Nike Alphafly, ese oscuro objeto de deseo

Una opinión sobre récords, carbono y sueños de espuma.
David Rivas -
Nike Alphafly, ese oscuro objeto de deseo
Nike Alphafly, ese oscuro objeto de deseo

Quiero unas. Si el corazón atiende a razones que la razón ignora, las Nike Alphafly NEXT% serían una de ellas, pero trataremos de razonarlo en este texto. Dejando de lado el extravagante diseño o su más que presumible prohibitivo precio, yo corro para divertirme. Y sé que con las Alphafly me voy a divertir mucho, aunque menos tiempo.

El calamitoso diseño no acompaña, lo sé. Observo el vídeo de la web de Nike en el que se las ve rotar, ingrávidas, en un estado de buena esperanza hasta aterrizar en mis manos. Busco el parecido de su suela rugosa a una especie de molusco marino. No me gustan las cámaras de aire a la vista y ostentosidad. Si me apuras, no me gusta la combinación de negro y verde flúor. A‌ todos nos gustan las zapatillas bonitas pero ¿quién tiene tiempo de mirarse los pies mientras corre a tope?

Nike Alphafly, ese oscuro objeto de deseo

Cuando Rick Baker encontró a H.R. Giger

Me importan poco los detalles técnicos. No voy a atosigar a mis amigos con cuánto más rebota la espuma ZoomX que su competencia, ni me interesa el grosor de su placa de fibra de carbono. No ocupará espacio en mis neuronas el hecho de que la tela de arriba se llame ahora AtomKnit. En las fotos se deduce algo llamado FlyPlate pero tampoco voy a buscarlo en Google. A nadie le importa saber cómo hace fotos su teléfono mientras las haga bien.

Más allá de tecnologías, el principal acierto de Nike está en vestir de cotidiano lo asombroso:‌ en agotar modelos de 275€ y generar un objeto de deseo en el gremio popular, ávido de rebajas y de llevarse dos pares de zapatillas de la temporada pasada al precio de una. Tiene mucho mérito. Todo porque funcionan, claro. Porque con ellas ruedas mucho más rápido sin esfuerzo aparente y recuperando mejor. Como el halcón maltés, las Alphafly están hechas del material con que se forjan los sueños del corredor.

Vayamos a lo económico: mi principal afición es correr. Si la agenda lo permite, le dedico unas 4 horas por semana, unas 200 al año. Compito muy poco, por eso intento que cada vez merezca la pena. Entiendo que las Alphafly supondrán pagar unos 150€ más que el modelo estrella de cualquier otra marca. ¿Vale la pena el esfuerzo por unos segundos, con suerte minutos, en el crono de un par de domingos al año? Para mí, sí. Correr por el parque es gratis, sin cuota de inscripción al gimnasio ni reserva de pista. Invertir un euro por hora de rodaje para poder darme el lujo de competir en las mejores condiciones no me parece demasiado.

Desconozco cuántos son los que, como yo, hemos dejado en la web de NIKE la VISA, el e-mail, el teléfono móvil y hasta el rosario de mi madre para que nos avisen en cuanto salgan. Sospecho que muchos (uno no quiere sentirse el único loco de la colina), sospecho que volarán aunque el precio supere las tres centenas de euros, como también sospecho que comenzarán a trufar las líneas de meta de las carreras. Creo que veremos Alphafly tanto en la zona en la que se juegan las coronas de laurel como en la que sólo está en liza la batalla de uno contra sí mismo. Esa, y no otra, es la principal conquista de Nike:‌hacernos creer Kipchoge y pensar que, en mayor o menor medida, todos somos capaces de alcanzar con ellas nuestro propio 1:59.

Nike Alphafly, ese oscuro objeto de deseo

Kipchoge por un día
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

Filtran el prototipo que utilizarán los velocistas Nike en 2020, un año en el que la revolución del material estará en boca de todos.

La nueva Vaporfly se siente realmente diferente a las 4%

Te recomendamos

Aprendamos a tratar y prevenir las lesiones del ligamento cruzado anterior, una de la...

La condropatía rotuliana es una patología recurrente en el mundo del running....

La nueva colección de Salomon se adapta a tus necesidades...

La Noosa es el modelo más famoso del triatlón ...

New Balance actualiza su tecnología para que sea más ligera y con más rebote....

El pulsómetro Suunto 5 reaparece con nuevos colores para adaptarse a todos los gustos...