Los beneficios de correr

Correr a ritmos cómodos tiene múltiples beneficios para tu cuerpo y mente

Equipo C

Los beneficios de correr
Los beneficios de correr

Empezar a correr se puede incluso tomar como algo que será bueno para tu salud. Ni siquiera tienes que pensar en tiempos o maratones, ya que correr despacio, de manera aeróbica, tendrá repercusiones positivas en todo tu cuerpo, desde tu cabeza hasta los dedos de los pies. Estos son los principales beneficios de correr.

CORRER ES UNA DE LAS ACTIVIDADES MÁS BENEFICIOSAS QUE PUEDES HACER

MENS SANA IN CORPORE SANO Si consigues una rutina semanal de al menos tres días corriendo entorno a 10 km corriendo suave cada vez notarás una clara mejora física y psíquica. Tus hormonas estarán más reguladas y tu sistema basal más estable, dormirás mejor, tendrás tu peso controlado, tendrás menos molestias en tu cuerpo en general y estarás de mejor humor. Esto afectará a toda tu vida en general. Muchos corredores y corredoras tardíos, incluso siendo fumadores y sedentarios,cuando descubren la carrera a pie y consiguen esa rutina, pasan a otro estadio físico y psíquico. Correr suave también produce endorfinas en tu cerebro. Estas hormonas son las que consiguen que te encuentres, bien, disipes tu tensión y preocupaciones, y te salga esa pequeña sonrisa cuando acabas. Estas hormonas hacen que los corredores sean menos depresivos y tengan menos estrés que las personas sedentaria. Al acabar un trote ligero con bajas pulsaciones, la rápida recuperación te hace estar más relajado y sin estrés, ni el de tu día a día ni el de un entrenamiento de alta intensidad. Estarás más tranquil@.

TE FORTALECE Al fortalecer músculos y tendones corriendo, esa mayor tensión tira de las inserciones de estos en los huesos, los cuales reaccionan requiriendo más nutrientes para soportar esa mayor tensión, lo que lleva, tras el pertinente descanso, a que sistema óseo de fortalezca. Al poner a trabajar a tus articulaciones inferiores a ritmos cómodos, todas las cadenas musculares que conectan con la parte media y alta de tu cuerpo se activan también consiguiendo más elasticidad, mejor tonificación, y esto hace que su simetría mejore y tus debilidades vayan desapareciendo.

DISIPA LAS PREOCUPACIONES Esto lo saben los que más tiempo llevan corriendo. En cuanto pasan unos minutos tras comenzar, te empiezas a centrar en cada paso, en tu ritmo y en tus sensaciones, olvidando la mayoría de las cosas con las que iniciaste al atarte las zapatillas.

MEJORA TU RESISTENCIA Corriendo despacio se incrementa claramente la resistencia orgánica, debido a que a esos ritmos moderados obtienes la energía mediante un proceso aeróbico (en presencia de oxígeno). Esto se traduce en que también podrás resistir más tiempo corriendo. El producto energético, fundamentalmente las grasas, se oxida totalmente y de manera más lenta. No te agotarás y tendrás más energía. Tendrás más defensas Corriendo se estimula la creación de adrenalina, y si además lo haces al sol (cuidado en verano) generarás más vitamina D, estimulando tus defensas contra pequeñas enfermedades.

MAYOR CAPACIDAD PULMONAR Trotar tranquilamente incrementa notablemente la capacidad pulmonar. Incluso este órgano vital se puede entrenar, haciéndolo más elástico y utilizando mayor cantidad de alveolos que son los encargados de captar las moléculas de oxígeno. Correr trabaja tus pulmones, oxigenarás mejor todo tu cuerpo y enseguida tendrás mayor capacidad.

UN CORAZÓN MÁS GRANDE Correr suave trabaja todos tus músculos, incluido el más potente, el corazón. Al hacerlo operar a más pulsaciones durante una sesión de running, gana volumen muscular, con lo que se vuelve más potente, pudiendo propulsar la sangre con más fuerza, pero esto también consigue que necesites tener una menor frecuencia cardiaca en reposo, ya que cada latido mueve más cantidad de sangre por todo el cuerpo. Esto también mejora la elasticidad de las arterias y vasos sanguíneos. Esto se traduce en que los aumentos de presión son absorbidos por las paredes de las arterias y disminuye el riesgo de hipertensión y arteriosclerosis, también.

EL MEJOR DESATASCADOR El correr despacio durante más de 40 minutos está demostrado que ayuda a limpiar las arterias y venas de impurezas. Igualmente pasa en los pulmones. Se ha comprobado en investigaciones realizadas con fumadores se pudo comprobar que quienes empezaban a correr y seguían durante años tras dejar de fumar limpian sus pulmones en gran medida.

MÁS SANO EN GENERAL MÁS TIEMPO A cierta edad empieza a haber una pérdida ósea, pero corriendo se ha demostrado que esa pérdida se minimiza y se retrasa en el tiempo. Al tener el sistema musculoesquelético más tenso, se produce una mayor cantidad de calcio de forma natural, retrasando así la aparición de la temida osteoporosis, mucho más acusada en las mujeres. Correr suave te mantendrá más joven durante más tiempo.

ES MUY PRODUCTIVO Correr es posiblemente la actividad más rentable. Puedes emplear poco tiempo en ello, 40 minutos pueden ser suficientes, para obtener todos los beneficios descritos anteriormente. Una buena rutina de al menos tres días por semana, complementada con algo de fortalecimiento general, te hará estar en unas condiciones excelentes, en comparación con otros deportes o actividades, a lo largo de los años.