Ultratest Brooks Cascadia 16

¿Por qué le llaman 16, cuando quieren decir Ultra?

EL LABORATORIO DE JUAN @ElLabDeJuan

Cascadia Infeed Static 1x1 6 copia 2
Cascadia Infeed Static 1x1 6 copia 2

Definitivamente, la Cascadia ha alcanzado la madurez. Y lo hace en términos numéricos antes de tiempo, con 16 ediciones, pasada la edad del pavo.

Con esta nueva versión  alcanza la excelencia en su genealogía, bajo la experiencia de quien ha sabido entender el sector, las necesidades y -reconozcámoslo-, las tendencias.

Pero, ¿por qué han querido seguir perpetuando la saga, cuando estamos ante un cambio de paradigma?

¿Por qué le llaman 16, cuando debería denominarse “Ultra”?

Que hay un apego por la marca a querer inmortalizar el linaje, queda comprobado. A cualquier fabricante le seduce la idea de acumular ediciones durante lustros, e incluso décadas. El ego existe. Para todos.

Con una revisión en profundidad y desde cero, esta nueva (ahora sí) Cascadia, merecía toda la atención, mimo y pundonor de la casa.

Verdaderamente ahora es un producto inédito. No se trata de una puesta al día, o renovación. El concepto ha cambiado, la forma de llevarlo a cabo ha cambiado y las preferencias del público objetivo, encaminan a las marcas hacia nuevas directrices, bien arrastradas por la tendencia actual, bien porque “toca”. Llevamos muchas ediciones de este modelo, y los corredores, necesitábamos algo nuevo, algo que realmente nos sorprendiese.

Brooks ha mantenido una estrategia desde hace tiempo; cambiar el upper cada año, y suela y mediasuela cada dos. Es una buena forma de seguir en la dinámica ampliamente instalada de ofrecer un nuevo modelo cada año, pero poder tener un feedbak (ergo, margen de tiempo) real para mejorar el binomio principal (suela+mediasuela) de la zapatilla.

Esta completa revisión del icónico modelo de Filadelfia, trae consigo, la eliminación de parte del ADN de la Cascadia. Y es que un emblema de identidad propio de esta saga, eran los 4 pivotes que formaban el chasis interno (entre la mediasuela y el footbed). Exteriormente se podía apreciar por esas “V” abiertas a la altura de talón, y metatarsos.

No era un mero ornamento, sino una “X” interna en mayor densidad que controlaba la torsión, y daba ese aplomo característico, a costa de un tacto algo seco en la recepción.

A partir de la Cascadia 14 variaron los puntos de apoyo (tacos planos y amplios) donde antaño se sustentaban estas V.

En esta versión 16, desaparece este sistema de forma definitiva.

No ocultaré que siento algo de nostalgia prematura. Y es por eso justamente, por lo que continuar con el orden numérico, me desconcierta.

Cascadia Infeed Static 1x1 1
Cascadia

 

NUEVO PLANTEAMIENTO, NUEVAS NECESIDADES.

Es llamativo este nuevo modelo, precisamente por el aumento de perfiles en su silueta, tanto en términos cuantitativos como estéticos (la mediasuela crece para acoger el tercio trasero del upper).

Esta Cascadia se muestra más musculosa y sólida, con lo que logra transmitir una imagen de zapatilla robusta, presta a protegernos, y con la que salir airosos en situaciones algo más complicadas de las que podíamos acometer con versiones anteriores.

Este efecto, no es puramente visual, ya que vemos aumentada la altura en 2 mm. en toda la base, manteniendo el drop 8, llegando a los 18mm en metatarsos, y 26 en talón, que como he mencionado antes, parecen más.

La mediasuela estrena nuevo compuesto, el DNA Loft v2,  evolución del empleado en algunos de los modelos de máxima amortiguación para asfalto.

La densidad es realmente baja (entre 38 y 40 grados, según mis mediciones), aunque en estático no la notamos especialmente blanda.

Es curioso porque con la mayor altura de perfil, y al hundir la uña en el compuesto de la mediasuela, pensé que sería bastante más blanda en la primera puesta. Realmente, en dinámico (especialmente en salidas largas), encuentro a faltar un puntito de más de recorrido. Insisto, esperaba más. En este sentido, sugiriendo algún paralelismo, queda mucho más cerca de una Hierro V6, que de una Speedgoat 4.

Y hablando de recorrido, se ha descartado recurrir a perfiles desmesurados. En su lugar, se ha utilizando la técnica de “deformación programada”, como me gusta decir en casos muy concretos.

Visualiza un acordeón (sí, sí, el instrumento) en reposo, imaginemos que mide 50 centímetros. Si la estiramos, probablemente llegaríamos a los 90 centímetros, e incluso más. Pues ese efecto acordeón es el que se ha implementado en esta mediasuela, de forma que las dos ranuras que rodean la zapatilla de forma visible -excepto en la zona de arco plantar- hacen posible una mayor compresión, además, con un tacto muy sensible desde el inicio de su recorrido.

Por tanto, obtenemos mucha sensibilidad, que se ve multiplicada por ese efecto de “plegado”, junto con la baja densidad del DNA Loft v2, y el mayor perfil de la versión anterior.

Todo suma, y además funciona.

 

Cascadia Infeed Static 1x1 9
Cascadia 

 

CARÁCTER MÁS TÉCNICO.

Si las anteriores versiones de la Cascadia, especialmente la 14 y 15 me parecían aptas para larga distancia, sí que veía su clara limitación en terreno técnico, especialmente descompuesto. Su taco plano y corto le concedía plenos poderes para gozar de notable habilidad en suelo duro y/o rocoso. No obstante, cuando éste se volvía más inestable y caprichoso, dejaba al descubierto sus carencias de inmediato.

Ahora vemos una composición y estructura de taco en línea con  la Catamount, que tantos momentos de diversión me ha dado.

Bien es cierto que en la Cascadia, el perímetro de la suela tiene una mayor base y en perfecto ángulo, no tan biselado y redondeado como en la Catamount, detalle que le daba mucha agilidad y rapidez en cambios de dirección, pero penalizaba en estabilidad en términos concluyentes. Esta angulación y mayor superficie perimetral es en parte, el secreto de la estabilidad, y digo en parte, porque también se lo debemos a su amplia base.

Todas estas variables, nos ofrecen reacciones más predecibles y nobles.

En la zona delantera, si nos referimos a amplitud,  únicamente la supera la NB Hierro V6, y en la zona trasera, la Olympus 4.0. Pero lo más significativo, es el crecimiento de la zona central (arco), que se ensancha de forma exagerada para rubricar la estabilidad y aplomo que ofrece este modelo, aún habiendo renunciado a su sistema de 4 pivotes. La estabilidad es enorme en cualquier circunstancia, incluso en terreno muy roto.

La tracción y rozamiento hubiese mejorado todavía más, si la zona central no quedase libre de tacos, como en los modelos 14 y 15.

 

UN UPPER ESPECIALMENTE FUNCIONAL.

No es que no sea atractivo visualmente -que en mi opinión, lo es-, sino que los detalles que se aprecian, denotan practicidad.

Vemos un cambio en las protecciones más que evidente, y del TPU con un tono lustroso y brillante, se deja paso a unas protecciones con mayor presencia (uñero más protegido), pero en tono mate, más duradero en el ámbito visual.

El techo en la caja de dedos es algo más alto, y únicamente notamos algo de presión sobre el dedo gordo, debido a la prominente protección en esa zona.

El tejido principal es más resistente, repele mejor el agua, y seca más rápido.

El acolchado del collar es más cómodo por su mayor ergonomía, pero conserva el mismo tejido que en la versión anterior, que incluso, es el mismo que se emplea en la Caldera 5, de tacto áspero, que evita movimientos apreciables y de oscilación, pero que con pocas horas de uso, deja ver el efecto peeling (las comúnmente llamadas “bolitas”).

Creo que era buen momento para cambiar de tejido. Se podría haber utilizado el de la Catamount, algo más resistente, e incluso el de la Divide 2 aún siendo un modelo de gama muy inferior. Bien es cierto, que aunque menos resistente, el material escogido tiene un aspecto más lujoso, pero se queda en eso, en aspecto.

La lengüeta, que ya en la anterior Cascadia 15 me gustaba mucho (no tanto en la 14) se ha rediseñado para ver dibujada en su silueta una curvatura mayor, de modo que la adaptabilidad al maléolo tibial, es simplemente perfecta. Se “acopla” de forma milimétrica, evitando entrada de piedrecitas, y proporcionando un fit que alcanza otro nivel.

La cordonera también es totalmente nueva (configuración 6 + 2 adicionales), y muy efectiva, ahora el cordón plano no se retuerce entre los pasadores, que son totalmente convencionales (sin presillas) y se adaptan de forma independiente a la altura de nuestro empeine.

La elección del nuevo cordón, de estructura rugosa, no evita que  se deshaga el nudo. Ahora bien, la goma elástica (a la altura del ojal 3º) que hace de prisionero de la lazada para que no se nos enganche a ningún arbusto, deja de tener sentido, ya que si hacemos el usual doble nudo, éste queda muy corto (incluso sin utilizar algún ojal adicional), y no llegamos a necesitar ese accesorio.

 

Cascadia Infeed Static 1x1 4
Cascadia 

 

LA EXPERIENCIA SE OBTIENE CON LOS KILÓMETROS.

Una zapatilla que proporciona confianza, automáticamente ve su valor aumentado. Los 140 €, es el precio que pagaremos por ella, pero el valor que aporta -y percibimos-, a mi entender, es manifiestamente superior.

Cuando sales a rodar sobre terreno abrupto, técnico, en una salida de 15 horas, y no has pensado ni un momento en el calzado, inequívocamente, sabes que has acertado con la elección.

Lo notamos en la sujeción de la caja talonar, que proporciona una buena fijación, sin movimientos laterales, ergo nada de sobresaltos.

Esta sensación viene dada por el re-diseño del collar, menos curvado bajo el maléolo, y que sube con más autoridad hacia el Aquiles, sin molestias, y sosteniendo esa parte.

Mucho tiene que ver la altura que gana la mediasuela en los flancos laterales, justamente bajo el maléolo, de modo que hace de guía, acomodando el pie en cambios de trazada, canteos laterales forzados, y en bajadas de fuerte desnivel donde metemos talón, donde percibimos instantáneamente lo amoldado que está el calcáneo.

Lo mismo sucede con las protecciones de los flancos laterales, que hacen de dique de contención cuando la zapatilla ha de emplearse a fondo en algún tramo, y el pie (en esa zona delantera) se nos mueve, como en mi caso, que lo tengo muy estrecho. Son justamente esas protecciones encoladas las que limitan el movimiento. He probado modelos, que en esos mismos tramos, se muestran incapaces de sujetar el pie, llegando a un desplazamiento brutal, viendo como tengo el pie casi “en el aire”, sobrepasando la mediasuela.

La placa antirrocas ya demostró su solvencia en la Catamount, de modo que se ha implementado también en la Cascadia, aunque con un patrón segmentado longitudinalmente -como si fuesen dedos-, haciendo que las piedras las lleguemos a intuir, a la vez que en cresteos puntiagudos, deja un ligero margen de adaptación a esas zonas afiladas, sin que la base llegue a curvarse en exceso, y por tanto desconcertarnos. Es decir, creo que hay ecuanimidad entre sensibilidad y protección.

 

Cascadia Infeed Static 1x1 3         

 

 

EN RESÚMEN.

Cómprala si….

..te gustan los rodajes largos, y no quieres una amortiguación de mayor  recorrido y perfiles que te lleguen a inestabilizar.

Tenla en cuenta, si quieres una zapatilla protegida, que puedas intuir el terreno sin que llegue a torturarte tras muchas horas de actividad.

Excelente opción como zapatilla única.

Dentro de la caja viene un sobre con semillas que podrás plantar en tus senderos favoritos. Bonita iniciativa.

Descártala si…

...prefieres un tacto más suave y mayor ligereza.

 

¿Y FRENTE A SU COMPETENCIA?

  • New Balance Hierro V6: 341 gr. (nº 44’5), drop 8 (20/28), 140€.
  • Hoka Speedgoat 4: 325 gr. (nº 44’5), drop 4 (28/32), 140€.
  • Altra Olympus 4.0: 332 gr. (nº 44), drop 0 (33mm.), 170€
  • Merrell Rubato: 307 gr. (nº 44), drop 0 (31’5mm.), 140€.
  • Salomon Ultra Glide. (N/D), drop 6 (32’2/38’2), 139’99€.
  • Asics Trabuco Max: 321 gr. (nº 44’5), drop 5 (23/28), 160€.
  • RaidLight Responsiv Ultra: 303 gr. (nº 44), drop 6 (15/25), 140€.
  • Topo Ultraventure PRO: 288 gr. (nº 44), drop 5 (25/30), 179€.

 

VALORACIÓN FINAL.

Lo más:

  • Estabilidad en cualquier circunstancia.
  • Protección general sin penalizar en peso de forma alarmante.
  • Amortiguación equilibrada.

 

Lo menos:

  • Collarín algo frágil.
  • Los cordones tienden a aflojarse con facilidad.

 

  • CONFORT: 9’5/10
  • AMORTIGUACIÓN: 8’5/10
  • SUJECIÓN: 9’5/10
  • ESTABILIDAD: 10
  • PROTECCIÓN: 9’5/10
  • LIGEREZA: 7/10
Los mejores vídeos