Capacidad aeróbica: ¿cómo puedo mejorarla?

Esta capacidad permite medir tu resistencia física a la hora de realizar cualquier ejercicio
José Mª Tabares Pagola -
Capacidad aeróbica: ¿cómo puedo mejorarla?
El gimnasio puede ser el lugar perfecto para mejorar la capacidad aeróbica

La capacidad aeróbica es una función vital del organismo que realiza el corazón, los pulmones y los vasos sanguíneos. Tiene el objetivo de llevar a cabo cualquier actividad física con el menor esfuerzo posible, para después conseguir una recuperación más rápida y efectiva.

Explicado en términos fisiológicos, es la capacidad que tiene el organismo de transportar el máximo volumen de oxígeno (VO2) a través de todo el cuerpo. Cuanto mayor es esta cifra, más resistencia cardiovascular tiene la persona en cuestión, provocando que la sensación de fatiga tarde más en llegar.

Tres formas de mejorar la capacidad aeróbica

Si crees que te cansas demasiado rápido o simplemente quieres seguir ejercitándote para batir tus marcas, a continuación te proponemos tres maneras de mejorar tu capacidad aeróbica:

  • Ritmo sostenido

Una simple carrera continua puede ser una buena forma de mejorar la capacidad aeróbica. Esta se caracteriza en que la actividad no suele sufrir ninguna interrupción, por lo que el esfuerzo se hace de manera continuada con una intensidad baja. Con este método de entrenamiento se deben llegar a las 110 o 160 pulsaciones por minuto, aproximadamente.

No existe recuperación alguna a mitad del esfuerzo, pues esta llega al finalizar la carrera. Además, es ideal para aquellas personas que disponen de una baja condición física y que quieren ponerse en forma de forma práctica y sencilla.

BORRADOR Capacidad aeróbica: ¿cómo puedo mejorarla?

Una simple carrera puede ayudarte a mejorar tu capacidad aeróbica
  • Ritmo variado

Este segundo sistema recibe el nombre de juego de velocidad o fartlek, una combinación de velocidades en distintos periodos de esfuerzo. La intensidad del mismo puede ir variando según diversos factores, como la inclinación de la superficie y la distancia recorrida. Durante este ejercicio, el ritmo cardiaco puede oscilar entre las 130 y las 200 pulsaciones por minuto.

La recuperación es total tras haber realizado ejercicios de intensidad media. Esta rutina está dirigida a aquellas personas que entrenan con más asiduidad y buscan, al mismo tiempo, mejorar su resistencia.

  • Intervalo de esfuerzos

Este último método se caracteriza en que los esfuerzos se van fraccionando a lo largo de un mismo ejercicio, el cual suele tener una duración elevada. La recuperación es incompleta, por lo que hay que realizar distintos periodos de descanso tras haber llegado a las 110 o 120 pulsaciones por minuto.

La recuperación se hace a través de una caminata o trote suave. Por último, cabe destacar que es aquí donde se desarrollan los niveles más altos de resistencia aeróbica.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Así son las Spire 3 de 361º, unas zapatillas que aportan máximo confort y con una gra...

Las Super Cross y las Storm Viper tendrán edición especial para los 20 kilómetros de ...

La Vongo v4 es, posiblemente, zapatilla de estabilidad más completa que existe...

Un GPS muy compacto para no perderse mientras disfrutas de tu deporte favorito....

Conoce la zapatilla que se adapta a la ciudad como ninguna otra....

Perfecta adaptación, firme y rápida para hacer los kilómetros que quieras es el resul...