¡Al turrón!

Date un capricho en esta época tan propicia y prepara tu propio turrón. Calorías que quemarás después corriendo tu San Silvestre favorita.

¡Al turrón!
¡Al turrón!

El turrón goza de gran aceptación en época navideña no sólo por su sabor, sino también porque proporciona calorías indispensables para que nuestro organismo mantenga su temperatura. ¡Olvida las inclemencias del clima y endulza tu paladar!

Debido a las bajas temperaturas que caracterizan al invierno y a la gran cantidad de celebraciones que se llevan a cabo al aire libre, muchos platos de esta temporada tienen contenido calórico mayor que los de otras épocas del año, a fin de que nuestro organismo cuente con nutrientes necesarios para generar calor y compensar el frío.

Este es el caso del turrón, aunque mucha gente exagera en la cantidad o frecuencia con que lo ingiere, además de que abusa en las cenas que suelen celebrarse durante Navidad o Año Nuevo; lo cierto es que este típico dulce de invierno no tiene por qué representar un problema para el peso corporal si se moderan las raciones.

El secreto del turrón parece descansar en la sencillez de su receta, una mezcla cocida de miel, azúcar, clara de huevo y almendras.

Cabe mencionar que desde hace algunos años han aparecido en el mercado turrones "light" o ligeros, que algunas personas toman como licencia para comer cuanto se quiera sin engordar, sin saber que incluso en estos alimentos se debe limitar la cantidad del producto.

Así, aunque es cierto que los alimentos light tienen menos del 30% del valor energético con respecto al producto de referencia, en el caso de los turrones "sin azúcar" no siempre ocurre esto, ya que si bien no tienen sacarosa, que es un carbohidrato responsable de gran número de calorías, su elaboración incluye otras sustancias que buscan igualar el sabor del dulce original, como fructosa o lactosa, los cuales cuentan prácticamente con el mismo valor calórico.

Finalmente, la mayor precaución en el consumo de estos dulces debe ser tomada por las personas con diabetes, quienes podrán incluirlos sólo después de consultar a su médico y reestructurar su dieta.

¡Al turrón!

¡Al turrón!

PREPARA TU PROPIO TURRÓN DE ALICANTE

INGREDIENTES:

  • 750 gramos de miel de abeja.
  • 500 gramos de azúcar.
  • 1 kilo de almendras enteras, peladas y tostadas.
  • Ralladura de 1 limón.
  • 2 claras de huevo.
  • Margarina o mantequilla al gusto.

PREPARACIÓN:

  • Se coloca la miel en un cazo a fuego lento hasta que el agua que pueda contener se haya evaporado; luego se añade el azúcar y se mezcla bien hasta que quede incorporada.
  • En tanto, las claras se baten hasta que alcanzan el punto de nieve o "de turrón" (esto se comprueba cuando se ladea el recipiente y "la espuma" no cae ni se resbala); a continuación, se mezclan con la miel y azúcar, que continúan cociéndose a fuego lento mientras se revuelve ligeramente con una palita de madera hasta alcanzar consistencia espesa.
  • Ya espesa la mezcla se retira del fuego y se añade la ralladura del limón y las almendras; una vez incorporadas, la pasta se vierte en un molde rectangular engrasado con mantequilla o margarina. Se deja enfriar y está listo para consumirse.