Corredoras Anónimas: Sandra Martínez

"Correr me ha enseñado que no se puede ir marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia delante", reflexiona Sandra.

Sandra Martínez

Corredoras Anónimas: Sandra Martínez
Corredoras Anónimas: Sandra Martínez

Bueno os voy a contar mi pequeña historia sobre como empecé en este deporte que me ha dado tanto a día de hoy.

A mi grupo de entrenamiento lo conocí gracias a mi primo Miguel Ángel, yo veía como se iba a entrenar con ellos y lo bien que me hablaba, de hecho él entrenaba en grupo y luego decidía ir a “estirar piernas“ conmigo, así lo llamaba él, cuando para mí hacer dos rotondas seguidas corriendo era una carrera de fondo...

Siempre recuerdo que él iba hablándome siempre que corría al correr y yo no podía ni contestarle, solo asentir con la cabeza; era algo impensable respirar y contestarle a la vez en aquellos inicios . Siempre bromeábamos porque yo le decía no te escucho respirar, ¿pero es que no respiras? Y en cambio yo parecía un rottweiler jadeando sin parar... y siempre nos reíamos con ese tema, incluso en las comidas familiares había cierto cachondeo con el “trenecito" que en este caso era yo que me ahogaba al correr.

Salía con él de vez en cuando hasta que me animó a que fuera con él a probar y así fué. Me encantó el grupo, la gente, el ambiente y me ayudó mucho en esos inicios; aún a día de hoy me ayuda afrontar mi vida diaria de otra manera . En la vida hay etapas, a veces buenas y a veces malas, algunos deciden salir y emborracharse y yo, en este caso, correr que tiene más beneficios y sin duda alguna es mi mejor medicina.

Aunque suene raro cuando corro los problemas se pasan o parecen menos problemas. Llega un punto que parece que te transformaras en otra persona y sientes una fuerza sorprendente que no sabes ni de dónde sale. Me encanta cuando siento que corro súper rápido y me voy a comer el mundo pero termino y veo que la realidad es que voy a 7 min/km, ¡pero para que veáis la gran magia de correr!

Corredoras Anónimas: Sandra Martínez

Corredoras Anónimas: Sandra Martínez

Al final es una forma de vida, tienes un mal día y qué puedes hacer... pues correr para sentir felicidad. Y no quiero que pasé desapercibido él, mi primo, que sin querer me ha ayudado muchísimo al hacerme partícipe de esta locura y conocer este mundo de correr. Le debo mucho y parte de mi felicidad porque correr me aporta eso mismo, felicidad, y hasta ahora nada ni nadie me da este conjunto de cosas que siento: amor- odio, cansancio, ganas de tirar la toalla y al mismo tiempo ganas de comerme el mundo. ¡Gracias Miguelín!

Corredoras Anónimas: Sandra Martínez

Corredoras Anónimas: Sandra Martínez

Y bueno este “trenecito" se propuso un gran reto y estoy a punto de cumplirlo , después de muchos entrenos, de muchos “no puedo que me ahogo", todo eso es pasado porque voy hacer mi primer maratón . Y cuando llegue a esa meta seré un tren de verdad pero no por su velocidad, obviamente, si no por mi evolución y por recorrer tantos kilómetros y llegar hasta donde estoy con todas las subidas y bajadas que me he encontrado en el camino porque, de verdad, no ha sido fácil.

Corredoras Anónimas: Sandra Martínez

Corredoras Anónimas: Sandra Martínez

He aprendido que no se puede ir marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia delante, que la vida es realidad , ¡y una calle de sentido único!

Pues poco más podemos añadir Sandra, ¡a por la meta de ese primer maratón campeona!

Disfrútalo y a seguir creciendo en este deporte que tanto nos aporta.