6 alimentos probióticos que aumentan tus defensas

Los probióticos pueden ayudar a fortalecer tu sistema inmunológico e ingerirlos de los propios alimentos que los contienen es mucho más beneficios que hacerlo a través de los suplementos. Anótalos en la lista de tu próxima compra.

Julia Niño

6 alimentos probióticos que aumentan tus defensas | soycorredor.es
6 alimentos probióticos que aumentan tus defensas | soycorredor.es

Si bien es cierto que ciertos tipos de microorganismos pueden causar estragos en tu sistema inmunológico , los probióticos pueden ayudar a fortalecerlo, pueden ayudar a tu cuerpo a combatir las bacterias que causan enfermedades y prevenir infecciones.

Pero antes de nada, ¿qué son exactamente los probióticos? Son bacterias "buenas" vivas que viven en el intestino evitando que las bacterias dañinas dominen su sistema y generen problemas como inflamación o infección .

Podemos encontrar fundamentalmente los probióticos en alimentos lácteos y fermentados.

Kéfir

El kéfir es el rey de los probióticos, contiene Lactobacillus , un tipo de bacteria que previene y trata la diarrea, y Bifidobacteria , que puede ayudar a aliviar la diarrea y el estreñimiento.

Además, debido a que el kéfir se fermenta, los azúcares son absorbidos por las bacterias activas por lo que está libre de lactosa hasta en un 99 por ciento. Las personas que no pueden tomar leche o yogur por ser intolerantes a la lactosa, pueden tolerar el kéfir.

También es una excelente fuente de calcio, aporta 316 miligramos por taza y contiene una gran cantidad de protéina, 9 gramos por taza.

Yogur griego

Como el kéfir, el yogur griego contiene muchos probióticos además de 20 gramos de proteínas por porción de 200 gramos.

También tiene un alto contenido de riboflavina, una vitamina B que ayuda a mantener saludables a nuestras células, y minerales como el calcio y el potasio para formar huesos fuertes y mantener sanos nuestros riñones además de ayudar a un buen funcionamiento del corazón.

Es un alimento más versátil de lo que crees puedes tomarlo en dulce para el desayuno con cereales y fruta o, en salado, como base para salsas y cremas.

Pepinillos encurtidos

Los pepinillos encurtidos también son una excelente fuente de probióticos.

Un pepinillo de los grandes nos aporta 2 gramos de fibra y 31 miligramos de potasio, además de una gran cantidad de sodio,1,600 miligramos, por lo que no te pases con su ingesta.

Miso

El miso, o pasta de soja fermentada, es otra fuente de probióticos, y a diferencia de la mayoría de las fuentes de proteínas vegetarianas (como el guisante y el cáñamo), la soja es una proteína completa, es decir, contiene los nueve aminoácidos esenciales que tu cuerpo necesita.

Cada cucharada de miso también contiene aproximadamente 2 gramos de proteína, junto con aproximadamente 634 miligramos de sodio.

Antes casi que solo lo tomábamos en los restaurantes asiáticos, hoy lo venden muchos herbolarios y hasta supermercados y puedes hacerte tu propia sopa o salsa en casa.

Kombucha

Esta bebida gaseosa ha ganado una gran fama gracias a su alto contenido probiótico, en gran parte. Tradicionalmente, la kombucha se hace con té negro y se endulza con azúcar; después de eso, las "bacterias iniciadoras" se agregan en forma de scoby, una balsa de de gelatina que se encuentra en la parte superior del té para estimular el proceso de fermentación.

Pero el té negro no necesita fermentarse para mejorar tu salud: las hojas de té son naturalmente ricas en antioxidantes como la vitamina C y B2, así como los polifenoles.

Puedes hacer tu propia kombucha, pero probablemente sea mejor que la compres en el supermercado. La kombucha casera también tiene el potencial de albergar algunas bacterias malas.

Kimchi

Hecho de repollo, pimientos rojos, cebollas y rábanos, es un must casi en cualquier carta de los restaurantes de moda.

Contiene bacterias Lactococcus y Streptococcus. También es una buena fuente de otros nutrientes, incluido el betacaroteno, la vitamina C y la fibra