La Quinta de Carro

"No sé lo que les deparará el futuro, lo que si tengo claro, es que todos reúnen una misma virtud: no se arrugan cuando salen a la pista".
Roberto Sotomayor -
La Quinta de Carro
Fernando Carro posando para CORREDOR\ | Jaime de Diego

A veces en la vida pasan cosas que parecen casualidad y que, sin embargo, pasan a la historia como algo excepcional. He tenido la suerte de haber compartido entrenamientos con muchos atletas durante sus épocas de esplendor. Algunos de ellos los vi crecer desde jóvenes, como el caso de Arturo Casado, con el que compartí sus años gloriosos hasta tu retirada. Otros vinieron ya formados, aunque también compartí sus buenos años. Generaciones de atletas que aparecieron, explotaron y se oscurecieron. Vivir todo eso, como si el paso del tiempo no pasara por ti, es excepcional porque puedes escribir un gran relato de lo ha sido tu vida.

Crecí viendo jugar a Emilio Butragueño. Quizás muchos de los que hoy me leen recuerden aquella generación de futbolistas que marcaron una época en el Real Madrid. Aquella 'Quinta del Buitre' que asombró a aficionados y prensa. Cinco futbolistas que se hicieron leyenda y que, por casualidades del destino, coincidieron en tiempo y lugar. Coincidir en tiempo y en lugar. Qué complicado es eso.

Carro, que acaba de colarse en el top 10 español de todos los tiempos en 3.000 metros obstáculos, lidera un grupo de atletas excepcionales que se retroalimentan.

A mí me hubiera gustado coincidir en tiempo con algunos de los atletas que hoy conforman el grupo de entrenamiento de mi entrenador de toda la vida, Arturo Martín. Aunque lo hice con otros grandes atletas, no me importa. Pero es de justicia hablar de lo que, en mi opinión, será el futuro del atletismo español. Yo los llamo la 'Quinta de Carro'. Son cinco atletas que han coincidido en tiempo y, sobre todo, en lugar. Cinco atletas que están llamados a ser el fututo del atletismo español. Entrenan juntos y son amigos. Adrián Ben, Jesús Ramos, Sergio Jiménez, Pablo Sánchez-Valladares y Fernando Carro. Sé que Carro es el más mayor de todos, pero es él quien marca hoy la historia de mi grupo de entrenamiento, aquel que un día encabezó Casado. Un hombre que acaba de colarse en el top 10 español de todos los tiempos en 3.000 metros obstáculos corriendo en 8:15.73 y que lidera un grupo de atletas excepcionales que se retroalimentan los unos a los otros en cada entrenamiento.

Jesús Ramos fue subcampeón de España indoor hace dos temporadas en 3.000 m y después de un año lesionado es cuestión de meses que vuelva a brillar. Su talento es tan grande que cuesta saber cuál será su techo. Adrián Ben está llamado a ser, junto a Jesús Gómez, el relevo generacional del 1.500 español, una prueba que, como el Imperio español hace cinco siglos, tuvo su época dorada y que merece volver a ser lo que un día fue. Sergio Jiménez , hijo del mítico Anacleto Jiménez, y subcampeón de España también en 3.000 m el pasado año, es un chico que no sólo destaca por recordarnos a su padre corriendo. Tiene una clase enorme y hace fácil lo difícil. Este invierno protagonizó en Sabadell una carrera excepcional que le coloca de lleno en la élite del atletismo nacional y dio la cara en el europeo de Glasgow. Pablo Sánchez-Valladares es ya una realidad en el 800 español. Hablar del 800 español desde hace varios años son palabras mayores, y lo es gracias a muchos atletas que marcaron el camino para ello. Y, por fin, Fernando Carro, la nueva joya del obstáculo español que enamoró a miles de aficionados en Berlín con su subcampeonato de Europa y que ha estrenado la temporada al aire libre en Roma con una nueva marca personal.

Miro a mi entrenador y los dos sabemos lo que hay entre manos: una generación única, excepcional.

La 'Quinta de Carro'. Yo los llamo así. No sé lo que les deparará el futuro, lo que si tengo claro, es que todos reúnen una misma virtud: no se arrugan cuando salen a la pista. Y es por eso que me hubiera gustado coincidir con ellos en tiempo. Me conformo hoy con rodar con ellos cada mañana en la Blume de Madrid. Miro atrás y recuerdo cuando era joven. Miro a mi entrenador y los dos sabemos lo que hay entre manos: una generación única, excepcional, que persigue el gran sueño de llegar a unos Juegos Olímpicos (aunque Carro ya sepa lo que es y por eso sea el líder de este grupo) y que buscan romper sus propios límites.

Cinco atletas que marcarán seguro un antes y un después en nuestras vidas. Por lo pronto algunos ya estuvieron en Glasgow, la catapulta para algunos de ellos siempre bajo la dirección de un hombre que no ha hecho más que hacer de sus atletas mejores personas: Arturo Martín. Ese hombre que llevó a Casado desde sus inicios hasta la gloria de ser campeón europeo en Barcelona.

A veces en la vida pasan cosas que parecen casualidad. Y esa casualidad, como aquella magnífica quinta del Buitre, hacen más hermosas las historias. Espero no confundirme, pero ésta será otra gran historia de nuestro deporte.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

Fernando Carro lleva muchas batallas ganadas. Las menos importantes han sido en zapatillas de clavos. Las que más cuentan, convirtiendo la resistencia en un concepto que trasciende por kilómetros el -aparentemente- inofensivo acto de correr.

Te recomendamos

La campeona del mundo 2018 se suma a la carrera de los volcanes...

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...

Mucho más agarre para este clásico del trail running de Asics....

Conoce la zapatilla que se adapta a la ciudad como ninguna otra....

Perfecta adaptación, firme y rápida para hacer los kilómetros que quieras es el resul...

La zapatilla casi perfecta de New Balance. Analizamos al detalle las Fresh Foam Beaco...