¿Por qué no puedo parar de tirarme pedos mientras corro?

¿Por qué las flatulencias no paran? Una pregunta incómoda que muchos corredores nos hacemos pero que en ocasiones no hacemos pública.
Corredor -
¿Por qué no puedo parar de tirarme pedos mientras corro?
¿Por qué no puedo parar de tirarme pedos mientras corro? | iStock

Todos los corredores hemos sufrido este problema alguna vez. Vas corriendo y los gases de la barriga quieren salir a toda costa pero tú, por vergüenza al no tener suficiente confianza con tus compañeros de rodaje, evitas tirarte pedos. De esta forma comienzas a sentir un malestar en la barriga que te arruina tu mañana de running. Y te las clásica pregunta... ¿Por qué no puedo parar de tirarme pedos mientras corro?

Según los expertos, son varias las causas que hacen que correr provoque flatulencia. En primer lugar deberíamos hablar de la respiración pesada, pues el exceso de aire queda atrapado en el tracto digestivo y sólo puede liberarse por el ano. El segundo motivo es que la sudoración tiende a acelerar la digestión.

El ejercicio aeróbico ayuda a mover más rápido la comida a través del proceso digestivo, estimulando la liberación de gases acumulados en el intestino. Por desgracia, el ejercicio anaeróbico (o sea, el de fuerza) no es mucho mejor. Cuando entrenas apretando los músculos del centro abdominal, también aprietas el colon, expulsándose el aire afuera.

Intentar aguantarte puede producir hinchazón, distensión abdominal y calambres.

Aunque no puedas eliminar totalmente el riesgo de tirarte uno mientras corres en grupo, puedes hacer algunas cosas para intentar evitarlo. No tomes antes de correr alimentos que produzcan gases, como el trigo, maíz, patatas, o verduras como el brócoli, repollo, lentejas y coliflor. Igualmente, evita el agua con gas. Durante tus tiradas, céntrate en tu respiración e intenta inspirar por la nariz y expirar por la boca.

Así cogerás menos aire, por lo que la 'trompeta' tendrá menos fuerza para sonar. Al final del día, recuerda que ventosearse es simplemente un acto vital; ninguna pista, cinta de correr o sesión de yoga te hará inmune. Y es que tratar de aguantarte puede producir hinchazón, distensión abdominal y calambres.

Por eso, en esta ocasión tendremos que recurrir a todo un experto en este tema, el ogro Shrek. Él lo tenía claro: ¡mejor fuera que dentro!

¿Por qué no puedo parar de tirarme pedos mientras corro?

El ogro Shrek lo tenía claro: ¡mejor fuera que dentro!
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

Suelen ser algo habitual entre los corredores, especialmente en aquellos que realizan entrenamientos o carreras de larga distancia.

Te recomendamos

Si te duele la parte posterior de la rodilla puede que tu problema se llame "tirón de...

La Ultraboost mejora todas sus partes resultando perfecta para hacer kilómetros...

¿Y si la clave para correr mejor estuviera en el ahorro?...

La FuelCell 5280 es la zapatilla a la que New Balance le ha aplicado una placa de fib...

Las Super Cross y las Storm Viper tendrán edición especial para los 20 kilómetros de ...

Perfecta adaptación, firme y rápida para hacer los kilómetros que quieras es el resul...