Martín Berlanas: “Con Carro el récord de España está en buenas manos”

El hombre que hasta el viernes pasado ostentó la plusmarca nacional de los 3.000 metros obstáculos analiza la dimensión del registro de su sucesor, así como las posibilidades de que este nos brinde nuevas (y grandes) alegrías en un futuro cercano.
Alberto Hernández
Martín Berlanas: “Con Carro el récord de España está en buenas manos”
Luis Miguel Martín Berlanas durante el Campeonato de Madrid de Cross 2018 | Sportmedia

Voz autorizada del citius, altius, fortius. Por su desempeño en la pista y su amor incondicional al oficio fuera de ella. ‘Obstaculero’ de los clavos a la cabeza. Atleta de culto, de los de primero mi deporte, después yo. La admiración que le profesa la parroquia de la camiseta de tirantes supera con creces su inmaculada hoja de servicios: dos veces quinto olímpico, cuarto mundial, bronce europeo… Mirando a la cara a los amos del cotarro, de keniata de Eldoret a keniata de San Martín de Valdeiglesias. Y desde hacía más de veinte años, del 28 de mayo de 1999 al 12 de julio de 2019, experimentando la soledad del corredor de fondo en lo alto de la lista patria de los que mejor saben correr se ponga lo que se ponga por delante. Le acaban de quitar el récord; la categoría de leyenda permanece intacta.

Después de dos décadas va a costar no referirse a ti como ‘el plusmarquista’.

Personalmente es una sensación rara. El viernes pasado, tras la carrera de Mónaco, la primera reacción era de relativa sorpresa solamente, porque esa semana, la del récord, ya avisé en redes que había visto su último entrenamiento y me pareció que estaba como nunca, mucho mejor que cuando ganó la plata en el Europeo. La sensación que transmitía al salir de cada valla era algo que no se suele ver a menudo; era evidente que ha subido no uno, si no dos escalones respecto al año pasado… Y que conste que cuando me acerqué a verle no sabía a qué ritmo estaba haciendo las series, pues no me gusta eso de tomar tiempos a otros atletas que no son de mi grupo, simplemente fui a decirle que aprovechara el escenario, que la marca que hizo en Roma, 8:15.73, la iba a actualizar rápidamente (no le hablé del récord para no meterle presión)… Bueno, y también a ver qué zapatillas estaba usando, porque soy un friki de ese tipo de cosas.

Los que conocen tu amor por este deporte no dudaron ni por un segundo de que te ibas a alegrar de ver rebasado tu 8:07.44.

Horas después de que Fernando batiese mi marca experimenté una sensación de vacío, date cuenta que llevaba 20 años en posesión del récord, pues aunque el vigente tenía 17 el primero lo logré en 1999. Pero por lo demás tenía una gran alegría encima porque batir récords es una muestra de buena salud de nuestro deporte; que un récord dure mucho habla bien de la marca, pero regular de los atletas que vienen detrás y no pueden acercarse. Además, Carro es un chico al que tengo mucho aprecio, le he visto crecer desde juvenil… el récord ahora está en muy buenas manos. Ya tocaba batirlo, hay que ser muy necio para enfadarte porque te quiten un récord; yo también se lo batí a otra persona.

Publicidad

Y vaya pedazo de persona… Don Domingo Ramón.

Un referente de nuestro atletismo. El primero, como apuntaba antes, lo logré el 28 de mayo del 99, en el Meeting de Sevilla, en el malísimamente llamado Estadio Olímpico de Sevilla (por cierto, es vergonzoso el estado en el que se encuentra actualmente). Corrí en 8:11.18 y me supuso una gran sorpresa, no esperaba correr tan rápido. Pensemos en aquel entonces, no existían las redes sociales y los sistemas de comunicación eran muy diferentes. Domingo estuvo moviendo todos sus contactos para dar conmigo y poder felicitarme de viva voz. Me dijo que el récord ya había durado mucho y que tenía un Rioja de una buena añada reservado para el día que alguien lo batiera… Confesó con temor, como buen amante del vino, que estaba temiendo que se pusiera malo. Así que cuando lo batí se lo tomó con un familiar a la salud del nuevo récord. Aquello me hizo una gran ilusión, pues yo, a pesar que de joven hacía 1.500, le había seguido mucho a él y a Paco Sánchez Vargas, los máximos referentes españoles en los 3.000 metros obstáculos a finales de los 70 y principios de los 80. Aquel 8:15.74 era especial, pues lo había logrado en la final de Moscú 80, en la que fue cuarto y Vargas sexto… ¡Y es todavía récord de España sub 23! Esa carrera en concreto no la vi porque tenía 8 años (aunque no tardé en informarme mucho y leer sobre la carrera), mi primera memoria atlética data de los Juegos de Los Ángeles, donde Domingo fue sexto. Luego lo batí otras tres veces más: en el 2000, 8:09.77 (Mónaco); en el 2001, 8:08.74 (Bruselas); y en 2002, también en Bruselas, corriendo en 8:07:44 y llegando segundo tras un tal Ezequiel Kemboi, en la que fue una de sus primeras apariciones estelares.

¿Cómo recuerdas aquella última vez?

No se corrió muy rápido, debimos pasar el primer mil en 2:43, nada exagerado para lo que se estilaba en aquellos años. Me encontraba muy bien, y como la cosa no fluía, decidí avivar mucho el ritmo a falta de dos vueltas. Se vino Ezequiel conmigo y me adelantó en la última ría. Luego le cogí, antes del último obstáculo, pero lo pasó y salió como un resorte… me metió medio segundo en el liso para ganar con 8:06.65… Cuando vi la marca me dio un poco de rabia, porque me di cuenta de que se me había escapado por muy poco (53 centésimas) el récord de Europa, por aquel entonces en poder del holandés Simon Vroemen con 8:06.91. Fue una sensación agridulce. No resultó una carrera ideal para hacer esa marca pero mi decisión provocó que pudiera batir el récord de España. El año anterior, en el mismo estadio, el Rey Balduino, sí que fue una carrera más agónica, más a ritmo, con muchos atletas por debajo de 8:10; ese día sí que di todo pero en 2002, por las circunstancias de carrera, no pude. No he vuelto a ver la carrera, la tengo en vídeo, fíjate que antigualla… Y en YouTube no he sido capaz de encontrarla.

Carro tiene dos cosas a favor: su nivel físico-mental y la falta de referentes por debajo de los ocho minutos en el concierto internacional.

¿Y qué análisis haces de la prueba en la que Fernando Carro firmó esos brutales 8:05.69 (4º mejor marca europea y 35º mundial de todos los tiempos)?

Desde el primer kilómetro me di cuenta de que el récord estaba tiritando. La cabeza de carrera pasó el mil en 2:37, pero él debió andar en 2:41 largo (tengo pendiente analizarla bien, con crono en mano, para apreciar mejor los parciales). Se formó una fila de gente y él siempre fue metido en carrera, sin ceder un metro, atacando bien los obstáculos… Eso le permitió llegar a la última vuelta muy bien situado, y cuando huele meta es un killer. En todo momento estuvo integrado en la prueba y a ritmo de récord, aunque los comentaristas no repararon en ello hasta la última vuelta, hablaban de posibilidad de marca personal, pero no de récord…. Entiendo que se les pasara, pues era difícil pensar que podía bajar 10 segundos desde Roma.

Martín Berlanas: “Con Carro el récord de España está en muy buenas manos”

Martín Berlanas en un entrenamiento en Madrid | Sportmedia
Publicidad

Con un registro de esa magnitud se puede aspirar a todo…

Y más en el escenario internacional, que está como te he dicho antes, sin una terna de dominadores claros como en su día fueron los Kemboi, Kipruto, Shaheen, gente que bajaba con asiduidad de los ocho minutos. Hoy los mejores están más o menos en el tiempo que ha hecho Fernando. Pensemos que es la cuarta mejor marca mundial del año, y eso en los albores de agosto, por muy tarde que sea el mundial, tiene un mérito enorme). Jager, Mekhissi-Benabbad, El Bakkali, los keniatas… el nivel es tremendo pero el panorama ahora mismo es favorable a Carro por dos cosas: su nivel físico-mental y la mencionada falta de referentes por debajo de los ocho minutos en el concierto internacional. Ojo con la palabra favorable, esto es muy difícil, pero por supuesto que puede estar luchando por todo en los grandes campeonatos.

¿Cuál es tu opinión de él como especialista en la distancia?

Muy competitivo, por eso conecta mucho con la gente. Siempre da la sensación, quizás por su aspecto y particular manera de correr, de que se esfuerza a tope (aunque queden cuatro vueltas parece que ya va a todo lo que da). La mejora -se lo dije a él y a Arturo Martín, su entrenador- en el paso del obstáculo ha sido evidente. Sin ser un Eliseo ahora pasa los obstáculos mucho mejor que el año pasado, y por supuesto que hace dos. Eso se debe a una mejora física además de técnica (aspecto que me consta que ellos no descuidan). Cuando estás bien físicamente mejoras técnicamente porque, si estás fuerte, los errores técnicos se minimizan, eso lo sabe cualquiera y creo que sucede en todos los deportes. Lo puedes percibir incluso a un nivel popular, esos días en los que la gente piensa “que bien estoy rodando, con que solvencia”… Imagínate Fernando, un élite de élite… debió pensar que era el rey del mundo. Uno de los recuerdos de mi primer récord, cuando llevaba 600 metros corriendo solo y sabía que iba a ganar, es mi obsesión por no tocar ningún obstáculo y caerme… Cuando pasé el último y llegué al tramo liso me daba la sensación de que los segundos caían a cámara lenta… Eso no lo he vuelto a sentir nunca; es impagable.

Puede mejorar técnicamente (es donde tiene mayor margen, tiene que pulir algunas cosas) y rascar tiempo a ese récord.

Luchador, le dicen luchador a Carro… Como obviando la clase…

Como si los que corren de forma más elegante no lucharan. ¿Es que El Guerrouj no era un luchador? Creo que Fernando es un tío que, aparte de ser luchador como muchos, en bueno como pocos. Si no fuera así no haría 8:05.69.

¿Veremos un récord de España en menos de 8 minutos?

Sería brutal. Repito que no me gusta meter presión a nadie pero la sensación que ha dado es que puede correr más, está todavía por dominar la prueba. Puede mejorar técnicamente (es donde tiene mayor margen, tiene que pulir algunas cosas) y rascar tiempo a ese récord. No sé ni cuándo ni si va a suceder, pero creo que es posible. Son 35 saltos, 7 de ellos con agua, mejorar un poquito cada paso es mejorar por 35.

Martín Berlanas: “Con Carro el récord de España está en muy buenas manos”

"Tengo un grave problema: se me da mejor correr despacio, pero me gusta más correr deprisa" | Sportmedia
Publicidad

¿Y tú cómo andas? Esa planta a los 47 es de seguir en la brecha.

Ahora estoy ayudando a Tony Franco y Julio Bardavio, mis amigos en categoría máster en sus entrenamientos, tanto a nivel de orientación técnica como haciéndoles de liebre. Mi filosofía es correr todos los días que pueda, también ayudando a las chicas del grupo de entrenamiento, porque los chicos ya no me dejan... (risas). Todo eso lo aplico también al duatlón, aunque ahora no cojo mucho la bici porque por ejemplo para tirar a Julio tengo que hacer un mil a 2:40, y a estos años no lo veo tan fácil. Me muevo bien entre 3:00 y 3:10, pero por debajo de eso me cuesta. He perdido chispa, tengo varias operaciones a cuestas… eso hace que esté limitado en velocidad, pero rodar y cambios lo que me eches.

Este curso, a nivel absoluto, 7º de Europa y 10º del mundo. Si hubieras empezado antes en el duatlón…

Emilio Martín, el mejor duatleta español de todos los tiempos, me dijo: “Si hubieras empezado antes a este nivel no estarías todavía compitiendo, ya te digo que yo a esa edad no lo estaré”. Él tiene un entrenador buenísimo, Iván Muñoz, entrena específicamente… y tampoco es un chaval, tiene 37. A raíz de un mensaje de Enrique Molina (7º Olímpico en Atlanta 1996 en 5.000 metros), en el que nos decía en plan de broma a Emilio y a mí que teníamos aburridos a los jóvenes esperando que nos retirásemos; decía Emilio que si hubiera empezado joven en el duatlón, no estaría con 47 años en un Mundial o Europeo. Seguro que tenía razón, pero da igual, he corrido 2 Mundiales y 2 Europeos y los he disfrutado muchísimo, lo considero como regalos de la vida. Actualmente me definiría como alguien que hace deportes que cansan, al que le gusta verse activo, sano, no engordar… Pero tengo un grave problema: se me da mejor correr despacio, pero me gusta más correr deprisa.

¿Y tu faceta de entrenador?

La principal es junto a Juan del Campo en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid, dirigiendo un grupo en el que tenemos 8 atletas becados y otros 10 que no están becados pero tienen mucho nivel. Luego complemento con el Club de Corredores, trabajo para ellos llevando varios grupos de diferentes niveles (este año he estado llevando una de las ocho sedes que tiene el club, la de Madrid Río). También hago entrenos online a algunos conocidos y entreno de manera personal al cocinero David Muñoz.

Martín Berlanas: “Con Carro el récord de España está en muy buenas manos”

De izquierda a derecha, los entrenadores Uriel Reguero, Juan del Campo y Luis Miguel Martín Berlanas | Sportmedia
Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

Fernando Carro lleva muchas batallas ganadas. Las menos importantes han sido en zapatillas de clavos. Las que más cuentan, convirtiendo la resistencia en un concepto que trasciende por kilómetros el -aparentemente- inofensivo acto de correr.

Te recomendamos

La campeona del mundo 2018 se suma a la carrera de los volcanes...

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...

Mucho más agarre para este clásico del trail running de Asics....

Conoce la zapatilla que se adapta a la ciudad como ninguna otra....

Perfecta adaptación, firme y rápida para hacer los kilómetros que quieras es el resul...

La zapatilla casi perfecta de New Balance. Analizamos al detalle las Fresh Foam Beaco...