Nuevos propósitos en tu alimentación

Aquí va el TOP 5 de cosas que debes hacer para que la vuelta a la calma en tu cocina sea llevadera y sin traumas… cuesta, no nos engañemos, pero cuanto empieces más fácil será.

Julia Niño

Nuevos propósitos en tu alimentación
Nuevos propósitos en tu alimentación

Conocemos enero por el mes de los buenos propósitos y debemos ampliarlos a todos los ámbitos, no solo a la planificación de carreras y objetivos con sus correspondientes entrenamientos.

Es el inicio de los propósitos, del cambio de rutinas, del voy a cuidarme y a hacer por fin todo aquello que siempre he querido hacer.

Las vacaciones de Navidad, suelen mucho las rutinas tanto en alimentación como en ejercicio, y a su vez nos sirve tanto para desconectar como para conectar. Tenemos más tiempo para nosotras mismas y para averiguar lo que queremos y lo que nos queremos. Es por eso que las consultas del nutricionista y los gimnasios experimentan un pico de trabajo y altas durante este mes.

Esto es debido a que por lo general, de estos días navideños, no nos quedamos solo con la iluminación navideña y los villancicos, también nos quedamos con los kilos de más y volver a la rutina cuesta un triunfo.

Planifícate

Durante las fiestas navideñas, e incluso todo el mes de diciembre es un descontrol de salidas, comidas y cenas que se alargan hasta entrada la madrugada. Es todo anarquía, comemos más fuera de casa e incluso enlazamos comisas sin habernos levantado de la mesa.

Si te planificas la semana será más fácil cumplir con los objetivos. Algo así como un calendario de entrenamientos pero en versión alimentación.

Recupera tus horarios

Reestablécelos lo máximo posible y aprovecha, si no lo haces ya, para implementar los horarios idóneos si es posible.

Un ejemplo tipo sería: desayuna a las 7:00/7:30; haz tu snack de media mañana sobre las 10:00; come a las 13:00/13:30; merienda a las 17:30 y cena a las 20:30.

Está demostrado que comer a esas horas mejora la capacidad intelectual, la capacidad física y el rendimiento deportivo y, además, ayuda a un mejor mantenimiento del peso.

Haz la compra online

Eso te ahorrará mucho tiempo y mucho estrés sobre todo las primeras semanas que suelen estar cargadas de quehaceres. Simplifica esta compra puesto que puedes usar los mismos ingredientes pero con preparaciones diferentes que hagan que no te aburras y que tu logística sea más sencilla.

Por ejemplo, un día puedes hacer menestra de verduras con huevo y al día siguientes saltear las verduras en un wok con salsa de soja y langostinos.

Realiza comidas sencillas

Aprovecha para darle un respiro a tu estómago e intestinos y realiza comidas sencillas y que su elaboración no ocupe mucho de tu tiempo.

“Abusa" de aquellos alimentos que te darán energía

Además, que servirán para aumentar tu concentración:

  • Té verde repleto de antioxidantes y cafeína que dará a tu cuerpo ese chute necesario por la mañana o en las horas de más bajón como la media mañana o la media tarde.

  • Chocolate 85% cacao lleno de flavonoides que aportan a tu cuerpo todo lo necesario para aumentar la capacidad de concentración.

  • Avena rica en vitaminas del grupo B que mejoran la eficiencia del sistema nervioso.