Eliud Kipchoge quiere bajar de 2 horas en el Ineos 159 Challenge

El récordman mundial de maratón volverá a intentar rebajar la marca este otoño en Londres.
Equipo C -
Eliud Kipchoge quiere bajar de 2 horas en el Ineos 159 Challenge
Eliud Kipchoge quiere bajar de 2 horas

Eliud Kipchoge (Kenia) ha anunciado en su cuenta de Twitter que desea volver a intentar bajar de horas en los 42 kilómetros y 195 metros el próximo otoño, concretamente en octubre. Esta noticia se ha producido cuando se cumplen dos años del Breaking2 que preparó Nike en Monza (Italia) con los atletas Lelisa Desisa, Zersenay Tadese y el propio Eliud Kipchoge. Kipchoge se quedó a tan solo 25 segundos de lograrlo, convirtiéndose en el hombre que más rápido corrió la distancia de maratón (2:00:25), aunque no suponía récord del mundo, cosa que sí logró el pasado septiembre en Berlín, parando el crono en 2:01:39.

EL NUEVO RETO SE LLAMA INEOS 1:59 CHALLENGE

El Breaking2 fue un proyecto muy ambicioso de la marca de zapatillas que pretendía poner las mejores condiciones posibles a tres candidatos de élite para intentar bajar de la barrera de las dos horas en el maratón. Para poder llevar esto a cabo debía de haber unas condiciones climatológicas concretas (temperaturas muy frescas y ausencia de viento), un control del ritmo absoluto (pusieron y quitaron liebres de refresco), hidratación continua (una bicicleta aportaba un pequeño bidón a los atletas cada poco tiempo) y unas zapatillas que les ayudasen a perder menos energía y con total protección (Nike Zoom Vaporfly Elite). Todo esto se puso en marcha el 6 de mayo de 2017 a las 5:45 de la madrugada en el circuito automovilístico de Monza, al norte de Milán. Este emplezamiento era perfecto porque se podía controlar todo lo anteriomente mencionado (menos el clima), y el lugar, a pesar de estar muy cerca de los Alpes italianos, tiene muy poca altitud respecto al nivel del mar (162 metros).

Eliud Kipchoge quiere bajar de 2 horas

Nike Zoom Vaporfly Elite

Kipchoge se matuvo en el ritmo hasta poco más de tres vueltas, donde el coche que marcaba la velocidad para bajar de horas se depegó poco a poco. Tadese aguantó con el grupo y Kipchoge hasta algo más de los 21 kilómetros, y Desisa sufrió más tiempo que el resto porque se descolgó pronto y tuvo que corrrer la mayor parte del tiempo solo.

El nuevo reto se llama INEOS 1:59, y podría tener lugar en Inglaterra, y podría realizarse a finales septiembre o principios de octubre de este mismo año. El nuevo proyecto tiene la financiación del personaje más rico de Gran Bretaña, Jim Ratcliffe, dueño de la química INEOS, de ahí la probabilidad de que el lugar escogido sea la isla británica. Están trabajando también en un circuito completamente llano donde se pueda dar vueltas, asemejándose a lo que ocurrió en Monza en 2017. El Breaking2 les dará una base fundamental en la que basarse que, incluso, podrán mejorar.

APRENDIZAJES DEL BREAKING2

El intento del 2017 aporta todas las estratégias que se llevaron a cabo para facilitar el transcurso del evento y facilitar a los atletas mantener un ritmo tan alto (2:50 por km) tanto tiempo. En el Breaking2, el ritmo lo era todo. Para ayudarles a ser conscientes del ritmo y situación, un automóvil eléctrico iba seis metros por delante del grupo. mostrando el ritmo, el tiempo y lo que quedaba para finalizar. Se actualizaba la información cada 200 metros con sensores en la carretera.

Eliud Kipchoge quiere bajar de 2 horas

Formación del coche y las liebres en el Breaking2

Para ir bien protegidos y no perder ni un ápice de energía, eran fundamentales las liebres, por eso que un equipo de 30 pacers (formado por algunos de los mejores corredores del mundo) ayudaba en esta labor. "Necesitábamos corredores tranquilos y constantes que puedan correr la misma velocidad de manera continua", comentaba el Dr. Brad Wilkins, fisiólogo y director de Nike Explore Team Generation Research en el Laboratorio de Investigación Deportiva de Nike que trabajó en el proyecto del Breaking2.

De los 30, 18 liebres se reservaban para el corredor que fuera el primero (Kipchoge), mientras que otros seis se encargaban de integrar el grupo líder y seis más para un supuesto segundo grupo. Un equipo de seis pacers, manteniendo una formación de triángulo, corrían al mismo tiempo con Kipchoge, Tadese y Desisa. Esta formación tan concreta se decidió en el laboratorio de Nike expermientando en un tunel de viento, viendo que era la mejor forma de que fluyera el aire sin perjudicar a los tres protagonistas. Cada liebre cubría dos vueltas y se cambiaba (unos 4,8 kilómetros aproximadamente), y solo tres de ellos entraban o salían al mismo tiempo en la zona marcada para ello. Todos tenían programado su entrada y salida.

Eliud Kipchoge quiere bajar de 2 horas

Eliud Kipchoge bebiendo en Monza de un bote muy pequeño

La hidratación fue algo que cambió totalmente las rutinas tradicionales. Cada uno tenía su bebida específica, y se hidrataban cada vuelta (2,4 km). Tenían 17 botellas entre 60 y 100 ml para cada uno. La mayoría de ellas tenían una bebida 'estandarizada' (según Nike), y unas pocas una mezcla específica para cada uno con diferentes combinaciones de sales, glucosa y cafeína.

Te recomendamos

Con un nuevo look y nuevas características de rendimiento, la versátil y polifacética...

Más amortiguación en cada paso...

Descubre una de las zapatillas con más amortiguación del mercado...

Así son las Spire 3 de 361º, unas zapatillas que aportan máximo confort y con una gra...

La zapatillas más polivalente de New Balance...

El calcetín alto compresivo cada vez más de moda...