Menopausia y osteoporosis

¿Sabías que las bebidas con carbónicos añadidos aceleran la osteoporosis especialmente en la zona lumbar? Inevitablemente uno de los síntomas de la menopausia es la osteoporosis pero tú también tienes armas para hacerle frente.

Alberto García Bataller

Menopausia y osteoporosis
Menopausia y osteoporosis

El término menopausia lo acuñó el francés Charles de Gardanne en el S.XIX y la palabra viene del griego: Men: Mes y Pausis: Pausa.

El quiz está en que las mujeres de hoy en día pasan un tercio de sus vidas en la menopausia. En 1915 la expectativa de las mujeres era de 50 años y, por tanto, no llegaban apenas a experimentar estos síntomas.

SÍNTOMAS DE LA MENOPAUSIA

Los síntomas leves, más habituales, son sofocos, insomnio, incontinencia urinaria real o simplemente la sensación de la misma, sequedad vaginal, dolor errático tanto muscular como óseo, falta de concentración y cambios de carécter generalizados; todo ello inducido por la caída del estrógeno.

Los síntomas más graves, y los que hay que prevenir, son:

  • El cambio de acumulación de grasa que hasta ahora se había retenido en la cadera como consecuencia del estrógeno y al desaparecer éste, la grasa comienza a acumularse en la zona abdominal.

La grasa de la zona abdominal es más insana que la de la cadera ya que está relacionada con las vísceras y puede generar desde diabetes tipo II a un posible síndrome metabólico.

  • Por otro lado, al desaparecer ese estrógeno que protege de los accidentes cardiovasculares, hace que estos aparezcan entre los 60/65 años; a partir de los 75 la probabilidad de sufrirlos se iguala con los hombres y a partir de 80/85 son incluso más probables en mujeres.

Recordad que lo síntomas en la mujer del accidente cardiovascular no son los mismos, no empieza por dolor en el brazo, en el hombro, sino que empieza por problemas en el tracto digestivo, reflujo, dolor de mandíbula…

  • Y, por último, el que más conocemos todas, la osteoporosis.

MENOPAUSIA Y OSTEOPOROSIS

La osteoporosis es la pérdida de calidad ósea como consecuencia de la desaparición del estrógeno. Y la prevención de la misma tiene relación directa con la práctica de ejercicio físico. También está relacionada con la aparición de la “cifosis del mayor", los cuerpos vertebrales se van acuñando por la parte delantera y eso hace que poco a poco nos vayamos encorvando.

Cada año, tras la menopausia, se pierde de 1% a un 2,5% de masa ósea, si además le sumamos que desde los 20 años se pierde un 1% de masa muscular por cada década de vida, el combo está asegurado.

Y aquí llegamos a un punto claveen el tema cuando a partir de los 60 años decimos que nos duele todo porque estamos mayores, no es así, es un solo un síntoma de conformismo. La realidad es que hemos perdido tanta masa muscular que no sostiene ni nuestro esquema óseo y, por eso, es tan importante el trabajo de fuerza bien hecho y dirigido por profesionales.

Dentro de la menopausia y la aparición de osteoporosis, hay aspectos que no son modificables, por ejemplo las personas de distintas razas tienen distinta densidad mineral ósea; la edad, cuanto más joven eres, es menos posible que esto ocurra los mimo sucede con la carga genética. Por lo que cuanto antes te conciencies y te pongas a trabajar, mucho mejor.

Y las conductas modificables son que no fumes, bebe el mínimo alcohol posible, la inactividad física, el uso de corticoides en deportistas que han tenido lesiones, la poca exposición al sol y, he dejado para el final, las bebidas con carbónicos añadidos que aceleran la osteoporosis especialmente en la zona lumbar.