Mario Mola: “Tengo la convicción de que no podré aguantar otros diez años para volver a la línea de salida de una carrera así”

El mallorquín lo borda en el Campeonato de España de Cross, donde concluye 7º en la prueba absoluta y sub-23 disputada en Zaragoza.

Mario Mola fue una de las grandes atracciones del Nacional de cross | Sportmedia
Mario Mola fue una de las grandes atracciones del Nacional de cross | Sportmedia

Que Mario Mola tiene un talento descomunal para encadenar zancadas lo sabe cualquiera que preste un mínimo de atención a las Series Mundiales de Triatlón (donde son habituales sus exhibiciones en el tercer sector) o que conozca el pasado del balear en el tartán y el campo a través. De ahí a lo acontecido esta mañana en el Nacional de cross disputado en el zaragozano Parque Lineal Plaza, va un trecho.

Diez años después de su última presencia en el evento (fue subcampeón de España sub-23 el 7 de marzo de 2010, en La Coruña) no diremos que volvió a calzarse los clavos, pues ante la dureza de la superficie compitió con unas zapatillas ‘voladoras’, pero sí que se colocó un dorsal para enfrentarse a algunos de sus antiguos compañeros de batallas (como Toni Abadía, a quien había arrebatado el título júnior en 2009, o Dani Mateo, que le derrotó en los 5000 metros del Campeonato de España de la misma categoría en 2008).

Mario Mola: “Tengo la convicción de que no podré aguantar otros diez años para volver a línea de salida de una carrera así

Diez años después... en la cámara de llamadas junto a sus compañeros de Islas Baleares

Hoy ambos arribaron por delante de él, Toni segundo y Dani cuarto, aunque se colgó el bronce absoluto porque el hombre que le precedió, el defensor del cetro Ouassim Oumaiz, estaba enrolado en sub-23. Pocos más enseñaron la espalda a Mario, 7º de la carrera, 6º de la categoría por la misma circunstancia anteriormente referida: el local Carlos Mayo, que dio una exhibición como se recuerdan pocas para hacerse con el triunfo, Juan Antonio 'Chiki' Pérez (5º) y Fernando Carro (6º). El resto de ilustres del fondo patrio -y había unos cuantos- arribaron tras el triple campeón del mundo, que aprovechó la suspensión por coronavirus de la primera prueba de las World Triathlon Series para dar rienda suelta a unas de sus confesas pasiones.

El circuito, de 10.300 metros, rápido debido a la escasez de lluvia de las últimas semanas contempló como Mayo finiquitaba su cabalgada en 29:07. Mola invirtió solo 42 segundos más, algo que tiene un mérito tremendo si tenemos en cuenta la especificidad que requiere la disciplina. Solo 12 segundos le separaron del bronce de Dani Mateo, nuestro mejor maratoniano en el Mundial de Doha 2019, ya clasificado para los Juegos Olímpicos. Y tres del plusmarquista nacional y subcampeón de Europa, Fernando Carro, el hombre que le precedió.

Mario Mola: “Tengo la convicción de que no podré aguantar otros diez años para volver a línea de salida de una carrera así

Mola, satisfecho tras la prueba, declaraba que “venía a Zaragoza con la intención de pasarlo bien, intentar hacer una buena carrera y pelear hasta el final". Como todos los espectadores y buena parte de los protagonistas, se mostró sorprendido por el salvaje ritmo inicial: “No me lo esperaba, tengo que reconocer que fue terrible desde el comienzo, aunque ni mucho menos dudaba ni dudo de la tremenda calidad de los atletas que participaban".

Mario Mola: “Tengo la convicción de que no podré aguantar otros diez años para volver a línea de salida de una carrera así

Con Toni Abadía, amigo de viejas batallas en su época júnior y sub-23

Esa competitividad máxima le recordó a “lo que sucede en el triatlón cuando se da la salida y hay que buscar una buena posición en el agua… No ha habido tiempo ni para tomar un poco de aire tras el pistoletazo". El balance, como no podía ser de otra manera vistas sus excelentes prestaciones (con su aportación individual ayudó a la selección de Islas Baleares a clasificarse novena por equipos), es más que positivo: “He disfrutado muchísimo con la prueba, con los ánimos del público, y me voy muy satisfecho por haber cumplido con creces los objetivos que me había propuesto para este fin de semana".

Y concluyó con una declaración de intenciones: “Ahora es momento de **regresar a la normalidad** de mis entrenamientos, con piscina, bici, carrera y… más piscina si cabe, pero tengo **la convicción de que no podré aguantar otros diez años para volver a línea de salida de una carrera así**". ## "NO ME RETIRARÉ SIN CORRER UN MARATÓN"