Cómo hacer pan en casa paso a paso

El pan es un bocado básico en nuestra alimentación. Para hacerlo en casa, solo necesitarás cuatro ingredientes: agua, levadura, harina y sal
Noelia Hontoria -
Cómo hacer pan en casa paso a paso
El pan casero puede estar libre de aditivos, una de sus ventajas

El pan forma parte de la dieta diaria de millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, hacer el pan en casa es una tendencia que ha ganado multitud de adeptos en los últimos años. ¿El motivo? Asegurar una composición lo más natural posible y la ausencia de aditivos. Además, a pesar de lo que pueda parecer, es una receta muy sencilla y asequible. ¿Estás preparado para ponerte el delantal?

Receta para hacer pan casero

Para hacer pan casero tan solo necesitarás cuatro ingredientes: 500 gramos de harina de fuerza, 300 gramos de agua templada, 10 gramos de levadura fresca y 10 gramos de sal.

En primer lugar, debes poner el agua en un bol y añadir la levadura. Remueve enérgicamente para que se integren ambos ingredientes y que la levadura se deshaga. Después, déjalo reposar un cuarto de hora. En otro bol, ve preparando la mezcla de la harina con la sal, a la que luego incorporarás el agua con la levadura.

Para ello, lo mejor es que hagas un agujero en el centro de la harina y añadas el líquido poco a poco. Con las manos, ve mezclando todo haciendo giros en el sentido de las agujas del reloj, hasta crear una masa homogénea. En este punto, es posible que la mezcla se vuelva algo pegajosa, por lo que tienes que trabajar con las manos de forma rápida para evitar que se fije tanto a las paredes del bol como a tus dedos. El resultado debe ser una masa consistente, fácil de moldear y un poco pegajosa. Añade más harina o agua si crees que lo necesita para adquirir la texturada adecuada.

 Cómo hacer pan en casa paso a paso

El proceso de amasar es mejor hacerlo con las manos

Cuando tengas una bola formada, espolvorea un poco de harina en una superficie lisa. Extiende la masa y estírala. Juega con ella, estirándola y doblándola durante varios minutos, para que quede esponjosa. Finalmente, haz una bola y métela dentro de un bol seco, con unas gotas de aceite de oliva en sus paredes y tapado (puede ser con film transparente, preferiblemente, o un trapo, lo importante es que no le dé el aire). Déjalo fermentar durante una hora, hasta que la masa haya crecido en torno al doble de su tamaño.

Ahora, amásala hasta darle la forma deseada y déjala reposar otros 30 minutos. Precalienta el horno en los últimos 10 minutos. Pasado el tiempo de reposo, haz unos cortecitos en la parte superior del pan (los que quieras y en la dirección que quieras) y mete el pan en el horno a 250ºC los quince primeros minutos y a 200ºC los quince siguientes.

Finalmente, abre el horno y pincha la masa con un palillo. Si la corteza está un poco dura y el interior está seco (lo comprobarás a través del palillo), significa que tu pan ya está listo. Eso sí, déjalo enfriar antes de hincarle el diente.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar
Te recomendamos

Así son las Spire 3 de 361º, unas zapatillas que aportan máximo confort y con una gra...

Las Super Cross y las Storm Viper tendrán edición especial para los 20 kilómetros de ...

La Vongo v4 es, posiblemente, zapatilla de estabilidad más completa que existe...

Un GPS muy compacto para no perderse mientras disfrutas de tu deporte favorito....

Conoce la zapatilla que se adapta a la ciudad como ninguna otra....

Perfecta adaptación, firme y rápida para hacer los kilómetros que quieras es el resul...