La prueba que te ayuda saber si asimilas un entrenamiento

El nivel de tus pulsaciones al minuto es un indicativo que te va a resultar de gran ayuda

Rodrigo Gavela

La prueba que te ayuda saber si asimilas un entrenamiento
La prueba que te ayuda saber si asimilas un entrenamiento

Entrenar más y más fuerte llega un momento que es lo peor que puedes hacer para mejorar tu forma fisica. Directamente vas a ir en dirección contraria si tu destino es lograr mejorar tus marcas. "No pain no gain", la filosofía de "Sin dolor no hay beneficio", en la mayor parte de los casos te lleva al desastre en tu rendimiento deportivo. Lo que te lleva al triunfo en tus objetivos no es el dolor sino el entrenamiento estructurado, metódico y lógico. Y en el que el descanso y la recuperación es realmente valorado como parte sustancial del entrenamiento.

Es muy importante en el entrenamiento de los corredores populares saber si estás entrenando demasiado fuerte lo que implicaría directamente que no eres capaz de asimilar esa carga a la que estás sometiendo a tu organismo. Pasado un punto lo único que consigues es directamente acumular cansancio.

Si hablamos de un rodaje mi recomendación es que nada más parar de correr os toméis las pulsaciones y luego repitáis la misma acción 60 segundos más tarde. Deberías haber sido capaz de recuperar al menos 30 pulsaciones (en el caso de que tu pulso máximo sea superior a las 170 pulsaciones por minuto; si tu ritmo cardiaco máximo es inferior a 170, valdría con haber recuperado 25). SI tu pulsaciones no han bajado esas 25 ó 30 pulsaciones, los siguientes rodajes deberías hacerlo a un ritmo de carrera inferior o reducir la distancia.

Si estamos haciendo series, tómate el pulso después de cada repetición. Si no has llegado al nivel mínimo de recuperación (esas 30 ó 25 pulsaciones según sea tu pulso máximo) es que estás haciendo las series demasiado rápido y deberías reducir tu ritmo en las siguientes.

Nuestros destacados