Evita el picoteo y los antojos

El frigorífico te llama a gritos o el armario de los dulces te susurra... todas tenemos tentanciones y más cuando estamos en casa sin aparentemente nada que hacer. La nutricionista María Ferrán, de Sanus Vitae, nos da las pautas para evitarlo.

María Ferrán

Evita el picoteo y los antojos
Evita el picoteo y los antojos

En épocas en las que estamos más tiempo en casa tendemos a descuidar la alimentación y acudimos más a picotear, si a ello añadimos que nuestro ánimo no está en su mejor momento, el cóctel puede ser una bomba.

Pero no desistas, se puede controlar marcándote una serie de hábitos que no debes dejar de seguir.

1. PLANIFICACIÓN

Es importante una buena planificación de nuestro menú para tener claro que comer cada día y así a la hora de ir a hacer la compra vayamos a tiro hecho.

Huye de la improvisación que solo te hará caer en la tentación de comida poco saludable y despertarás tu lado más goloso.

2. ALIMENTARTE CORRECTAMENTE

Para evitar los picoteos continuos a la nevera hay algo muy importante, mantenernos bien saciadas y eso pasa por estar bien alimentadas. Con la comida basura solo tendrás más ganas de comer.

  • ¿Cómo estar bien saciadas?

  • Con un buen consumo de fruta y verdura, que nos aportan fibra que ayuda a mitigar la sensación de hambre.

  • Incrementar el aporte proteico también nos ayuda a mantenernos saciadas (pescado, huevos, carnes magras...)

  • El consumo de grasas saludables como frutos secos y aguacate.

3. Mantenernos bien hidratadas

Parece que cuando estamos en casa, sudamos menos, y por tanto no tenemos sensación de sed y en consecuencia no bebemos. Es uno de los principales errores que cometemos, y podemos llegar a deshidratarnos igual.

No abuses de los refrescos azucarados que solo te aportarán gases y calorías vacías, bebe agua e infusiones. Prepárate un litro de tu infusión favorita, caliente en invierno o con hielo si las temperaturas son cálidas, te ayudará para recordar que debes beber continuamente, en pequeños sorbos.

4. Disfruta de las comidas

Dale la importancia que tiene a cada comida y trata de que se conviertan en un momento agradable, con su ritual de poner la mesa bien puesta y evitando ver la televisión en esos momentos para ser consciente de los que estamos ingiriendo y disfrutarlo a su vez. Si convives con gente, es ideal para compartir un momento con tu familia, si vives sola ponte música tranquila por ejemplo.

Y, aunque parezca una tontería, emplata "bonito" y no de cualquier manera, nos ayudará a disfrutar de la comida que tenemos delante, con los ojos también se come.

5. Adapta tus raciones

Estar en casa no significa dejar de hacer ejercicio pero debes tener cuenta que al moverte menos tu gasto calórico será inferior al habitual y para adaptarte a ello tendrías que reducir un poco el tamaño de las raciones. Esto no significa ser muy restrictiva, ya que debes mantener siempre tu sistema inmune fuerte y no se deben seguir alimentaciones muy restrictivas e ir a buscar en internet dietas para perder peso en 2 semanas, ¡es un grave error!

Además, si eres muy estricta con tu alimentación y te prohibes determinados alimentos probablemente acabarás comiendo todo aquello que no debes, ¡no hay alimentos prohibidos! Debes cuidar tu alimentación de forma global, pero si te apetece un trozo de chocolate adelante con él, eso sí, no te comas la tableta entera.