La pata de ganso

La lesión conocida como pata de ganso comienza con un hormigueo en la zona de la rodilla.
Equipo C -
La pata de ganso
Lesiones en el running: la pata de ganso

Al principio pareciera no tener importancia: un hormigueo y una ligera quemazón en la parte interna de la rodilla al dar grandes zancadas.** Pero el dolor puede acentuarse y acabar por no dejarnos correr.** Es en esa zona, la parte interior de la rodilla, donde se forman tendones cubriendo parte de la cara superior e interna de la tibia, lo que se conoce como pata de ganso.

PATA DE GANSO

En él intervienen tres partes: el semitendinoso (músculo flexor de rodilla y extensor de cadera), el recto interno (músculo adductor que va desde el pubis a la tibia y actúa sobre la cadera y la rodilla) y el músculo sartorio (permite flexionar la rodilla y separar y rotar externamente la cadera).

SÍNTOMAS

Quemazón en la parte interna de la rodilla con incremento progresivo del dolor.

PREVENCIÓN

Suele estar provocado por sobrecargas, que se producen al incrementar de manera repentina los entrenamientos, cambiar de zapatillas o el terreno en el que se corre. Calentar correctamente antes de correr y revisar la técnica de carrera si la lesión se repite varias temporadas puede salvar males mayores.

TRATAMIENTO

Para tratar esta lesión, es fundamental conocer el origen de la inflamación del tendón y, a partir de ahí, aplicar los masajes y estiramientos pertinentes. En unas semanas las molestias deberían desaparecer.

¿CÓMO SE TRATA LA PATA DE GANSO?

El masaje sobre el músculo afectado ha de darse con fricciones superfi ciales y profundas, seguido de amasamientos palmodigitales en la propia masa muscular y de amasamientos pulgares en la zona de inserción. En segundo lugar, conviene desfi brosar aquellas zonas de fi jación tendinosa cercanas a la inserción tibial. Para ello se aconsejan las técnicas de Moneyron y Cyriax hasta conseguir deslizar limpiamente un pliegue rodado por dicha área. Por último, es aconsejable realizar durante varios días estiramientos analíticos de los músculos implicados en la lesión.

¿CÓMO SE REALIZA EL VENDAJE PARA TRATAR LA PATA DE GANSO?

Antes de pasar al vendaje, conviene aplicar frío con bolsas de gel, aunque puede servir cualquier bolsa de cubitos de hielo casera… o incluso una de congelados, que puede prolongarse hasta media hora. A la hora de realizar el vendaje (taping) conviene utilizar cintas (tapes) profesionales, que se adhieren mejor y son hipoalérgicas. Las cintas nunca deben cortar la circulación, para lo que se recomienda la posición en teja con una misma tira sin cerrar por completo. La inserción de los tres tendones ha de estar sujeta de manera firme, debajo de la rótula y en la cara interna del muslo, así como en la zona muscular más afectada.

¿CÓMO SE PUEDE AGILIZAR LA RECUPERACIÓN?

La recuperación de cualquier tendinitis exige descontracturar el músculo o músculos afectados, desinfl amar el tendón y encontrar el origen de la lesión. En la pata de ganso confl uyen varios músculos, por lo que habremos de tratarla en función de la zona que esté afectada. Sin embargo, la pauta general es descanso activo, es decir, entrenamiento suave e indoloro y utilizar una rodillera o vendaje funcional. En estos casos es preferible seguir un entrenamiento que acortar la recuperación natural de la lesión.

¿ES RECOMENDABLE UTILIZAR RODILLERAS Y ANTIINFLAMATORIOS?

Dependerá de cada caso, pero si se trata de una dolencia crónica y la zona se infl ama con el ejercicio intenso puede provocar inestabilidad rotuliana. En tal caso, es recomendable el uso de la rodillera con rótula libre en las carreras o entrenamientos fuertes y aplicar hielo una vez termines. También es bueno potenciar los cuádriceps con ejercicios isométricos. Los antiinfl amatorios no son muy convenientes, a menos que no funcionen las pautas indicadas.

¿QUÉ ESTIRAMIENTOS DEBO HACER?

Lo primero es no estirar de pie ni a la pata coja: esta postura acarrea un desequilibrio pélvico que lesiona estos músculos. Lo más adecuado es estirar en el suelo. Para estirar el semitendinoso, la pierna estirada se sitúa entre los brazos, con el pie hacia delante y ligeramente hacia fuera y nos inclinamos suavemente hacia delante. La posición ha de mantenerse unos diez o quince segundos. Es un error tratar de tocar el pie como las bailarinas.

Para estirar el sartorio, extendemos la rodilla, abriendo el pie apoyado en el suelo y volcando el cuerpo como si fuera un isquiotibial. Respecto al plano frontal, la pierna estará cruzada en oblicuo respecto al eje del cuerpo; desde ahí buscaremos la tensión a lo largo de la cara anterior del muslo. Para estirar correctamente el recto interno hay que tener en cuenta su condición de adductor y realizar en el suelo la posición controlada de mariposa con pies casi juntos y fl exión de rodillas en un ángulo abierto.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Aprendamos a tratar y prevenir las lesiones del ligamento cruzado anterior, una de la...

La condropatía rotuliana es una patología recurrente en el mundo del running....

La nueva colección de Salomon se adapta a tus necesidades...

La Noosa es el modelo más famoso del triatlón ...

New Balance actualiza su tecnología para que sea más ligera y con más rebote....

El pulsómetro Suunto 5 reaparece con nuevos colores para adaptarse a todos los gustos...