Las mujeres somos más propensas a sufrir estreñimiento

A veces es un tema tabú, pero la realidad es que debido a la influencia de las hormonas femeninas, el estreñimiento es más habitual en mujeres que en hombres. Los probióticos pueden ayudarte.

Julia Niño

Las mujeres somos más propensas a sufrir estreñimiento
Las mujeres somos más propensas a sufrir estreñimiento

Las hormonas revolucionan nuestro cuerpo, es una realidad y ello, en ocasiones, conlleva desajustes a los que debemos hacer frente. Los cambios cíclicos que se producen con la menstruación, por ejemplo, afectan al intestino y hacen que se mueva menos, por lo que no tiene fuerza para efectuar los movimientos que favorecen la evacuación, de ahí que el estreñimiento sea una cruz para muchas de nosotras.

También es habitual que durante el embarazo se presenten problemas de este tipo, el aumento de los niveles de la progesterona ralentiza el proceso digestivo; además, a medida que el embarazo avanza, el útero va presionando cada vez más el recto, y como consecuencia los alimentos tienen más dificultades para pasar.

Lo mimo ocurre en el postparto donde los músculos abdominales están más dilatados y son un poco menos eficaces.

Por supuesto, hay grados, y no es lo mismo sufrir un estreñimiento ocasional que crónico. Siempre debemos acudir a nuestro médico de cabecera para que valore la situación y nos ayude a resolver la problemática de la mejor manera posible, nunca automedicarnos.

Lógicamente siempre hay conductas que están en nuestra mano y podemos modificar para ayudar a nuestro tránsito intestital. La alimentación, obviamente, es clave; algunas, por ejemplo las basadas en ensalada y pollo a la plancha, son pobres en fibra, un elemento clave para ir al baño. Nuestra dieta debe ser variada, equilibrada, y con gran presencia de frutas y verduras. El sedentarismo es otro de los problemas, ya que la actividad física mejora en gran medida estos problemas.

Cuando recurrimos a un laxante, el mecanismo de acción del mismo es aumentar el agua haciendo que se produzca un escape de las heces, todo esto provoca que la flora bacteriana que nos protege también se barra y quede el intestino desprotegido.

Hoy nos vamos a centrar en cómo pueden ayudarnos los probióticos. La Sociedad Española de Prebióticos y Probióticos concluye que mejoran la calidad de vida de las personas ya que como nos recuerda, en el intestino tenemos como entre el 70-80% de nuestro sistema inmunológico.

BENEFICIOS DE LOS PROBIÓTICOS

Tomar probióticos es más importante aún cuando hayas dejado empobrecido el colon de bacterias buenas y esto puede suceder, entre otras cosas, si has consumido muchos laxantes, antibióticos, por estrés, mala alimentación, sistema inmunológico bajo...

Probiótico en griego significa “a favor de la vida", y cada vez es más normal escuchar a muchas personas que los toman de forma habitual cada cierto tiempo y esto es debido a sus múltimples beneficios y ninguna contraindicación:

  • Colaboran para digerir ciertos alimentos en el estómago o intestino delgado facilita el proceso de la digestión.

  • Equilibran el metabolismo energético.

  • Producen vitaminas como la K y la B.

  • Es un escudo para nuestras defensas ya que lucha contra microorganismos patógenos evitando posibles agresiones del sistema digestivo y por ende mantiene el sistema inmunitario fuerte.

Los mejores vídeos