiniano

Este año he disfrutado de las medias en Sevilla y Barcelona corriendo vestida de plátano en mi caminito hacia la maratón de Madrid, con los amigos de SanusProyect. Es mi gran ilusión cruzar esa meta y que mi familia este allí esperándome porque, correr es mi momento, pero sin el apoyo de ellos no conseguiría conciliar trabajo, entrenamientos y tiempo con ellos.

Corredoras Anónimas: Patricia Justiniano

Corredoras Anónimas: Patricia Justiniano

Correr me ha regalado conocer personas maravillosas que te apoyan sin apenas conocerte, que tiran de ti en una carrera cuando ven que necesitas ayuda y que siempre tienen un palabra de ánimo cuando un entrenamiento no sale como esperas. Las risas de después de una carrera, los nervios de antes, los abrazos...

Corredoras Anónimas: Patricia Justiniano

Corredoras Anónimas: Patricia Justiniano

Correr me aporta felicidad y espero poder seguir corriendo y disfrutando como hasta ahora.

¡Y por muchos años Patricia disfrutando de esta manera!

Muchas gracias por compartir tu historia con nosotras.