Disfruta del deporte sin roces ni irritaciones

Una de las afecciones más habituales entre los aficionados a la práctica deportiva son las irritaciones y rozaduras. Estas se producen por la fricción constante y repetitiva de nuestra piel con la propia piel, con la ropa o el sudor.
Corredor -
Disfruta del deporte sin roces ni irritaciones
Las ampollas son habituales entre los corredores | iStock

Cuando pensamos en los trastornos que entorpecen la práctica deportiva solemos centrarnos en los músculos o en las articulaciones, pocas veces nos detenemos a considerar el importante papel que desempeña la piel. El colegio Americano de Medicina del Deporte ha estimado que el 21% de las consultas médicas de los deportistas hace referencia a problemas dermatológicos.

Una de las lesiones más habituales entre corredores que cubren medias o largas distancias son las ampollas y rozaduras. Estas aparecen generalmente debido a la fricción constante y repetitiva con la ropa, con la propia piel, sobre todo en las áreas de los pliegues cutáneos, como la cara interna de los muslos, las ingles, las axilas o los pechos, o por un traumatismo. Las rozaduras deportivas pueden manifestarse de diferentes formas, como abrasiones, erosiones, ampollas, callos o uñas encarnadas. Otras están particularmente vinculadas a actividades físicas concretas como, por ejemplo, el pezón del corredor. En todo caso, se trata de lesiones cutáneas que si no se previenen o no se tratan adecuadamente pueden convertirse en un verdadero suplicio para quien las padece.

A veces ni siquiera es necesario practicar deporte para ser víctima de ellas. Actividades tan cotidianas como caminar pueden ocasionarlas. El calor hace que sudemos más, la piel se reblandece y es más vulnerable. Por ejemplo, en algunas personas, el simple hecho de llevar una falda o pantalón cortos propicia que la piel de los muslos friccione entre sí causando irritaciones. Una forma agradable de proteger tu piel Sportsalil, la gama de Laboratorios Viñas especializada en salud deportiva, cuenta con un producto desarrollado para proteger la piel de las irritaciones provocadas por el roce con la ropa, la propia piel y el sudor.

Sportsalil Anti-rozaduras es un gel que forma una agradable película sobre la piel y la protege. Para logar un óptimo resultado solo es necesario aplicar una pequeña cantidad de gel antes de practicar deporte –puede usarse diariamente- en las zonas susceptibles de sufrir rozaduras e irritaciones como ingles, pezones, axilas, cara interna de los muslos o cuello, y realizar un suave masaje hasta conseguir una buena absorción. Al ser un gel de textura no grasa, esta se consigue fácilmente. Otras características del producto, como su resistencia al agua, a la humedad y al sudor, lo convierten en un aliado perfecto para ponernos en marcha. Además, está libre de perfume y ha sido testado dermatológicamente.

Publicidad

Que nada te amargue el momento

El disfrute de una buena carrera o una larga caminata pueden convertirse en una tortura si aparecen las temidas rozaduras. Para evitar que eso ocurra:

  • Hidrata tu piel a diario. Una piel bien hidratada está más protegida frente a rozaduras. Al aplicar la crema insiste en aquellas zonas más vulnerables.
  • Corta las uñas de los pies bien rectas. De esta forma evitarás que se claven en la dermis, inflamando y enrojeciendo la piel de alrededor, provocando lo que se conoce como uñas encarnadas.
  • Usa un calzado deportivo adecuado, que se ajuste correctamente a tu pie. Igualmente, hay que usar calcetines absorbentes y polvos de talco astringentes. Otra estrategia es utilizar calcetines distintos, uno encima del otro, para evitar la fricción o bien de tejido acrílico y específicos para la práctica de ejercicio físico.
  • Utiliza ropa técnica, diseñada para transpirar el sudor. Lo ideal es que las prendas se adapten al cuerpo –ni muy holgadas ni excesivamente ajustadas-, y que no tengan costuras, que sean termoselladas.
  • Coloca almohadillas de fieltro en las zonas expuestas a un trauma o rozamiento repetitivo, así evitarás la aparición de callosidades. El uso de almohadillas de fieltro en la práctica deportiva también puede ayudar a prevenir el talón negro, una afección dermatológica que consiste en la aparición de pequeñas manchas oscuras, causadas por microhemorragias en el talón o en la zona carnosa de los dedos.
  • Aplica crema anti-rozaduras antes de iniciar el ejercicio. Es importante que sea un producto resistente al agua, la humedad y el sudor, pero que al mismo tiempo deje que la piel transpire, como es el caso de Sportsalil Anti-rozaduras.
  • Si eres un/una atleta o corredor de largas distancias, puedes padecer el pezón del corredor, una afección dermatológica que se produce por el roce continuo con camisetas o sujetadores de materiales ásperos. Como medida preventiva es aconsejable apostar por prendas blandas semisintéticas o de algodón. También es útil cubrir la zona con apósitos.
Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La adidas Ultraboost 20 será la que le acompañará en los entrenamientos más duros....

La solución la tienen las prendas X-Bionic Twyce 4.0 y EFFEKTOR 4.0...

Aprendamos a tratar y prevenir las lesiones del ligamento cruzado anterior, una de la...

Es el aire que respiramos (y en el que entrenamos). Si te preocupa el medio ambiente,...

Saucony estrena tecnología de amortiguación con la Triumph ...

Asics rehace la Nimbus para que todo sea más suave y lujoso....