El arco plantar estable y reactivo

Cuando hablamos del desarrollo de la estabilidad es necesario aplicar ejercicios que ofrezcan un reto a la estabilidad y no tanto ejercicios de movilidad con movimientos dinámicos.
Domingo Sánchez -
El arco plantar estable y reactivo
El arco plantar estable y reactivo

El objetivo de la musculatura estabilizadora del pie es aportar estabilidad evitando el movimiento y no el de producir movimiento, por tanto, más que los clásicos ejercicios de coger objetos realizando un curl plantar, nos interesa incluir ejercicios con cargas de moderadas a elevadas retando a la estabilidad del pie sobre todo en apoyo, ya que esta será la situación real a la que se tendrá que enfrentar.

El arco plantar estable y reactivo

Tendones del arco plantar

Columna sin cinturón, pie sin calzado

Hazte esta pregunta; ¿trabajarías la estabilidad de la columna con el cinturón lumbar? Entonces, ¿por qué sí lo haces con el pie? Si quitamos el cinturón lumbar para conseguir una mayor participación de los músculos del tronco y no depender de un estabilizador externo, ¿no deberíamos actuar igual para el pie? La primera acción por tanto a la hora de trabajar la estabilidad del pie es descalzarse y dejarle libertad para hacer partícipe a sus propios estabilizadores y poder así recibir las sensaciones sin interferencias.

El arco plantar estable y reactivo

Para realizar bien los ejercicios es importante descalzarse

Muchos corredores ya están corriendo con calzado minimalista cuando seguramente aún no han realizado ejercicios para reforzar con un entrenamiento minimalista, permitiendo que el pie recupere sus habilidades como base para conseguir mejoras de estabilidad y rendimiento. Realizar ejercicios de movilidad, control postural, estabilidad y reforzamientos específicos para el tren inferior descalzos resulta necesario para conseguir las adaptaciones deseadas, ya que no solo se persigue una mejora de la fuerza, sino también la recuperación de la sensibilidad y de las habilidades atrofiadas, activando a los receptores sensoriales y permitiendo una participación de los estabilizadores propios del pie, influyendo así sobre la mecánica de la rodilla e incluso sobre la cadera.

Presiona de menos a más

Para conseguir las primeras adaptaciones y sensaciones, comienza en posiciones donde no esté toda la carga sobre el pie, como de rodillas o sentado, para posteriormente pasar a posiciones de pie, apoyo unipodal y, finalmente, de control excéntrico.

Sitúa al pie relajado en contacto con el suelo e intenta presionar todo lo posible la superficie con los dedos. Si puedes incluso eleva ligeramente el talón.

Puedes comenzar sentado con muy poca carga sobre el pie para posteriormente realizarlo de pie.

El arco plantar estable y reactivo

El arco plantar estable y reactivo
  • 1-Comienza con el pie relajado.

  • 2-Realiza presión intentado elevar el arco plantar.

  • 3-Presiona un tensor con la parte anterior del pie para que no salga de debajo.

  • 4 y 5-Fortalece el dedo gordo del pie con una resistencia a la flexión con el tensor.

Comienza a incluir algunos ejercicios en posición de pie para aumentar así el control y la carga sobre este y todo el miembro inferior.

El arco plantar estable y reactivo

Vuelca el peso del cuerpo hacia el pie adelantado al tiempo que intentas evitar la caída del arco plantar en la medida de lo posible.

El arco plantar estable y reactivo

Realiza un split con carga sobre la pierna adelantada. Mantén en la medida de lo posible la elevación del arco plantar manteniendo los dedos contra el suelo pero sin flexionarlos.

El arco plantar estable y reactivo

Inclínate hacia delante con control evitando el descenso del arco plantar e incluye sentadillas con los brazos por delante.

Los apoyos unipodales elevarán el nivel de exigencia, pero resultará necesario un control progresivo.

El arco plantar estable y reactivo

  • Izquierda: comienza manteniéndote en un apoyo estático durante unos segundos, posteriormente incluye alguna ligera flexión.

  • Derecha: varía el centro de masas desplazando la pierna libre hacia todas las direcciones y lo más lejos posible.

El arco plantar estable y reactivo

  • Izquierda: realiza círculos alrededor del cuerpo con un balón medicinal manteniendo la estabilidad en apoyo unipodal.

  • Derecha: pásatelo de mano a mano de forma rápida. En estos ejercicios notarás que participa el core de forma significativa.

El arco plantar estable y reactivo

  • Izquierda: balancea una kettlebell de lado a lado e intenta que el tobillo y la planta del pie se muevan lo menos posible, al menos en la pronación.

  • Derecha: realiza un press a una mano y en apoyo unipodal, el centro de masas estará más elevado y el reto será mayor.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Uno de los modelos más dinámicos y ligeros de Joma...

Llega a su quinta generación mejorando su rendimiento y con nuevas tecnologías...

Más amortiguación en cada paso...

Descubre una de las zapatillas con más amortiguación del mercado...

Así son las Spire 3 de 361º, unas zapatillas que aportan máximo confort y con una gra...

La zapatillas más polivalente de New Balance...