Al maratón se le está perdiendo el respeto

El trail running y sus pruebas de ultrafondo, junto al triatlón y su Ironman, han tenido una consecuencia directa sobre el maratón. Parece que es un reto ya menor.
Fran Chico -
Al maratón se le está perdiendo el respeto
Al maratón se le está perdiendo el respeto

Es como si se le estuviera perdiendo el respeto al maratón. Hace años era difícil escuchar “voy a correr un maratón aunque tampoco lo he entrenado”. Y, por supuesto, nadie se lanzaba al reto de los 42’195 km sin una experiencia atlética previa considerable. Ahora hay que gente que antes de cumplir un año corriendo ya está cogiendo el avión para correr un maratón en algún lugar del mundo. Las marcas medias en los maratones no dejan de subir. Por ejemplo, en Nueva York (cierto que es un recorrido con una segunda mitad de gran exigencia por su perfil) el tiempo medio en meta ha sido ya hasta las 4 horas y 40 minutos.

Pero no estaría mal recuperar no tanto al miedo al maratón pero si seguir tratándole de usted. Es una distancia que requiere una preparación mínima exigente si no deseas pasarlo mal. No tiene sentido arrastrarte y pasar dos o tres horas horribles para conseguir la medalla de finisher. Antes de enfrentarte al mismo deberías competir en bastantes medios maratones, por supuesto en más de diez. Y es que el medio maratón es la antesala a la distancia reina, cuantos más hagas mejor sabrás cuál puede ser tu objetivo.

Son más de 42 km, corriendo contra el reloj, contra uno mismo y contra los elementos. En el mismo sometemos al cuerpo al límite, a una gran prueba física y psicológica. Por supuesto que no es un reto imposible, ni para superhombres, ni sólo al alcance para aquellos que han nacido con un consumo de oxígeno elevado. Sólo requiere un entrenamiento básico durante unos meses para acabarlo. Otra cosa es que busques unos objetivos concretos de marca, en ese caso hay que ser más disciplinado y metódico y seguir una planificación más compleja, dependiendo del nivel y del objetivo de cada uno.

Publicidad

Para empezar la casa por los cimientos lo primero, aunque en España no se pide en ningún maratón (en Paris es obligatorio) sería hacerte una revisión médica con electrocardiograma y mucho mejor con prueba de esfuerzo antes de iniciar la preparación. No sólo para estar seguros de que estamos en condiciones de asumir el entrenamiento del maratón y el estrés de la competición sino además para tener valores de umbrales exactos para poder ajustar nuestros ritmos en los rodajes y en las series.

Dicho esto quiero dejar claro que no es tan peligroso correr un maratón (sobre todo si como digo antes se hacen en las condiciones adecuadas). Es menos peligroso que ir a la playa de vacaciones conduciendo. Según un estudio realizado en Estados Unidos, la posibilidad de morir en un maratón es de 1 entre 75.000 mientras que la de morir en un accidente de tráfico es de 1 entre 6.535.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Aprendamos a tratar y prevenir las lesiones del ligamento cruzado anterior, una de la...

La condropatía rotuliana es una patología recurrente en el mundo del running....

La nueva colección de Salomon se adapta a tus necesidades...

La Noosa es el modelo más famoso del triatlón ...

New Balance actualiza su tecnología para que sea más ligera y con más rebote....

El pulsómetro Suunto 5 reaparece con nuevos colores para adaptarse a todos los gustos...