A PRUEBA I Chaqueta Columbia Labyrinth

Como una calefacción portátil sin cables

columbia Labyrinth
columbia Labyrinth

Como veremos ahora, realmente lo que nos ofrece Columbia no es calor portátil sino una “caja fuerte” de la que no escapa el calor corporal lo que hace que nos mantengamos a una temperatura excelente.

Dicen que a veces la idea es sencilla, pero esta claro que lo que cuesta es verla y la marca Americana ha conseguido ver esta idea y aplicarla de una manera excepcional. Omni-Heat™ Infinity, es el nombre con el que han bautizado en Columbia esta tecnología de calor térmico reflectante, es decir, un sistema que utiliza unos puntos dorados reflectantes que reflejan el calor de nuestro propio cuerpo para mantenernos calientes sin perder características de transpirabilidad.

La aplicación de puntos de plata en el interior de la chaqueta fue la primera tecnología reflectante del calor utilizada en la ropa. Allá en la prehistoria cuando los neardentales se cubrían con pieles de animales, el objetivo era atrapar el aire caliente y mantenerlo cerca del cuerpo. Hace unos 12/13 años un pequeño equipo de Columbia Sportswear empezó a investigar en una linea desconocida hasta entonces y basada en un concepto utilizado por la NASA en sus misiones espaciales. Visto que en el espacio no hay aire no se podía utilizar este para conservar el calor por lo que se desarrollaron unas películas metálicas que reflejaban la energía del cuerpo. En 2010, la marca americana anunció el lanzamiento de Omni-Heat Reflective, su primera generación de ropa Omni-Heat™ que incorpora un forro de puntos de aluminio que dejan entre medias una superficie de casi un 70% para la transpiración.

 

Omni Heat
Columbia Omni Heat Infinity

El problema de poner papel de aluminio dentro de las chaquetas de invierno es que, aunque la capa sea lo suficientemente fina como para ser suave y cómoda, no es transpirable lo que es un problema evidente para cualquier prenda deportiva para el frio. Una película [sólida] de aluminio en el interior de la chaqueta no dejaría salir nada de la humedad y al final empezarías a asarte y a sudar como un loco. Lo que el equipo de innovación de Columbia realizó hace 10 años fue tomar el papel de aluminio y aplicarlo sobre un tejido en forma de pequeños puntos. Los propios puntos reflejan el calor y los espacios entre los puntos tienen las mismas propiedades que el tejido normal, lo que le permite respirar. Y así, la matriz de puntos plateados que se ve en el interior de las chaquetas de Columbia Sportswear hizo su gran aparición.

Poco después se sacó Omni-Heat 3D con unos elementos que teniendo un pequeño volumen, generaban una capa de aire entre la piel y la chaqueta consiguiendo otra capa aislante más. El siguiente escalón fue el Omni-Heat Black Dot, que trabaja de manera diferente ya que se coloca por fuera y sirve para atraer el calor a la prenda y por fin en 2021 se lanza una matriz de puntos dorados bautizado como Omni-Heat Infinity. Este sistema Omni-Heat Infinity lleva los puntos de aluminio ya conocidos pero en lámina metálica de color dorado. Como ya sabemos, el aluminio es naturalmente plateado y los puntos de la línea Infinity están cubiertos con una laca muy fina con un colorante dorado para protegerlos de la abrasión y la oxidación.

Concretamente esta chaqueta está dando un resultado extraordinario. En teoría la tecnología es capaz de mantener el calor del cuerpo en situaciones complicadas y para ponerla a la prueba la hemos testado en situaciones quizás un poco fuera del mundo estrictamente del trail running. Con algún día de frio de los que estábamos padeciendo hace poco y prácticamente sin ropa base   he salido a dar una vuelta en moto y el resultado ha sido impresionante. Hay que pensar que en moto no hay actividad aparte de la estrictamente necesaria para conducir, que es menor de la necesaria para correr o realizar un sencillo paseo por el monte y a pesar de todo, la sensación ha sido de confort completo.

columbia  2
columbia Labyrinth

La chaqueta es muy cómoda y aunque tiene un peso contenido de 640 gramos no es una chaqueta para llevarse a correr ya que no es la más ligera del mundo, pero tiene otros mil usos para los que nos vendrá que ni pintada. Para después de cualquier entrenamiento es ideal y como complemento en carreras en las que no nos obliguen a llevarla encima es sencillamente perfecta. Esta chaqueta Labyrinth lleva además una capucha, que si bien es ajustable con dos tiradores elásticos en los lados, no se puede quitar o recoger aunque no nos ha molestado en ningún momento y lleva tambien tres bolsillos, todos exteriores. Desconocemos porqué no hay ninguno dentro de la prenda. Los puños son elásticos y ajustan muy bien

Hemos hablado largo y tenido de la tecnología interior Omni-Heat Infinity, pero la chaqueta Labyrinth esta compuesta de una buena capa de plumón sintético reciclado y una capa exterior deperlante lo que nos garantizará quizás no una estanqueidad total pero si un buen aguante a las inclemencias del tiempo, aunque si llueve duro, habrá que pensar en otra capa.

La Labyrinth es una chaqueta con un resultado térmico excepcional y que aunque no esta pensada para el desarrollo de nuestro deporte, en el sentido de correr con ella, nos puede servir para otras mil actividades al aire libre garantizando que nos mantendrá calientes. El precio estimado es de 179,99 €, bastante contenido para lo que ofrece.

Archivado en:

Algunas de las zapatillas elegidas por los redactores de la revista Corredor como modelos destacados de 2021.

Relacionado

Las mejores zapatillas para correr del 2021 (para nosotros)

CHAQUETA TERNUA NEUTRINO M

Relacionado

A PRUEBA I Chaqueta Ternua Neutrino M

Los mejores vídeos