¿Es bueno comer ajo crudo?

El ajo es conocido popularmente como uno de los mejores antibióticos naturales, pero para no perder sus propiedades ¿es necesario comerlo crudo?
Julia Niño -
¿Es bueno comer ajo crudo?
Si lo tomas en ayunas, puedes conseguir una mayor efectividad.

El ajo es un alimento con valores nutricionales muy beneficiosos y grandes propiedades antibióticas.

Unos 28 gramos contienen un 23% de manganeso, un 17% de vitamina B6, un 15% de vitamina C, un 6% de selenio y unos 0,6 gramos de fibra, además de considerables cantidades de calcio, cobre, potasio, fósforo, hierro y vitamina V1.De hecho, se considera que tiene rastros de prácticamente todo lo que se necesita para subsistir, aunque en cantidades ínfimas.

Y sin apenas calorías, sólo 42, además de 1,8 gramos de proteínas y 9 de hidratos de carbono.

Ajo crudo y en ayunas: ¿la fórmula perfecta?

Si te han recomendado comer ajo crudo en ayunas como remedio debes saber que, salvo raras excepciones, no te hará ningún mal; pero tampoco es seguro que te vaya a librar de tus dolencias o impedir que te pongas enfermo.

La clave está en que al cocinarlo pierde hasta el 90% de sus propiedades, cuando alcanza una temperatura superior a 45 grados muchas de ellas desaparecen como por arte de magia. Es cierto que se trata de un alimento algo complicado de comer en crudo por el fuerte sabor y el característico aroma que deja en la boca. Pero, al parecer, merece la pena el “esfuerzo”.

Además, algunos estudios, como el realizado por la Universitat de les Illes Balears, han concluido que tomar ajo en ayunas potencia sus beneficios, especialmente los relacionados con la reducción de la hipertensión. Pero, ¿qué otras cualidades le acompañan?

¡Ojo! No sirve de mucho si se traga entero.

Lo correcto es machacarlo o cortarlo en finas láminas. Esto es debido a que sus principales virtudes terapéuticas provienen de la alicina, un componente que no está en el ajo, sino que sólo se libera cuando la aliína, un aminoácido azufrado que si está presente en él, entra en contacto con el oxígeno.

Publicidad

Beneficios del ajo crudo

  • Potente antibiótico

La actividad antibacteriana del ajo se debe a la alicina y se considera que el científico francés Louis Pasteur fue el primero en achacarle esa propiedad en 1858.

Más recientemente algunos estudios afirman que puede ser efectivo contra numerosas bacterias, entre ellas la salmonela y la escherichia-coli. Se ha estudiado también los efectos positivos para la flora microbiana de la placa dental.

  • Reduce la presión sanguínea

El sulfuro que contiene estimula la producción de ácido nítrico en las venas, lo que relaja y mejora su elasticidad y permite una mejor circulación de la sangre.

Las dosis elevadas de ajo mejoran la presión sanguínea de aquellas personas que padecen hipertensión. Pero cuidado, nunca debe tomarse como sustituto de ningún fármaco en caso de sufrir de tensión alta.

  • Disminuye el colesterol

En la mayoría de estudios que han dado como resultado la reducción del colesterol, había que consumir entre medio y un gramo al día, pero el descenso no era en ningún caso muy significativo, afectaba al colesterol total y LDL, sobre todo en aquellas personas con colesterol alto. Por el contrario, no se observan cambios en los niveles de colesterol HDL y triglicéridos.

  • Buen antioxidante

La oxidación causada por los radicales libres contribuye al proceso de envejecimiento. El ajo contiene antioxidantes que sostienen los mecanismos de protección del cuerpo contra la oxidación.

Los efectos combinados de reducción de colesterol y presión sanguínea, así como las propiedades antioxidantes, pueden ayudar a prevenir enfermedades cerebrales como el Alzheimer y la demencia.

  • Refuerza el sistema inmunológico

Asegura el mantenimiento de las defensas y contribuye a alejarte de gripes, resfriados y otras infecciones de tipo respiratorio.

  • ** Alivia el estrés**

Por último, el ajo crudo también se relaciona con la producción de serotonina, conocida como una de las "hormonas de la felicidad" y responsable de aliviar el estrés y la ansiedad.

Publicidad

Efectos secundarios del ajo crudo

Sin embargo, ningún alimento es milagroso. Ten en cuenta que el ajo se consume en pequeñas cantidades y que el estilo de vida que sigues el resto del día también influye mucho en tu estado de salud.

Tomar ajo crudo y en ayunas puede provocar halitosis, acidez estomacal, ardores o interacción con algunos medicamentos, por ejemplo, los anticoagulantes, sobre todo si recurres a él en exceso.

Por lo general, el ajo es seguro, aunque debes vigilar tus síntomas. Si notas alguno de los signos mencionados anteriormente, puedes tratar de sustituir el ajo crudo, que puede ser demasiado fuerte para algunas personas, por perlas de ajo o productos similares, más suaves y con las mismas propiedades para la salud. Además de consultar con un profesional para asegurar sus efectos.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Aprendamos a tratar y prevenir las lesiones del ligamento cruzado anterior, una de la...

La condropatía rotuliana es una patología recurrente en el mundo del running....

La nueva colección de Salomon se adapta a tus necesidades...

La Noosa es el modelo más famoso del triatlón ...

New Balance actualiza su tecnología para que sea más ligera y con más rebote....

El pulsómetro Suunto 5 reaparece con nuevos colores para adaptarse a todos los gustos...