Álvaro de Arriba: "Voy a Glasgow a por una medalla"

El salmantino sabe que tiene una oportunidad de oro para hacerse con el título europeo y suceder en lo más alto del pódium a los españoles que lo consiguieron en esta prueba: Antonio Paez (1979-1982), Colomán Trabado (1983), Luis Javier González (1992) y Roberto Parra (1996).

EFE

Álvaro de Arriba en el mundial indoor de Birmingham 2018 | Sportmedia
Álvaro de Arriba en el mundial indoor de Birmingham 2018 | Sportmedia

Madrid, 27 feb (EFE).- El salmantino Álvaro de Arriba, en plena forma, acude al Campeonato de Europa de Glasgow en busca de una medalla, centra su preparación del año en los Mundiales de Doha y ya sueña con esa cita olímpica de Tokio 2020. Antes de saltar a la pista escocesa, De Arriba se para a repasar todo esto con la Agencia EFE.

P: Estamos a escasos días del Europeo de Glasgow, ¿cuáles son sus sensaciones ahora mismo?

R: La verdad es que me encuentro muy bien. Después de la victoria en Düsseldorf y con esa marca, pues estoy muy contento, muy motivado y con muchas ganas de ese Europeo. Es verdad que en los entrenamientos sí que me estaba encontrando muy bien de forma, pero en competición, por unas cosas o por otras no me habían salido las cosas hasta esa última carrera.

P: Haber ganado como lo ha hecho en Düsseldorf, ¿le ha aportado un extra de confianza?

R: La verdad que sí porque lo hice ante rivales que me los voy a encontrar en el Campeonato de Europa. Me ha servido para demostrarme que estoy bien de forma. Fue una carrera muy buena para mí, de ritmo alto. Así que voy muy motivado y con muchas ganas.

P: ¿Esa victoria le puede haber dado un poco de presión extra?

R: Realmente la presión ya venía de antes porque venimos de conseguir una medalla en el último Europeo indoor -en Belgrado-. Los que somos atletas internacionales que ya hemos conseguido medallas como Orlando Ortega, pues esa presión la llevas siempre y aprendes a convivir con ella. Hay que saber convertirla en algo positivo, ya llevo bastantes campeonatos y se trata de saber gestionarlo bien.

P: Escuchándole, parece claro que el objetivo es, como mínimo, la medalla, ¿no?

R: Si, sí. Llego segundo del ránking de todos los inscritos, estoy en un buen momento de forma y mentiría si dijera que no estoy pensando en esa medalla, en mejorarla de hecho. Pero parto con la idea de que el 800 es una prueba muy complicada y más en pista cubierta donde cualquier despiste te puede dejar fuera. En ese aspecto, el Campeonato de España me ha venido bien para recordarme que cualquier error te puede costar la carrera. Tengo que estar siempre bien colocado y voy con la mente puesta en ir pasando rondas, pero con el objetivo puesto en esas medallas.

P: De hecho, la final de Belgrado 2017 donde consiguió la medalla fue una carrera así, que pudo terminar de cualquier forma.

R: Fue una carrera muy especial por todo. Estábamos tres españoles en la final, algo que nunca había pasado y sí que pensábamos en sacar más de una medalla. Pero la carrera se puso en seguida muy complicada, con muchos golpes y pudo pasar cualquier cosa. Al final, en la última curva, hubo ese encontronazo entre Dani Andújar y el holandés Kuiper, yo pude esquivar ese momento y seguir hacia adelante para llegar a ese bronce, pero fácilmente me podía haber ido al suelo y no haber conseguido nada. Son carreras que salen así de vez en cuando, en eliminatorias o en la final. Hay que estar siempre muy atentos porque las carreras a veces salen lentas y luego todo el mundo tiene mucha fuerza. En el aire libre las carreras se suelen limpiar antes.

P: ¿Ves otra final en Glasgow con amplia presencia española?

R: Es complicado saber esto. Podemos estar en la final todos, como no llegar ninguno. Yo confío en poder estar en la final, pero en la pista cubierta, como te digo, es muy complicado. Aunque llegues bien de forma, habrá que ver qué criterios hay para pasar de ronda. Depende de muchas cosas, pero yo sé que voy a correr lo mejor posible y mi objetivo es estar en esas medallas.

P: ¿Fue una decepción no ganar el Campeonato de España en Antequera?

R: Es verdad que el gran objetivo era ganar, llegaba con el mejor historial, pero esa carrera me ha hecho despertar, por decirlo de alguna forma. Luego en Düsseldorf aprendí de eso y corrí mejor todo el rato, delante. Es verdad que en una semifinal del Campeonato de España te la puedes tomar con más tranquilidad y correr detrás, pero en una final tan lenta como salió no se puede estar ahí y menos teniendo a Mariano García o a Valladares, que son muy rápidos al final. Se lo llevó Mariano porque está muy bien de forma, pero me podrían haber ganado también Valladares u otro compañero, porque con ritmos tan lentos en el último 200 corre mucho todo el mundo. Así que me lo tomo como un despertar, como un aviso para estar muy atento en este Europeo y saber que siempre tengo que estar bien colocado.

P: Más allá de Glasgow, ¿cómo afronta una temporada tan particular como esta con un Mundial en Doha que es en octubre?

R: Para nosotros no va a cambiar mucho, porque ya el año pasado acabamos bastante tarde, corriendo en algunas reuniones después del gran campeonato, por lo tanto, en principio no va a ser un problema demasiado grande alargarla hasta octubre. Sí que es verdad que otros años subía una vez a Sierra Nevada, a altitud a hacer época de carga, y este año iremos dos veces aprovechando que hay bastante margen. En general, no nos va a trastocar mucho.

P: ¿Le preocupa el calor de Doha?

R: Ya hicimos allí una concentración y nos dimos cuenta de que para las pruebas de pista el calor no va a ser un problema porque la pista está muy bien preparada para esas temperaturas que hay allí.

P: ¿Tiene claro que esos Mundiales son el gran objetivo de 2019?

R: Sí, al final para todo atleta, unos Mundiales son siempre un objetivo prioritario. Es ahí donde hay que estar al 100% porque en la cubierta está bien estar ahí y sacar lo máximo posible, pero al final lo que recuerda todo el mundo es el aire libre y además un año justo antes de los Juegos viene de lujo este Mundial.

P: A falta de año y medio, ¿ya se sueña con Tokio 2020?

R: Tokio siempre está en la cabeza, es inevitable. Todos tenemos en la mente unos juegos y más cuando apenas queda año y algo. No queda otra que tenerlo en la cabeza y con muchas ganas. El tiempo se ha pasado muy rápido desde Río 2016. Más de lo que creíamos.

P: ¿Se plantea otros objetivos para el verano, la Diamond League, el récord de España de Saúl Ordóñez?

R: La verdad es que la marca no va a ser una obsesión este año. Si llega, bienvenida, pero no es algo prioritario. El objetivo es estar centrado en los campeonatos. El año pasado estaba perfecto y no salió la carrera y el otro día en Düsseldorf salió una carrera ideal. Nunca se sabe.

Y sobre lo de la Diamond League, la idea es hacer alguna. Ya hemos estado este año en el circuito indoor y en el aire libre correremos alguna de esas reuniones para competir contra los mejores del mundo.

P: Desde dentro, ¿cómo se ve la irrupción de gente tan joven como María Vicente o Salma Paralluelo?

R: Yo tengo 24 años y soy el mayor del 800. Es bastante fuerte y promete mucho de cara al futuro. Eso te hace pensar que nadie tiene el puesto fijo y es muy importante. Cada día hay más gente joven con ganas. El único problema es saber gestionarlo bien, es muy importante estar bien rodeado porque muchas veces es inevitable que recaiga mucha presión sobre ellos y no es fácil.

Es muy positivo que llegue tanta gente para nuestro atletismo y lo más importante es que puedan mantenerse en la élite con el paso de los años porque vienen lesiones, épocas difíciles. Hay que gestionarlo todo.

P: ¿Tiene la sensación que de un tiempo a esta parte hay un mayor interés por el atletismo en España?

R: Esto viene un poco a colación de lo de antes. Que entre gente joven nueva es muy importante, porque hemos pasado unos años donde había gente de bastante edad que no se salía del atletismo y faltaba que en ese rango de edad de 25-26 hubiese un nivel alto. Esto es clave porque ayuda mucho.

Después desde la Federación se está haciendo un buen trabajo de marketing, de redes sociales, es algo que hay que hacer, adaptarse a los nuevos tiempos. Se está haciendo muy bien en este sentido. Hubo un lleno en el meeting de Madrid, que es muy positivo, es señal de que se está moviendo todo.

P: Y ya para terminar, volvamos a Glasgow, ¿qué pronóstico de medallas hace?

R: Pues no lo tengo muy claro, voy un poco perdido de las condiciones en las que van a ir algunos atletas. Peleteiro no pudo estar en el Nacional, aunque seguro que es una de las que está ahí, Marta Pérez siempre da guerra en el 1.500, aunque también llega tocada. Un atleta al que sí veo en oro es a Orlando Ortega. No va a fallar y a partir de ahí pues soñemos. Yo confío en estar peleando, Husillos seguramente también, en el 1.500 Saúl Ordóñez y Jesús Gómez deben estar luchando por las medallas, pueden estar los dos. No me atrevo con un número concreto, pero todos estos atletas estarán en la pelea seguro.