Los efectos negativos de no descansar correctamente

No descansar correctamente puede conducir a estados depresivos o incluso obesidad, entre otras consecuencias físicas y mentales
Noelia Hontoria -
Los efectos negativos de no descansar correctamente
La falta de concentración es un signo claro de no descansar correctamente

Le robas horas al sueño sin saber que también le estás robando calidad a tu salud. No descansar correctamente tiene consecuencias muy negativas para el organismo a medio plazo y puede abarcar desde problemas cardiovasculares hasta depresión o mal rendimiento intelectual.

Seguir unos hábitos de vida saludables, evitar el estrés, cenar ligero y no hacer ejercicio justo antes de irse a la cama son algunas de las pautas para lograr un mejor descanso, tanto en cantidad como en calidad.

¿Qué le pasa a tu cuerpo tras no descansar correctamente?

Si tienes falta de sueño durante unos días de manera aislada, no pasa nada. Solo te notarás más cansado, pero esto no va a suponer un cambio sustancial en tu salud si después retomas una rutina adecuada. Sin embargo, si mantienes este estilo de vida durante más tiempo, lamentamos decirte que tu salud se puede ver resentida.

Uno de los primeros efectos perjudica directamente a la concentración. Un mal descanso puede empeorar tus funciones cognitivas, así como el rendimiento académico, la memoria o la capacidad para centrarse en algunas tareas. Y es que el cerebro también necesita cierto reposo, pues siempre trabaja a pleno gas.

Los efectos negativos de no descansar correctamente

Si siempre estás cansado puede ser que no estás descansando correctamente

Otra consecuencia negativa de no descansar correctamente afecta a tu estado de ánimo. Las personas que duermen poco y mal tienen más predisposición a sufrir ansiedad o depresión, irritabilidad, labilidad emocional o una bajada del autoestima.

Lamentablemente, el cuerpo suele acostumbrarse a dormir poco, aunque esto deteriore su estado de salud. Además, esa falta de sueño puede terminar provocando insomnio a largo plazo. Un trastorno muy frecuente condicionado, en muchos casos, por una mala rutina de descanso. Como es lógico, las personas que padecen este problema se sienten extenuadas, tanto a nivel físico como mental, algo que afecta finalmente a la calidad de vida del individuo.

Por último, si no descansas adecuadamente también aumentas el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y obesidad derivada de una ralentización del metabolismo, el encargado de proporcionar energía al organismo para realizar las funciones básicas.

Cómo recuperar buenos hábitos de sueño

Lo primero es identificar la causa que hay detrás de esa falta de descanso. Si es por un horario laboral que te obliga a trabajar en turno de noche o a madrugar demasiado, no puedes hacer otra cosa que tratar de adaptar tu reloj biológico a dicho horario. Intenta irte a dormir antes y aprovechar al máximo las horas de sueño.

Si simplemente no consigues dormir bien a pesar de los esfuerzos, puedes empezar a seguir unos hábitos de vida saludables. Intenta no tomar cafeína a partir de las cinco de la tarde, cenar ligero, no hacer deporte en las últimas horas del día, utilizar la cama y el dormitorio solo para dormir y hacer ejercicios de relajación mental para ahuyentar el estrés. Un baño de agua caliente o una cena basada en alimentos ricos en triptófano también pueden ayudar.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Aprendamos a tratar y prevenir las lesiones del ligamento cruzado anterior, una de la...

La condropatía rotuliana es una patología recurrente en el mundo del running....

La nueva colección de Salomon se adapta a tus necesidades...

La Noosa es el modelo más famoso del triatlón ...

New Balance actualiza su tecnología para que sea más ligera y con más rebote....

El pulsómetro Suunto 5 reaparece con nuevos colores para adaptarse a todos los gustos...