Si se aplaza el Maratón de Barcelona, ¿por qué no los partidos de fútbol en el Camp Nou?

¿Qué criterio siguen las autoridades para suspender o aplazar los eventos?

El Zurich Maratón de Barcelona se celebrará el 25 de octubre
El Zurich Maratón de Barcelona se celebrará el 25 de octubre

El Ayuntamiento de la ciudad condal ha acordado posponer el Zurich Maratón de Barcelona “para seguir trabajando en la contención del Coronavirus, siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias y la Organización Mundial de la Salud (OMS), en lo que se refiere a grandes acontecimientos". Cerca de 20.000 corredores que habían preparado durante meses su cita con Filípides se quedan con la miel en los labios y ahora tienen que valorar si quieren y/o pueden participar en la nueva fecha establecida, el 25 de octubre.

Vaya por delante que no voy a opinar sobre la enfermedad en sí, el Coronavirus, que de eso ya se encargan, veinticuatro horas al día, decenas de tertulianos y ‘cuñados’ sin formación alguna que se atreven a pontificar acerca de un tema que debería permanecer estrictamente reservado a las autoridades sanitarias y a los médicos expertos en la materia. Yo solo pretendo lanzar al aire una pregunta: ¿Por qué se aplaza este maratón y no el partido de esta tarde a las 18:30 horas entre el Barcelona y la Real Sociedad?

¿Por qué se aplaza este maratón y no el partido de esta tarde a las 18:30 horas entre el Barcelona y la Real Sociedad?

En las 26 primeras jornadas de LaLiga Santander, la afluencia media de espectadores por partido al Camp Nou es de 72.121. Es obvio que el F.C. Barcelona es un reclamo para los turistas y que presenciar un partido de uno de los mejores equipos del mundo forma parte, para muchos, de la experiencia turística perfecta.

Si hablamos del museo del Barça, bajo la marca Camp Nou Experience, donde los aficionados pueden pisar el césped o disfrutar de los trofeos de la Champions League o de las fascinantes zonas dedicadas a Johan Cruyff o Leo Messi, las cifras se disparan. Con una facturación cercana a los 60 millones de euros y cerca de dos millones de visitantes anuales, la gran mayoría extranjeros, ¿podemos hablar de que este espacio es menos propenso al contagio del Coronavirus que la feria del corredor o el recorrido del Maratón de Barcelona?

Pero no hace falta recurrir al fútbol para encontrar lugares de riesgo, cerrados y con grandes aglomeraciones, como las instalaciones del metro, las discotecas o los museos más importantes de la ciudad. El Área de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona aportó unos datos muy interesantes acerca del número de visitantes que disfrutaron de los museos y centros de exposiciones que controla el Institut de Cultura de Barcelona (ICUB). En 2019 la cifra, por suerte para el mundo de la cultura, fue de 4.824.376 personas, un 5,3% mayor que en 2018.

Solo el Born Centre de Cultura i Memòria alcanzó 1.170.255 visitantes (un 7,7% más que en 2018), mientras que el Museo Picasso llegó a 1.091.027 (un 10,3% más que el año precedente). Un escalón por debajo, pero con un tremendo éxito, se situaron el Castillo de Montjuïc (885.834) y el Muhba (862.606).

¿Por qué unos sí y otros no? Entiendo perfectamente la preocupación de las autoridades sanitarias y su deseo de contener el Coronavirus, pero… ¿qué criterio es el que siguen las autoridades con capacidad de decisión para aplazar un maratón y no un partido de fútbol en uno de los templos del balompié? ¿No visitan miles de chinos, japoneses e italianos los diferentes museos de Barcelona?

Los ciudadanos nos merecemos unas explicaciones más precisas. Mientras tanto, es lógico que haya personas que piensen que, presuntamente, hay una serie de intereses comerciales que influyen en las decisiones que se están adoptando.

Quiero mostrar todo mi apoyo y solidaridad con la organización del Zurich Maratón de Barcelona y con los corredores que se habían inscrito en la prueba. Deseo que en octubre este evento pueda celebrar la mejor edición de su historia.